Inicio Entrevistas -Portada- Shalini Kasliwal: “Mi clienta perfecta es aquella que sabe apreciar las cosas...

Shalini Kasliwal: “Mi clienta perfecta es aquella que sabe apreciar las cosas bellas”.

PORTADA.

img_4470-edit

texto Malú Custer Edwards fotos Javier Mota director creativo/estilismo Franco Lacosta producción Emilia Chmielowska Mary Filipiak vestuario Naeem Khan joyería Sanjay Kasliwal locación Tommy Tune’s penthouse, Zeze Flowers diseño interior Peter Glebo maquillaje y peinado Zarielle Washington
Shalini Kasliwal es un encuentro único de la estética occidental y oriental, criada en Italia, hija de madre italiana y padre hindú, ambos con largas trayectorias en el mundo de las joyas. Shalini es la hija de Sanjay Kasliwal, gran joyero y creador de diseños únicos y extraordinarios que se encuentran en The Gem Palace, cuya casa central en Jaipur ha existido durante más de ocho generaciones, procurando las joyas más exquisitas a los clientes más exigentes; desde emperadores hindúes, hasta princesas y celebridades de Hollywood han gozado de sus creaciones deslumbrantes.
Al conocer a Shalini, no cabe duda que entre todas las joyas creadas para príncipes, reinas y maharajás, Shalini sigue siendo la joya más deslumbrante de la familia Kasliwal. Su sonrisa y energía son tal como el brillo de un profundo zafiro, pero con la calidez del ámbar más melosa.
Cuando comienza a contarme de su padre, de las joyas, de cómo se conocieron sus papás y de la gran herencia en el nombre Kasliwal, sus ojos se engrandecen y queda claro que la pasión por la joyería, la belleza y estética es genética.

“SIEMPRE HE AMADO LAS JOYAS, Y CON EL APOYO DE MI PADRE, ME HE CONVERTIDO EN LA PRIMERA HIJA DE MI FAMILIA EN FORJAR UNA CARRERA EN EL NEGOCIO FAMILIAR. DURANTE SIETE GENERACIONES HA SIDO MANEJADO EXCLUSIVAMENTE POR HOMBRES”.

La nueva aventura de Shalini, ya inmersa en su legado familiar con su nuevo título de CEO, se trata de la apertura del primer showroom al llevar el nombre de su padre, Sanjay Kasliway y la primera sede de The Gem Palace en los Estados Unidos. Ubicada en uno de los mejores sectores de la elegante Madison Avenue en la ciudad de Nueva York, la boutique de Sanjay Kasliwal, parecería estar de toda la vida. El glamour y refinamiento de sus diseños son a otro nivel, los cuales son tan lindos por dentro como por fuera (ya que el revés de cada pulsera, collar o anillo, cada pieza tiene tantos detalles y pequeños lujos por adentro –tocando la piel– como por enfrente (lo que da a la vista… como un coqueteo privado entre joyero y enjoyada). El mundo de los Kasliwal está lleno de sorpresas y belleza.

_mg_4661-edit

RS: Eres abogada de profesión… Como heredera de una dinastía de joyeros, por ambas partes de tu familia, ¿qué fue lo que te dio el ímpetu para estudiar leyes en vez de diseño de joyas?
SHALINI KASLIWAL: “Heredera” tiene una connotación tan pesada… no me siento como “heredera” en lo más mínimo. Eso sí, crecí rodeada del legado de mi familia, tanto la familia de mi madre como la familia de mi padre son joyeros, entonces para mí fue importante poder ver el mundo a través de otro filtro completamente distinto. Admiraba la profesión de abogados y para mí es el antítesis del diseño de joyería; entonces estudiar leyes fue una elección fácil para mí. Estoy feliz que tomé esa decisión, ya que cuando eventualmente volví al legado de mi familia y me convertí en una especie de “hija pródiga”, no tenía ninguna duda sobre lo que quería hacer de ahí en adelante. Siempre he amado las joyas, y con el apoyo de mi padre, me he convertido en la primera hija de mi familia en forjar una carrera en el negocio familiar. Durante siete generaciones ha sido manejado exclusivamente por hombres de mi familia. Ahora estoy involucrada y la joyería se ha convertido en una pasión para mí.
RS: ¿Cómo ha influido en tu crecimiento y en tu perspectiva sobre el diseño, crecer con una mezcla de dos culturas tan ricas y distintas como son la italiana y la hindú?
SHALINI KASLIWAL: Yo fui criada como italiana, mayormente, y culturalmente me siento muy italiana, pero cuando estás expuesta a dos culturas diferentes por tanto tiempo, comienzan a fusionar de manera muy natural. He podido combinar las dos estéticas sin mayor esfuerzo –de la manera en cómo diseño, en cómo me visto, de cualquier manera visual, en realidad– y se convierte en una nueva estética.
RS: Cuéntanos como se conocieron tus papás.
SHALINI KASLIWAL: Bueno, en realidad sus papás se conocían antes que mi papás se conocieran. Mi abuelo italiano viajaba mucho a la India para comprar las piedras que vendía mi abuelo hindú, y en uno de sus viajes trajo a mi mamá para mostrarle la India. Mi papá vio a esta hermosa mujer italiana en Jaipur y ofreció darle un tour por la ciudad; al caer la noche, mi papá ya estaba enamorado de mi madre. Se dieron cuenta que sus papás se conocían hace tiempo y mi papá empezó a viajar más y más a Italia a verla, ¡hasta que la conquistó! Después de dos años, él le propuso matrimonio con un anillo que él mismo había diseñado para ella. La historia parece un poco cursi, pero en realidad fueron bastantes osados y muy progresivos. Eran dos jóvenes que vivían en dos continentes distintos en una época cuando matrimonios interraciales no eran populares, particularmente en la ciudad de Jaipur que era ultraconservadora y donde los matrimonios concertados aún son lo común. Creo que por eso mis papás son muy especiales y me hace muy orgullosa.

_mg_5035-edit

RS: Ahora estás a cargo del primer showroom (¿boutique?) que lleva el nombre de tu padre: Sanjay Kasliwal, lo cual es el primer showroom que está ubicado en Nueva York y que tiene los diseños exquisitos del Gem Palace de Jaipur. Cuéntanos sobre este nuevo desafío y responsabilidad.
SHALINI KASLIWAL: ¡Fue abrumador! Tenía muchas cosas que superar: el inglés no era mi primer idioma, nunca había vivido lejos de mi familia, todas las reglas sobre manejar un negocio eran totalmente distintas aquí en NY… ¡tenía que aprender todo desde cero y rápidamente! Fue todo cuesta arriba al principio. Pero ahora puedo hacer cosas más divertidas, preocuparme del marketing y dar a conocer más nuestra marca. Ahora, después de un par de años desde que abrimos esta primera tienda en USA, puedo confirmar que mi esfuerzo y el de nuestro equipo está dando buenos frutos. Nuestra marca está cada día más potente y “connoisseurs” americanos de joyería están familiarizándose con nuestros diseños exclusivos. Cuando algún coleccionista establecido entra a nuestra boutique y pide un diseño específico de lo cual se enamoró… bueno, ¡es fantástico!
RS: Actualmente, ¿cuál es tu pieza o colección preferida? ¿Y cuál es la pieza diseñada por tu padre que más se destaca en tu memoria?
SHALINI KASLIWAL: Amo varias piezas que ha diseñado mi padre… pero lo que más se destaca en mi memoria, como un recuerdo maravilloso, es la reacción ante una de las piezas que creó mi padre. La pieza era para uno de los miembros de la familia real para su matrimonio. Mi padre le mostró un diseño tras otro y la cara de ella se mostraba cada vez más frustrada… mi papá realmente goza con el desafío de convertir el deseo de sus clientes en una pieza que van a amar y atesorar. Finalmente mi padre le mostró a la princesa una pieza bellísima con una combinación de perlas Basra y diamantes y su reacción fue inmediata: su cara se transformó completamente y ¡estaba tan feliz que brillaba! Y luego la reacción de mi padre: una mirada de orgullo silencioso por su logro. Esto fue un momento personal entre un diseñador y su cliente, donde todos los demás presentes se convierten en ajenos. Yo sabía que yo quería causar lo mismo en cada uno de nuestros clientes con nuestros diseños. ¡Quiero tocar la misma cuerda! La verdad es que era una pieza increíble: tenía 350 quilates de diamantes y 2000 quilates de perlas. De todas las piezas que ha diseñado mi padre está es una de mis tres preferidas.

_mg_5197-edit-edit-edit-edit-edit

“NUNCA DEJES DE APRENDER, PORQUE LA VIDA NUNCA TE DEJA DE ENSEÑAR”.

RS: ¿Estás con ansias de colaborar en los diseños junto a tu papá en el futuro? ¿Ya lo han hecho?
SHALINI KASLIWAL: Tanto como es diseñador mi papá, también es un hombre de negocios. Por esta misma razón, el Gem Palace sigue en existencia. Tiene un talento increíble para saber qué se va a vender y para predecir pautas y modas. Trabajar con mi padre se trata más bien de que me ayude a lograr este mismo equilibrio. Poder mantener una empresa mientras que haga esto es lo difícil. Hasta ahora mi colaboración en el diseño se ha visto en mi intento a reinventar algunas de sus piezas clásicas, implementando nuevas combinaciones de piedras, pero manteniendo la misma infraestructura. Se siente como la misma alma, pero en un cuerpo diferente.
RS: ¿Qué es lo que más te gusta de vivir en NY y que es lo que más echas de menos de la ciudad de Bologna, en Italia, donde creciste?
SHALINI KASLIWAL: Siento que tengo una personalidad doble sobre este tema… por un lado, vivir en Nueva York me hace darme cuenta lo tanto que echo de menos y cuánto amo Bologna. Mi mamá vive ahí y la echo de menos, a ella y a nuestras mascotas. Bologna es una ciudad muy antigua, hay tanta historia y la gente sabe muy bien cómo gozar la vida. Por otro lado, Nueva York se trata mayormente de todo lo nuevo –cuál es la siguiente gran novedad– y se cultiva un apetito por nuevas experiencias y es muy fascinante porque hay tantas opciones.

_mg_4574-edit

RS: Cuéntanos sobre tu rutina en Nueva York… ¿Cómo es un día típico en la vida de Shalini?
SHALINI KASLIWAL: La vida de negocio minorista requiere seis días de trabajo a la semana, y es duro. Aunque la empresa de mi padre en la India, The Gem Palace, tiene 160 años de antigüedad, nuestra sucursal en Nueva York, Sanjay Kasliwal, es aún un negocio nuevo, lo cual requiere aún más trabajo. Estamos dedicados a fomentar nuestra red de clientela y de hacer crecer nuestra marca. Entonces, he aprendido a maestrear la técnica de manejar una casa y un negocio, muchas veces quitándome los mocasines en la tarde para ponerme rápidamente unos tacones y salir a eventos después del horario de oficina, pero haciendo parecer que pasé horas arreglándome. Si no, me gustan las noches tranquilas con a mi novio, Giorgio, y nuestras amistades.

“SABÍAMOS DESDE EL PRINCIPIO QUE NUEVA YORK SERÍA LA INCUBADORA INDICADA PARA TRAER LOS DISEÑOS DE THE GEM PALACE A EE. UU. Y ASÍ HA SIDO”.

RS: Volviendo al tema de The Gem Palace y su estatus legendario como joyeros predilectos del maharajá y de famosos y celebridades a través del mundo… ¿cuál es una anécdota simpática que comparten en tu familia?
SHALINI KASLIWAL: El libro de visitas del Gem Palace contiene un registro histórico de “quién es quien” del mundo. Desde el príncipe y la princesa de Gales, los reyes de España, hasta Oprah Winfrey y estrellas de Hollywood como Goldie Hawn, Richard Gere y Gwyneth Paltrow. Mi padre siempre se recuerda de la reina Beatrice de Holanda, con mucho cariño. Cuando presentó su tarjeta de crédito para pagar por unas joyas, buscaba en su cartera para su pasaporte para que pudiéramos corroborar su nombre. ¡Como si necesitaríamos verificar la identidad de la reina! ¡Tan encantadora!

_mg_4457-edit

RS: ¿Quién es la clienta perfecta de Sanjay Kasliwal? ¿Cuál es la característica compartida de tus clientes más fieles?
SHALINI KASLIWAL: ¿Mi clienta perfecta? Eso es fácil… ella sabe apreciar las cosas bellas. Es tan simple como eso. Tenemos diferentes colecciones que tienen distintos enfoques estéticos; quiero que cada mujer encuentre algo bello que la haga sentirse aún más bella, desde la ejecutiva exitosa hasta la bohemia. Una vez una clienta me dijo que pensaba que quizás las demás personas no creerían que las piedras preciosas en su collar y aretes –los rubíes y diamantes– fueran verdaderas. Pero existe otra faceta más para una mujer que se pone tales joyas. Es como si el peso y energía de estas piedras preciosas agregará un brillo de confianza a la mujer, una dimensión extra a la belleza de esa mujer.
_mg_4783-edit-edit
RS: ¿Cuál es el paso siguiente para Sanjay Kasliwal? ¿Dónde se podría abrir la siguiente boutique?
SHALINI KASLIWAL: Hemos tenido un recibimiento increíble en tantas ciudades diferentes. Es difícil decir donde podríamos abrir una boutique próximamente. Los Ángeles, California parece ser el siguiente paso natural, pero ya veremos. Sabíamos, desde el principio, que Nueva York sería la incubadora indicada para traer los diseños de The Gem Palace a EE. UU. Y así ha sido.

_mg_4445-portada-edit