Inicio Ritmo Personal Ritmo Del Arte Retratos que cautivan los sentidos

Retratos que cautivan los sentidos

Norman Jean Roy

Probablemente has escuchado hablar de él, gracias a sus espectaculares fotografías para famosas revistas como Vogue, Vanity Fair, GQ, Harper’s Bazaar y Rolling Stone. Por esta razón, es mundialmente reconocido como fotógrafo de modas. Luego de haber estudiado arquitectura y diseño gráfico, la fotografía llega a la vida de Norman Jean Roy quien, al conocer el trabajo del gran retratista estadounidense Richard Avedon y sentirse identificado con éste, se propuso dedicar su vida a esta carrera. Durante los últimos veinte años, Norman Jean Roy ha sido premiado, en innumerables ocasiones, por su ardua labor en el mundo publicitario.

Nos ha deleitado con fotografías de retratos. Estas imágenes comunican tantas cosas… desde una época memorable, hasta un momento histórico. Él juega a su antojo con el escenario, en compañía de su cámara. Es casi imposible no querer perderse dentro de una de sus obras. Este genio tiene bastante clara la diferencia entre una fotografía y una gran imagen. Según él, la primera te impacta en el momento en que la ves, mas no te atrapa, mientras que la segunda te captura para siempre. Sus retratos evocan tantas emociones, que la conexión se vuelve extremadamente real. Puedes percibir la vida que poseen esas imágenes.

Es una sensación increíble. Hasta el más mínimo gesto, adorno o rasgos los utiliza a su favor; es como si supiera, desde siempre, lo que quiere capturar permanentemente y trata de traer al presente la vida y obra de los personajes. De esta forma, logra hacerlo de la manera más perfecta posible. Se exige bastante; por esto, la calidad de sus trabajos no tiene comparación. Embellece todo a su paso, sin tener que forzar nada. Es fácil descubrir la grandeza de su visión del mundo. Su pasión por lo que hace convierte a Norman Jean Roy en un talento único.

Para la realización de estos retratos, Norman Jean Roy, es impulsado, fotográficamente, por el aspecto cinematográfico y nostálgico. Trata de llevar al espectador a un espacio que solo existe a través de su lente; Un lugar que está fuera de su realidad y al que puede viajar con solo el sentido de la vista. Es increíble adentrarse solo un momento en el mundo de este fotógrafo. Su versatilidad, que le permite adaptarse al tiempo y el lugar, es impresionante. Es como si pudiera conseguir todo lo que se propone. La calidez de muchas de sus fotografías nos brinda tanta paz.