Inicio Entrevistas Internacional Nathan Benfrech

Nathan Benfrech

INTERNACIONAL.

Nathan Benfrech

En su paso por República Dominicana, El embajador para latinoamérica del grupo empresarial Moët Hennessy Louis Vuitton, comparte algunos aspectos sobre su labor en esta firma, y su introducción a modo personal en la industria.
entrevista Mayra Pérez Castillo fotos Silverio Vidal y fuente externa
Si fuera una bebida, él sería un champán: dinámico en cuanto a sus indetenibles burbujas y efímero a la vez… no lo digo yo, es una de las respuestas de Nathan Benfrech, embajador de las marcas de Moët Hennessy Louis Vuitton (LVMH), durante la entrevista que nos cedió minutos antes de su regreso a la isla francesa Martinica, donde está radicado.
Con el saber vivir como filosofía de vida, disfrutar con sus amigos y cenar con su novia, no hay dudas de que es el candidato perfecto para representar a los gustos sibaritas. Su vida es eso. Aunque también lo es, ofrecer catas y entrenamientos del grupo empresarial al que pertenece, precisamente fue la razón por la que vino a República Dominicana.

Tales gustos lo han encaminado hacia lo que se ha convertido. Si se pregunta por qué, este resumen de su historia lo explica: Nació en París y creció en Carcassonne, una ciudad situada al sur de Francia, en las cercanías de la frontera española. Aquí desarrolló el gusto por el vino y el buen vivir; durante varios veranos siempre se iba con los vecinos de sus abuelos, que eran viticultores, a ellos observaba para aprender, luego trabajó en viñas haciendo cosechas.

“Cuando tuve 15 años nos mudamos a la ciudad de Cognac, donde aumentó mucho más mi fascinación por el savoir vivre Frances y el Cognac”, cuenta. Sin embargo, no fue esto lo que estudió, su profesión es Finanzas, aunque más tarde entendió que su mundo eran los vinos y espirituosas, pasión con la que pudo volver a conectar gracias a su perfil de viajero en desarrollo de negocios que le dio la oportunidad de trabajar para LVMH como embajador de los champañes y espirituosas para el Caribe y América Latina.

“Después de 2 años, todavía es el principio para mí, pero el grupo LVMH me ayuda mucho a crecer profesionalmente y personalmente”.

Sus características fueron ideales para la vacante. El director de la región estaba buscando a alguien con habilidades relacionales y de gerencia al mismo tiempo, alguien jóven que pudiera enfocarse en la parte más premium del portafolio, capaz de representar marcas de alto nivel. Aplicó y después de varias entrevistas, la posición fue de él.

Confiesa que: “Me apasiona tener la suerte de trabajar con tantos países, y al mismo tiempo descubrir el mío; tanto como explorar la diversidad cultural de los países del Caribe y entender las diferentes sensibilidades”.

PREGUNTA:

¿En qué consiste su trabajo? Represento todas las marcas del Grupo Moët Hennessy, para mencionar las más grandes: Moët & Chandon, Veuve Clicquot, Ruinart, Dom Pérignon, Krug, Hennessy, Glenmorangie, Belvedere. Mi responsabilidad consiste en hacer vivir esas marcas en la región.