Inicio Entrevistas Visionario Xinara Croes, Emiliana Velutini y Wendy Durán

Xinara Croes, Emiliana Velutini y Wendy Durán

VISIONARIO.

Agradecida.

Xinara Croes, Emiliana Velutini y Wendy Durán

texto Patricia Acosta foto Julio César Peña
Las unió uno de los sentimientos más hermosos que puede tener un ser humano: la gratitud. Las ganas de devolverle al mundo lo mucho que les ha dado la vida. Emiliana, Wendy y Xinara son las representantes de la Fundación Grupo Velutini, organización que busca exclusivamente recaudar fondos para realizar trasplantes de riñón a niños con insuficiencia renal crónica.
Juntas, dedicaban gran parte de sus tardes a visitar y ayudar fundaciones, hasta que un día, Emiliana les propuso a sus amigas formar una.
“Decidí que fuera esta la causa de la fundación porque la insuficiencia renal crónica es una de las enfermedades menos comunes tratadas por organizaciones sin fines de lucro en infantes. Además, varios miembros de mi familia sufren de esta deficiencia genética y, lamentablemente, desencadena en un trasplante de riñón, una operación muy costosa”, confiesa Velutini, presidenta de la fundación.
“Siempre me ha gustado la idea de ayudar, ahora el universo me da la oportunidad de poder hacerlo en grande”, afirma Wendy Durán. Coinciden en que enfocarse en niños es darle la oportunidad de vivir a un ser que tiene todo un futuro por delante. Entienden que ellos son los protagonistas y que, además, es una forma de poder asegurar el bienestar de una persona que puede vivir una vida normal.
Tenían una necesidad en común: ayudar, y Macrotech, una empresa farmacéutica dominicana, y el departamento de Nefrología y Trasplantes de Cedimat se unieron a esta iniciativa.
El pasado 8 de marzo, Día Internacional del Riñón, la Fundación Grupo Velutini realizó una alianza con algunos establecimientos tanto del centro comercial BlueMall de Santo Domingo, como Punta Cana, para que, durante el día, un porcentaje de sus ventas fueran destinadas a esta labor social.
“Dejas de quejarte al ver niños de escasos recursos felices, cuando realmente han sufrido tanto”, nos dice Emiliana Velutini. Sus experiencias visitando hospitales las ha marcado y les ha permitido valorar aún más cada día de sus vidas. “Hay que devolver, dar y ser agradecido”, resalta Xinara Croes, quien nos contó que en una ocasión conocieron a un niño que acabado de dializar se encontraba feliz. Mientras ellas sentían mucha tristeza, él sonreía como si nada hubiera pasado.