Inicio Entrevistas Reportajes Padres de la realeza

Padres de la realeza

padres

PATERNALES.

Padres de la realeza

Los descendientes de las casas reales

Esta edición la dedicamos a unos seres sumamente especiales en la vida de cada ser humano: los padres. Es por esto que les presentamos un exquisito reportaje acerca de la vida de varios padres de la realeza, donde contamos a detalle cómo han sido sus experiencias en la  hermosa etapa de la paternidad.

texto Milagros De Jesús fotos Dominic Lipinski y Michael Campanella.

Los padres son esos seres especiales capaces de brindar a sus hijos esa estabilidad emocional necesaria en la vida de cada persona, donde su fuerza sirve para dar soporte y sus valores se convierten en guías de buen ejemplo.

El fiel compromiso a su responsabilidad y el amor que profesan hacia sus descendientes los lleva a realizar una labor encomiable, que le permite a su vez dejarles un legado en la tierra.

Los lazos de amor entre un padre y sus hijos se fortalecen mediante la compresión, confianza, calidez y, lo más importante, la demostración de cariño y afecto que contribuyen a la construcción de una buena relación entre ellos.

Príncipe Federico de Dinamarca

Este príncipe sí que vive una vida dinámica y no nos estamos refiriendo a su anterior vida de racing cuando era un aficionado por conducir los autos y las motocicletas a alta velocidad; pues no, en este caso, hablamos más bien del rotundo cambio que tuvo su vida, debido a que en su casa lo esperan cada día cuatro hermosos retoños que han llegado para alegrarle su existencia.

El causante de que haya experimentado la paternidad por primera vez fue su primogénito, el príncipe Cristián (12), luego le suceden los príncipes: Isabel (11) y los gemelos: Vicente y Josefina (7), quienes, sin duda alguna, son el motor que lo impulsan a que cada día sea mejor padre y ser humano.

Príncipe William, duque de Cambridge

Su alma genuina y caritativa la heredó de su madre, la extinta princesa Diana de Gales, quien veía a su primogénito como su confidente al contarle cosas muy personales de su vida, es decir, su hijo mayor era su confianza. A él se le concibe como un hombre sereno, respetuoso y responsable, pero sobre todo, cariñoso y muy unido a sus seres queridos, pero de forma muy especial, a sus tres preciosos hijos.

Gracias a George de cinco años, el príncipe William debutó como padre y pudo vivir qué se siente velar y cuidar de alguien que depende de uno mismo. Tiempo después, la familia se volvió más grande al llegar al mundo, la hermosa Charlotte (3), quien hasta ahora es la única niña del matrimonio de duques de Cambridge.

Pero poco más tarde volvieron a experimentar lo bello que implica ser padres y hace apenas tres meses le dieron la bienvenida a su último retoño, Louis. Recientemente, celebraron su bautizo en la Capilla Real del Palacio de Saint James, en Londres, donde se vio a la familia real más feliz que nunca junto a sus tres vástagos.

Rey Felipe VI de España

Este es considerado como un padre amoroso y responsable con sus dos hijas, las cuales son: la princesa Leonor y la infanta Sofía de 12 y 10 años, respectivamente. Su dedicación y entrega para con su prole es debido a la educación que recibió por parte de su madre la emérita reina Sofía quien con su estilo discreto le inculcó a su único descendiente las herramientas necesarias para que se convirtiera en un soberano apegado a los principios.

Esos valores le han ayudado a desarrollar con toda responsabilidad su papel de padre, a pesar de tener que cumplir con las funciones que conlleva su cargo como rey de España. Él trata de llevar una vida de lo más normal con su familia, por lo que pasa gran tiempo con ellas junto a su esposa la reina Letizia.

Además, él mismo lleva las niñas al colegio, donde estudió en su niñez y logra compartir amenamente en familia a la hora de la comida, momento que es propicio para contar como fue el día de cada uno. El actual monarca tiene la gran misión de educar a su primogénita, con una ceñida vida familiar y con sumo respeto hacia los asuntos de Estado, ya que en un futuro ella será su sucesora.

Rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos

En su casa todo el tiempo se vive en una de las estaciones más bellas del año: la primavera; y la explicación a esto es que su hogar siempre está adornado por tres hermosas flores: sus hijas. Ellas le han dado el privilegio al rey Guillermo Alejandro de explorar el maravilloso mundo de la paternidad.

La primera que llegó a su vida fue la princesa Catalina Amalia (14), quien seguirá sus pasos al trono y sus dos hermanas menores: las princesas Alejandra (13) y Ariadna (11), quienes le servirán de colaboradoras en los asuntos de la monarquía cuando su hermana mayor herede el trono. Él es catalogado como un hombre muy cariñoso y cercano a sus hijas; es por eso que ellas resultan ser su talón de Aquiles, porque son su debilidad.

De su sucesora, él es muy amigo y se hace acompañar de ella a algunos eventos propios de la realeza para que vaya tomando cátedra de cómo será su vida en cuanto asuma el reinado de Holanda. Su vida de padre la vive a total plenitud, es por ello que a sus hijas las define como el mejor regalo que pudo recibir de Dios.

Príncipe Carlos Felipe de Suecia

Él es uno de los príncipes más codiciados de toda la realeza europea. Su simpatía, carisma y belleza lo han hecho merecedor de tal consideración. Pero no solo su apariencia física lo hace ver interesante, sino también, su vida familiar.

Al príncipe Carlos Felipe se le vislumbra como una persona feliz, ya que es un hombre muy afortunado por sus retoños. La paternidad llegó a su vida con el nacimiento de sus dos hijos, por lo que con ellos aprendió el verdadero significado de la paternidad. Primero, experimentó qué es ser padre de la mano de su primogénito Alexander de tan solo dos años de edad, y luego, con el más pequeño de la casa real, Gabriel, quien tiene 11 meses. Ambos niños son príncipes.

 

Recientemente, él se ha unido a la fiebre de las redes sociales al crear un perfil en Instagram, donde se le ha visto compartir varias instantáneas en las que se muestra junto a sus hijos y su querida esposa, la princesa Sofía, compartiendo de forma muy divertida en varios lugares, uno de ellos fue su viaje a Sudáfrica por motivo de San Valentín.