l CREATIVO.

Fotografía: Javier Mota
Fotografía: Javier Mota

“Ser el director creativo de esta importante casa de moda y el sucesor de un hombre de la talla de Oscar de la Renta, es de una responsabilidad tal, que prefiero no pensar en ello”.

La cita estaba prevista. Todo listo, pero las emociones eran mixtas, feliz de poder conversar con Peter Copping, el responsable de continuar el legado de nuestro dominicano más universal: Oscar de la Renta; pero también era la primera vez que pisaba su oficina, sin que la sonrisa cálida y ese abrazo que me inundaba de cariño me recibiese. Oscar fue más que un amigo. Lo conocí desde pequeña y era parte habitual del círculo de amigos de mis padres; un ser humano que estuvo siempre cerca, en mis épocas de estudios en New York y, más adelante, como guía y mentor en estos veinticinco años como periodista en nuestro querido Listín Diario. Entré callada en el foyer y recorrí cada lugar con mis ojos, acariciando los detalles, y como queriéndolo traer de vuelta casi como por arte de magia… que me sorprendiese con un chiste y una carcajada como las de él, detrás de un maniquí… pero no fue así.

Las orquídeas, sus libros, sus cuadernos… todo estaba en orden, como a él le gustaba; solo que no había risas, sino un lacerante silencio que me enfrío el alma, y dos lágrimas asomaron a mi rostro. Me las limpié rápido y disimuladamente para no llenar de nostalgia el ambiente. Saludé a todos los que estaban y fueron parte de su cotidianidad, y allí parado en su oficina estaba Peter Copping. Su sonrisa de niño aligeró mi carga emocional e iniciamos un diálogo abierto, más que una entrevista, donde él puso en bandeja sus sensibilidades, proyectos y retos. Espero ustedes disfruten el conocer a este gran ser humano a quien Oscar de la Renta confió la continuación de su legado.

Foto: Javier Mota
Foto: Javier Mota

RS: Peter, ¿cuál ha sido el balance de estos casi dos años en frente de la firma de Oscar de la Renta?

Peter Copping: El tiempo pasa rápido y el balance, desde mi punto de vista, es muy satisfactorio. Aprendo cada día algo diferente de Oscar de la Renta: diseños, inspiraciones… La última vez que nos vimos en San Francisco para la exhibición en De Young Museum, te comenté que era muy gratificante para mí hacer ese recorrido emocional por todas las épocas e inspiraciones de Oscar de la Renta. A través de su arte lo conozco cada día más; al ver la mezcla de sus texturas, lo entiendo más y para mí fue vital adentrarme en su mundo y estilo de vida, para entender el genio y la filosofía de vida de este gran artista. Es una pena que no pudimos conocernos más y trabajar juntos como era la idea.

“nos encantaría seguir teniendo pasantes dominicanos. Oscar adoraba tenerles y pasaba momentos muy agradables con ellos”

RS: ¿Cómo evalúas el legado de Oscar de la Renta?

Peter Copping: Su legado es muy claro, él fue un hombre que amó la vida; sus clientes eran sus amigos, tenía un estilo de vida donde predominaba la elegancia y el saber estar. Adoraba lo sofisticado. Su legado, sin duda, va a perdurar. Él creó un estilo y sello que hace una diferencia.

RS: Oscar encontraba inspiración en los colores de su adorada República Dominicana, en el mar azul de Punta Cana, en el olor del ylang-ylang de sus jardines; el color del mango y en los matices de las sillas de guano, pintadas de azul, para jugar dominó. ¿Cómo puedes continuar un legado de colores y alegría, cuando no has visitado la esencia que inspiró al genio?

Foto: Javier Mota
Foto: Javier Mota

Peter Copping: Soy un gran curioso, y créeme que he hecho bastante bien mi tarea con esa hermosa tierra, que es República Dominicana (ríe a carcajadas), lo único que no sé es cantar, pero estoy dispuesto aprender a bailar merengue desde el momento que pise esa tierra hermosa, que tengo en agenda para conocer este mismo año. Como bien dices, para llenarme de esa luz y respirar los atardeceres de ese Caribe único que tanto amó.

RS: ¿Qué gustos compartías con Oscar para que la selección recayese sobre ti?

Peter Copping: Él mismo recalcó que admiraba mi talento, junto con una extrema sensibilidad, curiosidad por el mundo, mi amor por la arquitectura, el arte y mi pasión por los jardines.

RS: ¿Cómo ha reaccionado la gente con tus últimas colecciones?

Peter Copping: La gente está reaccionando muy bien, hemos respetado la base y la marca, hemos ido añadiendo pinceladas con un poco de mi sello y, en verdad, estoy muy contento, pues la reacción ha sido estupenda y todo marcha como se había planificado, siempre manteniendo la línea que es Oscar de la Renta.

RS: Peter, hemos hablado mucho del legado de Oscar de la Renta; hablemos ahora de ti, quién eres, de dónde vienes, tu experiencia en la moda…

Peter Copping: Encantado de contarte. Soy inglés, nací en Oxford, Inglaterra y, desde pequeño, fui un amante de museos, centros históricos, exhibiciones y arte en toda sus manifestaciones. Oxford es muy internacional por la cantidad de turistas que recibe. A los 18 años me traslado a Londres para estudiar moda en el Central Saint Martins y luego obtuve el título del Royal College of Arts. Durante mis estudios, fui invitado a trabajar con Christian Lacroix, en París. Esa fue mi primera experiencia en atelier de alta moda. Acepté una posición con Sonia Rykiel en la cual estuve por un buen tiempo y en la cual creo firmemente definió mi estilo y aprendí bastante.

De ahí pasé a Louis Vuitton, 12 años junto a Marc Jacobs donde supervisaba como director de estudio el prêt-à-porter de mujeres. En 2009, me uno a la casa Nina Ricci como director artístico; allí paso cinco años trabajando y reafirmando el legado de femineidad y buen gusto de esta casa francesa. Por mi trabajo en Nina Ricci, recibí el premio Fashion Group International en 2014. Ese mismo año, en octubre, fui nombrado director creativo de Oscar de la Renta, escogido por el mismo Oscar, y tengo bajo mi responsabilidad establecer la dirección del diseño en todas las categorías de productos de la empresa. Mi primera colección la realicé en el 2015. Y aquí estoy, aprendiendo cada día de ese gran ser humano que fue Oscar de la Renta. Soy callado, me gusta leer, un poco tímido; pero para mí, diseñar y crear es pura magia, y adoro lo que hago.

Foto: Javier Mota
Foto: Javier Mota

RS: ¿Cómo empiezan tus días? ¿Cómo es un día ordinario en tu vida? ¿Cuál es tu rutina?

Peter Copping: Llego a la oficina alrededor de las 9:30 de la mañana, empezamos a trabajar con el equipo, seleccionar materiales, texturas; recibo los clientes VIP, discutimos diseños. Salgo por un café o almuerzo una ensalada en la oficina. Sabes, Rosanna, nos encantaría seguir teniendo pasantes dominicanos en Oscar de la Renta. Oscar adoraba tenerles y pasaba momentos muy agradables conversando con ellos e intercambiando impresiones de tu bella isla.

RS: ¿Qué se siente calzar los zapatos de un hombre tan excepcional y universal como Oscar de la Renta?

Peter Copping: Es difícil, pero no pienso mucho en eso. Hay mucho trabajo por hacer, mucho trabajo, en verdad, y creo que si el universo te pone en una posición, no es para que cuestiones, simplemente para realizar el trabajo de la mejor manera para, en su momento, también dejar un legado.

RS: Si vas a una isla solitaria, ¿qué llevarías?

Peter Copping: Llevaría mi pareja, pues no me gustaría estar solo todo el tiempo; dejaría el teléfono, nada de recibir mails, bloqueador solar para mi delicada piel inglesa, algunos utensilios de cocina, pues me encanta cocinar, es algo que disfruto cuando tenemos invitados en casa.

“Me gusta poner la mesa bien arreglada en honor a mis invitados, suelo cocinar platos saludables, con especias, sopas, vegetales, buena ensalada; no soy una persona de excesos”.

RS: ¿Qué sueles cocinar cuando recibes visitas en tu casa?

Peter Copping: Me gusta poner la mesa bien arreglada en honor a mis invitados. Suelo cocinar platos saludables, con especias; sopas, vegetales, buenos ingredientes, buena ensalada. No soy una persona de excesos, soy disciplinado y le pongo pasión a lo que hago. En Francia tengo una casa en el campo y ahí es donde más disfruto cocinar, pues voy al mercado a comprar ingredientes y a dejarme seducir por las especias, las plantas y sus colores.

RS: En el área de la música, ¿qué te relaja? Recuerdas, prometiste bailar merengue cuando vayas a Santo Domingo.

Peter Copping: Sí, Rosanna, lo prometí, yo tengo dos pies izquierdos, pero bailaré como un trompo (risas). Me decías, qué música prefiero… pues te diré que la música moderna, clásica y el rock inglés, obviamente. Además, la forma de adquirir música cambió; yo soy de los románticos, que se inspiran comprando un CD, eso de comprarlos bajando a la computadora no es lo mío.

Foto: Fuente externa
Foto: Fuente externa

RS: De leer, ¿qué te apasiona?

Peter Copping: En verdad busco siempre el tiempo de leer, pero me entretengo con los clásicos que crecí como Dickens, y me encantan las biografías, de personajes de la historia como Churchill y demás personajes fantásticos.

Screen shot 2016-06-22 at 6.11.13 PM

“Lo único que no sé es cantar, pero estoy dispuesto a aprender a bailar merengue desde el momento en que pise esa tierra hermosa”.

RS: ¿Cuándo piensas visitar la República Dominicana? Debes visitar, sin dudas, a Punta Cana y a nuestra hermosa Ciudad Colonial.

Peter Copping: Estoy muy emocionado, solo conozco Barbados, y me dicen que tu país es hermoso. Creo será muy emocionante hacer un recorrido a través de los lugares y emociones que Oscar de la Renta adoró. ¡Y te prometo bailar merengue! (risas).

RS: ¿Algo para finalizar, para los lectores de Ritmo Social y para ese país tan hermoso que es República Dominicana?

Peter Copping: Claro que sí, que voy pronto, que me emociono cuando se acercan y me dicen que son dominicanos y que tenía que dar esta entrevista a través de Listín Diario, un medio que acompañó toda la trayectoria profesional y personal de Oscar, y que él tanto amó. ¡Nos veremos pronto!

CONFESIONES íNTIMAS

Un color: Azul, en todas sus tonalidades y el rojo… también me gusta el rojo.

Flores: Rosas puestas al descuido en un hermoso jarrón de cristal.

Una Ciudad: Londres al caer la tarde y el excitante desafío constante de New York.

Bebida: Champagne… cuando estoy en Francia, me encanta, ya que mi casa queda cerca de Épernay, la región del champagne.

Una Hora del día: Me gusta empezar el día temprano. Soy de los que creo es la mejor manera, pues todo fluye y el día se organiza de maravillas y tienes tiempo para todo.

Tienes una frase de batalla: En verdad  ninguna; pongo mi intención al empezar el día y lo suelto todo para que se concrete… sin apegos, todo en libertad.