Inicio Entrevistas Por Dentro Rodolfo Madera

Rodolfo Madera

POR DENTRO. 

rodolfo_004

entrevista: Natalia Nachón / fotos: Miguel Yerga / 
locación:  The Workshop
Estamos tras tu pista… cuéntanos, ¿en qué andas? Estoy en mucho (risas). Trabajo para una empresa de “locations” que se llama “Shoot Estudios” como el Director de Arte y llevando el departamento de eventos, aquí en Barcelona. Mi día a día se basa en diseñar los espacios para «shootings» de grandes marcas; y producir eventos bajo el nombre de esta empresa. También tengo proyectos sueltos de interiorismo acá y algunos de arquitectura en República Dominicana tipo “freelance” y por supuesto: Let’s Drunch!.
Debo confesarte que las fotografías de Let’s Drunch causaron sensación en nuestra pasada edición. ¿Cómo se te ocurre el concepto? Todo inicia cuando me mudo de Madrid a Barcelona en 2013. Quería hacer eventos, ya que era uno de mis fuertes en RD y ha sido parte de mí toda la vida; pero quería crear uno que expresara cómo soy yo ahora y, a la vez, poner en práctica todos mis conocimientos de diseño, interiorismo y eventos y, con esto, darme a conocer en España ya que estaba buscando trabajo. Conocí un chef que justo llegaba de Londres y que también buscaba algo similar, así que empecé con la lluvia de ideas. Buscaba tipo una cena con amigos, en algún espacio interesante y a la vez relajado, y que no fuera necesariamente en un restaurante, con música que permitiera socializar, sobre todo mucho jazz y a medida que subiera la noche y las copas terminara con música electrónica. El tema de socializar y hacer amigos siempre se me ha dado muy bien; así que lo combiné todo, cree la atmósfera y así nace Let’s Drunch!
Muchos padres consideran que lo más difícil de tener un hijo es elegir el nombre. ¿Cómo fue este proceso para ti? Creativo, pero sencillo. “Drunch” es un término que combina “Dinner” y “Drunk”. Me parece una palabra “catchy” y que representa muy bien el concepto.
¿Cuál es tu punto de partida para seleccionar las locaciones? Parte fundamental del objetivo de «Let’s Drunch!» es conocer Barcelona, así que el proceso de selección ocurre de manera muy espontánea; ya sea que vaya caminando por la calle o que me inviten a alguna reunión en uno de esos lugares. También, me inclino por espacios ricos en historia y arquitectura y sobre todo; donde las personas jamás se hubiesen podido imaginar estar cenando; es por esto que lo hemos celebrado tanto en una antigua fábrica de alpargatas y en un palacete dentro de la Marina de Lujo de Barcelona como en la antigua casa de los familiares de Cristóbal Colón.
¿Cómo consideras que se refleja la magia de lo alternativo en estos eventos? Para comenzar, nadie sabe cuál será la locación. A todos los invitados les llega un mail con el punto de encuentro al momento en que hacen la reservación; de modo que desde allí comienza lo secreto, lo clandestino; además de que nos manejamos con grupos de no más de 50 personas que por lo general no se conocen entre ellos. Es un evento que dura 6 horas y se celebra por temporadas, y a estas las conforman un fin de semana “x” de tres meses consecutivos por año, es decir que son solo 6 eventos por año. Aunque vayas a dos noches en una misma temporada, no te encontrarás con lo mismo; porque cambia la iluminación, el montaje, el menú (cada mes) y la música, aunque mantiene la línea “black music influenced”; todo eso, cuando se encuentra con la vibra de todo el equipo que hay detrás y el entusiasmo de la gente, genera una experiencia y una atmósfera que para todos es indescriptible e inolvidable.
RODOLFO MADERA él es un creativo innato.Es el mayor de tres hermanos y probablemente el más intrépido de todos. Nace en República Dominicana, pero llega a España por “motivos de máster” y hoy se ha convertido en su hogar. La gestión y organización de eventos y el diseño de espacios siempre han sido parte de él; todo con una alta dosis de buen gusto, pasión e infinita creatividad.