Inicio Ritmo Personal Espacios La fastuosidad de un tesoro arquitectónico

La fastuosidad de un tesoro arquitectónico

Palacio Real Reggia di Caserta

Palacio Real Reggia di Caserta 

Palacio Real Reggia di Caserte

Fotos: Fuente externa 

Suntuosidad por doquier es lo que destila este hermoso palacete que, sin dudas, es capaz de hipnotizar a quienes tienen la dicha de ingresar a el y recorrer cada uno de sus imponentes espacios llenos de encantos. ¡Y no es para menos! El solo hecho de estar enclavado en la bella Italia ya de por sí, se le impregna la magnificencia que habita en ella. 

El Palacio Reggia di Caserta es de estilo barroco y fue construido entre 1752 y 1847. El levantamiento de esta edificación se inspiró en el de Versalles en París, Francia, al igual que, El Escorial de España, por decisión de Carlos VII de Borbón.  

Palacio Real Reggia di Caserte

Reggia di Caserte es considerado la residencia real más grande en todo el mundo ocupando un terreno de 47,000 metros cuadrados, por eso luce en cada extremo una majestuosidad sin límites. Sus diversos espacios fueron como lienzos en los que se plasmó la más sublime de las bellezas, ostentando detalles hechos en cubiertas de oro y otros materiales. 

Su idílico interior 

Palacio Real Reggia di Caserte

Los espacios de este castillo son como oasis desbordados de pura elegancia y opulencia. Uno se queda atónito cuando visualiza de cerca cada rincón que habita en este idílico lugar que sirve como portal, para transportarnos a los tiempos en los que imperaban las fastuosas fiestas organizadas por los reyes.   

Los enormes salones, vestíbulos y habitaciones que albergan fueron diseñados por el arquitecto Luigi Vanvitelli, quien se encargó también del diseño de su gran jardín y parque.  

Palacio Real Reggia di Caserte

Una de las más fabulosas es la Sala del Otoño que tiene impregnada en su esencia la decoración rococó. sus paredes están tapizadas con distintas sedas y en su techo se ven pintados unos frescos dieciochescos que se combina con la lámpara de Murano y el jarrón de Meissen, que nos muestra el excelso gusto que poseía la reina. 

Palacio Real Reggia di Caserte

Escalinata

Pero no podemos olvidar el ímpetu que irradia en el palacio la Scala Regia (su escalera de honor) que simboliza la cúspide del poder absoluto que distingue a la monarquía borbónica de Nápoles.

Palacio Real Reggia di Caserte

Esta escalinata arranca en un solo tramo y se divide en dos al alcanzar el primer rellano, lo que permite vislumbrar la estructura arquitectónica completa de los vestíbulos. La integran 117 peldaños y los demás elementos decorativos, entre ellos:  balaustrada, frisos, tallados en mármoles de diversas tonalidades. 

Sala de recreación

Palacio Real Reggia di Caserte

Asimismo, se destaca el imponente Teatro de la Corte, que está disponible al público, en el que se proyectan diversas funciones. Su interior está decorado con damasco azul y sencillos elementos doradosIgualmente, consta de cinco logias de palcos, un palco real y una platea. La primera puesta en escena de una obra fue la ópera L’incoronazione di Poppea de Monteverdi, el 5 de mayo de 1769. 

Palacio Real Reggia di Caserte

Es tan majestuoso este paraje arquitectónico que aquí se han llegado a filmar famosas películas, como Misión Imposible 3, la Guerra de las Galaxias y el Código da Vinci. Interesante, ¿no? 

Suntuoso Jardín

Palacio Real Reggia di Caserte

Si hay un lugar aquí que cautiva de verdad, es su maravilloso jardín. Su diseño paisajístico se asemeja al de los Jardines del Bóboli de Florencia. Este tiene una estructuración geométrica parecidas a los dibujos de boj. Las especies botánicas que lo conforman son de la flora autóctona de Italia meridional 

Palacio Real Reggia di Caserte

En ese tenor, debemos enaltecer al templo que fue erigido con restos encontrados en las excavaciones de Pompeya, que se conjugan perfectamente en su entorno. 

Palacio Real Reggia di Caserta

Aquí se ha creado la escena natural más suntuosa que puede coexistir en un palacio de la monarquía.

Palacio Real Reggia di Caserte

El compendio de fuentes y cascadas le aportan un esplendor sin igual, sirviéndole de telón un magnífico paisaje imperado por el verdor de las montañas.