Inicio Entrevistas Visionario Pablo García: “La felicidad de mis pacientes me motiva a seguir haciendo...

Pablo García: “La felicidad de mis pacientes me motiva a seguir haciendo lo que me gusta con la misma entrega y el mismo amor de siempre”.

VISIONARIO.

Pablo García

“La felicidad de mis pacientes me motiva a seguir haciendo lo que me gusta con la misma entrega y el mismo amor de siempre”.

texto Milagros De Jesús  foto Julio César Peña agradecimientos Marmotech
La vocación de querer ayudar a los demás a sentirse más seguros de sí mismos, el compromiso social que implica tener a su cargo la salud de una persona y la  dedicación a su trabajo, han logrado hacer que sus pacientes recuperen la confianza y mejoren su autoestima. Estas han sido algunas de las razones que han llevado a Pablo García a poner su vida y conocimientos al servicio de los demás.
Su amor y pasión por la ciencia de la salud corre por sus venas, ya que proviene de una familia de doctores: su madre, Clara Vargas, es ginecobstetra; y su padre,  Pablo Daniel García, es anestesiólogo, y esto lo ha hecho adentrarse más al mundo de la medicina.
A sus 36 años, García cuenta con un gran historial dentro de la medicina gracias a su formación académica. Estudió Medicina en la Universidad Iberoamericana durante cinco años; su especialidad la realizó en el Hospital Salvador B. Gautier, e hizo su entrenamiento en bariátrica en el Hospital Metropolitano de Quito, Ecuador.
Además, tuvo la oportunidad de entrenarse en cirugía laparoscópica avanzada y cirugía bariátrica en el Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (CEDIMAT), y trabajó en el Instituto Bariátrico Luis Betances por un aproximado de tres años.
Es especialista en cirugía de laparoscopía y bariátrica. Es miembro de la Sociedad Dominicana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (SODOCIMEB), miembro y fundador de la Unidad Avanzada de Cirugía Bariátrica (UNACIB), donde funge como cirujano general, laparoscopista avanzado y bariátrica en el Centro Médico Dominicano (CMD) , entre otros.
La motivación que lo llevó a realizar este tipo de cirugías es que le llena de regocijo el ver que sus pacientes pueden tener una mejor calidad de vida si se someten a esta clase de procedimientos. “Sin duda alguna, es muy gratificante ver cómo le cambia la vida a las personas, mejorando la autoestima, la autoconfianza, pero, sobre todo, devolviéndole la salud”.
Otra razón que lo condujo a ejecutar esta práctica fue el querer ayudar a las personas con problemas de obesidad y el tener que lidiar con su sobrepeso durante años. “Definitivamente, la cirugía de obesidad me llamó mucho la atención el ver que podíamos solucionar problemas, situaciones o enfermedades, a través de cirugías con pequeñas incisiones, que podríamos traer una solución y una respuesta sin hacer mucho daño. Y creo tanto en este tipo de operaciones, que yo mismo tengo 78 libras menos, luego de someterme a una cirugía de pérdida de peso.
Para García resulta increíble ver cómo un paciente puede incorporarse a las labores cotidianas en poco tiempo y también ver cómo se puede beneficiar de una recuperación pronta poco dolorosa a pesar de tener una gran cirugía dentro de su cuerpo.