Inicio Ritmo Personal Espacios Villa d’ Este: Il triunfo del Barroco

Villa d’ Este: Il triunfo del Barroco

Villa d’ Este triunfo del barroco
Villa d' Este: Il triunfo del Barroco

La naturaleza penetra con una amplia y ostentosa revelación de colores verdes que se puede observar desde cualquier balcón.

Este maravilloso lugar tiene el mito de que el jardín tiene oculto al director de la orquesta, no solo la dirige, también mantiene una armonía perfecta, entre el fluido movimiento de cada hoja de los árboles y flores y la delicada caída de cada gota de agua; es muy obvio saber quién es el director.

Villa D’este. Tommaso Di Girolamo

Villa d’ Este es un palacio con el jardín típicamente italiano, con espléndidas fuentes y juegos de agua, que exalta la arquitectura y el arte del país. Lo que se percibe en este monumento es la combinación perfecta que existe entre el paisaje y el cielo.

El paseo desciende hasta el jardín principal, pero se inicia caminando por pequeños senderos, contorneados de una exuberante vegetación de miles de plantas; estar ahí dentro es tener como resultado, paz, una plenitud de satisfacción y alegría. La villa fue restaurada en 1556 por el Cardenal Hipólito II d’ Este. Para su modificación, dejó a su cargo al arquitecto Pirro Ligorio, trabajó de la mano de grandes artistas y artesanos de la época. La puerta principal de la casa posee el escudo de armas del cardenal Carvajal.

Tommaso Di Girolamo

En el vestíbulo se encuentran pinturas de parábolas importantes tomadas de la Biblia, la sala se comunica al siguiente patio, contorneado con pórticos de estilo toscano, inspirado en un jardín que existía en el Convento Franciscano, adaptado a esta espléndida residencia.

DeAgostini

Las cien fuentes son un largo paseo rectilíneo que va desde la Rometta hasta Fuente del Oval; los mármoles están corroídos y con huellas de que llevan muchos años desde su construcción.

El agua de la fuente brota desde tres canales, en tres niveles diferentes, que forman un juego hidráulico. Arriba de las fuentes se encuentran las esculturas de lirios, águilas, naves y obeliscos, emblemáticos para el Cardenal. Las habitaciones del palacio estaban decoradas de las estrellas del manierismo romano.

Dadi Luca

Villa d’Este está incluida en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO. Es reconocida por su impresionante concentración de fuentes, ninfas, grutas, juegos de agua y música. Durante la Primera Guerra Mundial, se convirtió en propiedad del Estado italiano, y durante la década de 1920 fue restaurada y abierta al público.