Inicio Entrevistas -Portada- Zuleyka Rivera

Zuleyka Rivera

EN PORTADA.

Empoderada.

Zuleyka Rivera

entrevista Ricardo Pichardo Viñas fotos Robert Vásquez estilismo Joselo Franjul maquillaje Bryan Santana peluquería Jacqueline Almonte vestuario Ariel Encarnación y Ner-K accesorios BCBGMAXAZRIA agradecimiento Sixto Incháustegui
La ex Miss Universo no se conforma con el éxito alcanzado hasta el momento… ¡quiere más! Está preparada para ello con mayor madurez emocional y profesional, lista para utilizar las herramientas a su favor y seguir forjando una carrera brillante e impecable como nos tiene acostumbrados.
Zuleyka es un encanto de mujer. Su sonrisa amplia y mirada dulce nos hizo entrar en confianza de inmediato para lograr un entrevista sincera, profunda y muy reveladora donde la ex Miss Universo (2006) nos contó interesantes datos de su ascendente trayectoria, desde sus pininos en el mundo del modelaje hasta su éxito más reciente como modelo en el video de la canción Despacito, que al cierre de esta edición tenía más de 2 billones cien mil visitas en la plataforma YouTube, lo que la convierte, literalmente, en la modelo más vista de todo el mundo.
Dicen que llegar a la meta cuesta, pero mantenerse cuesta más; es por eso que Zuleyka no se duerme en sus laureles. Luego de participar en numerosas telenovelas y destacarse en varios roles de villana, entre sus planes está volver a la pantalla chica en otros papeles que la reten y la lleven a mostrar todo lo que tiene para dar en un trabajo tan exigente y demandante como es la actuación. Dice que está más que lista para recibir todo lo bueno que llegará. Tiene madera para ello, está condicionada al éxito. Cree firmemente que todo lo que el ser humano se propone lo puede lograr, si se lo propone y cree en sus sueños… Sin dudas, ella es el mejor ejemplo.
RS: Hurgando en sus redes sociales, pude observar que siempre tuvo la actitud para el modelaje y el mundo del entretenimiento. ¿A qué edad supo que se iba a dedicar a esto?
ZR: (Risas) Desde pequeña caminaba en puntitas toda la casa. Mi padres han sido excelentes, siempre estuvieron pendientes de inscribirme en todo lo que entendían que era bueno para mí. Siempre estuve en equipo de baloncesto, natación, béisbol… lo del modelaje vino después. Mi papá me miraba caminando de puntitas. Él siempre me hace esta historia y es que en la casa habían unos amigos suyos, todos hombres, yo rompí por medio del grupo modelando, tenía unos siete años y luego que les pasé por el centro, los miré a todos y seguí caminando. A raíz de eso, mi padre conversa con mi madre y le dice que entendía que debían inscribirme en una escuela de modelaje. Mi padre me inscribió como a los 9 años, desde aquí comenzó mi trayectoria hasta el día de hoy.
RS: ¿Cómo llega la idea de participar en el Concurso Nacional de Belleza de Puerto Rico y cuál fue el camino que recorrió hasta conquistar esa corona?
ZR: Recuerdo que una de las revistas más importantes a nivel nacional llamada “Imagen” hacía un concurso de chicas adolescentes, donde escogían a una que sería la portada por un mes. Recuerdo que participé con catorce años, entré de inmediato al grupo de las veinte y luego al de las diez, hasta que gané el concurso. Esa fue mi primera portada. Iba a la escuela emocionada con mi revista debajo del hombro, mostrándosela a todos mis amigos. Desde esa vez conocí a un equipo de trabajo muy bonito que siempre se han dedicado a buscar chicas con ciertas cualidades para prepararlas. Inicié mi preparación para Miss Puerto Rico Teen que es un concurso de adolescentes, quedé primera finalista, tenía quince años. Luego de esto seguí modelando, haciendo pasarela, comencé a tener éxito, pero no lo veía como una carrera de la cual vivir. Me inscribí en la universidad a estudiar Comunicación. Y luego llega la oportunidad de participar en Miss Puerto Rico Universe. Como puedes ver, llegar al concurso requirió mucha preparación.
RS: ¿Con cuáles expectativas llegó a Miss Universo? ¿Realmente entendía que era fácil obtener la corona frente a más de 80 mujeres de todo el mundo?
ZR: Llegué con la expectativa de representar toda una nación, una raza, a mi pueblo a mi gente, mis vecinos, la gente donde crecí, que sabían que me apasionaban los concursos de belleza. Para mí era una gran responsabilidad, ya que la anterior concursante había quedado primera finalista, por lo que era quedar igual o ganar. Esa era mi mentalidad, soy una mujer muy competitiva, me preparé como no tienes idea. Me visualicé todo el tiempo, las luces, las cámaras, la gente, la energía, lo que tenía puesto, mi actitud. Pienso que todo ser humano tiene la capacidad de tener todo lo que quiera tener, siempre y cuando lo crea.
RS: ¿Qué se siente estar en ese escenario con millones de personas viendo el concurso a través de la televisión, donde debes hablar bien, caminar sin caerte…, qué significa estar ahí?
ZR: Es un momento de mucha tensión, hay muchos nervios, estaba sudando mucho aun con un aire acondicionado a todo volumen. Lo comparo como cuando tenía mis informes orales en la universidad. Si tu no estudias y te toca pararte frente a un grupo de personas, la inseguridad te va a comer vivo, pero cuando tienes un aval de una preparación grande, tienes las herramientas para zafarte de cualquier situación que pudieras encontrar en el camino, vas con toda la seguridad del mundo.

“Si estás alineado, contento y seguro contigo mismo, nada a tu alrededor te puede afectar.”

 

RS: ¿Cuáles lecciones recuerda que aprendió durante ese año de reinado? ¿Superó sus expectativas?
ZR: Después del nacimiento de mi hijo y de la maravillosa familia que tengo, ese momento y ese año fue para mí de mucho valor y enseñanza. Viajé a más de 25 países y la energía que me llevé de cada país era impresionante. El ser humano siempre debe trabajar por la felicidad, pero para entender la verdadera razón de la vida uno debe expandir su mente, viajar, conocer; hay lugares tan sagrados y maravillosos en el mundo entero que debemos conocer. Por ejemplo, India fue un país que me cambió por completo, el valorar mi vida y las personas que están a mi alrededor. Uno anda por la vida quejándose de todo, por cosas tan simples, como que se me rompieron las gafas, cosas tan banales; la vida hay que apreciarla por lo que es. En India vi un espíritu tan bonito que de verdad quería vivir así, quería tener ese gozo de disfrutar el simple hecho de respirar.
RS: Luego de su año como Miss Universo, participó en varias producciones de telenovelas, en la mayoría de villana. ¿Por qué entiende que le elegían siempre para este papel: era pura coincidencia o se le hacía fácil ser “mala”?
ZR: Comencé a hacer los papales antagónicos, principalmente por mi físico; tengo facciones bastante fuertes, soy una mujer con una personalidad y un carácter dominante. Creo que a la hora de ser entrevistado para ir a un trabajo como este, esas son características que pueden ayudar al desarrollo de un papel como estos. Una vez comienzas a hacer una, ya es tu carta de presentación. Dentro de mis planes está regresar a la actuación, uno de mis retos es salir del papel de villana y ser de todo, ser madre, heroína, cosas que la gente jamás esperaría.
RS: Hablando de “malas”, participó en Puerto Rico en la obra de teatro Malas que reunió en escena a un increíble grupo de mujeres talentosas como Iris Chacón, Charytín Goico, Yolandita Monge, Giselle Blondet, y de hecho, se ha presentado en otros escenarios. ¿Cómo describiría la experiencia de trabajar con actrices consagradas y el gran éxito que tuvo en la obra?
ZR: En Puerto Rico hice tres personajes dentro de la obra. Me gustó mucho, socialmente hay muchos temas que aún son tabú, que la gente no quiere tocar y ocurre todo el tiempo. Me resultó muy bonito reírnos de nosotras y de cosas que hacemos y no nos damos cuenta. La mujer, a través de los años, ha luchado para tener su lugar y su respeto. La mujer latina es muy trabajadora, independiente, todas tenemos ese “chip”. Las que se dedican al mundo del espectáculo tienen que lidiar con muchas situaciones que nos endurecen y nos hacen madurar.
RS: La maternidad también llegó a su vida y hemos visto que su hijo Sebastián es muy despierto y frente a la cámara la pasa muy bien. ¿Cree usted que se inclinará por el mundo del entretenimiento?
ZR: (Risas) Él mismo me dice: “Mamá, grábame” y yo me muero de amor. Es una belleza ver a mi hijo que le gusta lo que es parte de mi trabajo y también el de su papá, ya que le encanta el baloncesto. Nosotros como padres estamos muy orgulloso de que le guste y que sea feliz, nosotros estamos aquí para apoyarlo.
RS: No podemos dejar de hablar del rotundo éxito que ha tenido la canción Despacito de la cual es la modelo principal. Cuéntenos cómo llegó a este trabajo, le contactaron, tuvo que hacer casting, cuéntenos un poquito de esta historia…
ZR: Conozco a Luis Fonsi hace ya mucho tiempo. El año pasado fuimos a Israel a un trabajo, él andaba con su esposa y pasamos muy buen tiempo. En diciembre que fue que grabamos el video, recibo su llamada y lo escuché tan seguro y tan centrado de lo que me estaba planteando, que de inmediato le dije que sí. Le pedí que me enviara la canción, y lo llamé a los cuatro días de haberme enviado la canción, le dije que me fascinó, mi hijo y yo escuchábamos la canción todos los días de camino a la escuela.
RS: ¿Cómo fue la grabación de este video… todo fluyó de manera rápida, tuvieron inconvenientes, cómo fue el proceso?
ZR: Todo fluyó. Lo único que pasó es que bailé todo el día desde as tres de la mañana, hora en que inició el maquillaje, hasta que concluimos el video como a la media noche y adivina que, llegando al hotel me viré el tobillo (risas). Pasé dos semanas con una bota.
RS: ¿Imaginaron ustedes de alguna manera este éxito arrollador? Al día de hoy tiene más de dos billones de visitas en su sitio oficial, por lo que podíamos decir que eres la modelo más vista de todo el mundo, qué significa esto para tu carrera?
ZR: Yo sentía que la canción era un éxito porque me invitaba a escucharla tantas veces… te hace sentir alegre y contento. Carlos Pérez, que para mí es uno de los mejores productores de videos musicales, hizo un excelente trabajo junto a su equipo. Yo no había visto el resultado final hasta una semana antes de que saliera el video. Todo fue divino, espectacular. Tengo un amigo que me dice: “Te has dado cuenta que eres la modelo más vista en YouTube” (risas). En YouTube es uno de los diez videos más visto en la historia de esta plataforma.
RS: Dicen que llegar a la meta cuesta, pero mantenerse cuesta aun más. ¿Qué sigue ahora en carpeta en la vida de Zuleyka?
ZR: (Risas). Llevo once años de carrera y no me canso, ¡quiero más! En esta etapa de mi vida estoy mucho más preparada en cuanto a madurez y conocimiento de la industria. Antes, era a ciegas; ahora sé utilizar las herramientas a mi favor. Siento que estoy preparada para lo mejor que puede venir de Zuleyka.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Nombre completo: Zuleyka Jerrís Rivera Mendoza
Me compran con: amor
No puedo vivir sin: mi hijo
Un perfume: Cerruti 1881
Una ciudad: París
Puerto Rico es: un encanto
A Dios le pido: salud para mi familia y para mí
Admiro a: mi mamá
Al mundo le falta: justicia