Inicio Ritmo Personal Bitacora Mil lugares a donde ir: La Habana

Mil lugares a donde ir: La Habana

l Bitácora.

viaje-de-novios-cuba-habana-vieja5
Fotos: Fuente externa

Atendiendo a una invitación que nos hiciera la aerolínea interCaribbean AirWays, volamos hasta La Habana, Cuba. Al llegar, quedamos maravillados ante tanta belleza, educación y riqueza cultural. En tres días agotamos una agenda supercompleta y, aún así, nos faltaron lugares a donde ir.

43255606

¡Es que allí hay tanto que ver! Es encantador caminar por las calles de La Habana Vieja y ver “en cada esquina” un grupo con guitarra, güiro, claves y cajón en mano, trovando viejas canciones. Continúa caminando y encuentra los rostros alegres que representan a la mujer cubana, llena de colores “vivos” y flores de la isla.

maxresdefault

En un “stop” para disfrutar de la suculenta gastronomía de esta nación, en sus restaurantes también se puede alimentar el alma con buena música en vivo. Doña Carmela, La Bodeguita del Medio, El Ranchón, HM 7, Bella Ciao, “los paladares” (comedores)
son excelentes opciones. ¿Un lugar dónde quedarse? Definitivamente en casas particulares, pues significa estar en contacto directo con las costumbres de los cubanos.

Bodeguita2

Lograr una vista impresionante del Malecón y El Vedado es posible desde el emblemático Hotel Nacional de Cuba, en donde además se conservan interesantes historias. Desde El Morro se contempla la belleza de toda la ciudad; además, allí es posible encontrar artesanía y pinturas que revelan la identidad del pueblo cubano.

BdelMedio1_RT

Visitas obligatorias son la Plaza de la Revolución, El Capitolio, recorrer la calle Obispo, disfrutar los espectáculos nocturnos del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, de la ceremonia del Cañonazo de las nueve desde la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, la Plaza de la Catedral, recorrer toda la ciudad en uno de sus característicos coches antiguos… En definitiva, en La Habana hay mil lugares a donde ir.

Habana_Vieja_de_noche

En el malecón

Es aquí en donde se congregan nacionales y turistas para admirar la puesta del sol.

En la calle obispo

Se pueden adquirir hermosos suvenires y detalles antiguos.

En paseo del prado

Sentarse a sentir la suave brisa de la tarde y contemplar la vida en movimiento.