Inicio Whispers Marta Luisa de Noruega y su chamán han conquistado Marbella

Marta Luisa de Noruega y su chamán han conquistado Marbella

gala Starlite

La gala Starlite ha cumplido diez años y en este tiempo, se ha convertido en un clásico del verano de Marbella. Una fiesta con vertiente solidaria patrocinada por la firma Ford y en la que el actor Antonio Banderas y su amiga Sandra García-Sanjuán son el eje de este macroencuentro en la cantera de Nagueles. El visionario príncipe Alfonso Hohenlohe fue el primero en darse cuenta de las posibilidades acústicas de este lugar y montó, a finales de los años 80, los primeros conciertos con Julio Iglesias y Plácido Domingo como primeras estrellas.

Una década después, Nagueles se convierte en el centro de operaciones de los conciertos veraniegos y de la gran gala Starlite que presenta desde siempre la bella Valeria Mazza y amadrina Anne Igartiburu.

Antonio Banderas expresó que para él “lo más importante es cuando se entregan los cheques. Ya se han repartido más de dos millones de euros para diferentes proyectos. Hemos conseguido hacer un poco más felices a personas cuyo horizonte de vida era muy negro. Y ya con eso merece la pena tantos esfuerzos. Sabía desde el principio que era una empresa importante, pero nunca pensé que llegaríamos tan lejos”. Junto a él, como siempre, estaba su novia Nicole Kimpel, que habla poco. Su melliza, aún menos…

Bromeó con lo difícil que es ponerse un smoking un 11 de agosto en Málaga. “Estamos pensando en cambiar el atuendo de los caballeros para que el año que viene vengamos todos de blanco, como las fiestas cubanas”.

Este año hubo varias sorpresas. Una fue la actuación del Mago Pop, que hizo desaparecer a un invitado. Otra, el espectacular baile de Sara Baras que impactó por su fuerza y arte. La tercera tuvo como protagonista a Marta Luisa de Noruega y su novio chamán Durek Verret, vestido muy acorde con su dedicación espiritual: una camisola de raso verde esmeralda cubierta por una túnica con aplicaciones de plumas. Completaba el atuendo un llamativo colgante.

La pareja apareció sin la parafernalia que suele acompañar a este tipo de personajes, y más aún si pertenecen a la realeza. Marta Luisa recibió esa noche un premio a su labor solidaria.

Más tarde, el novio de Marta Luisa, ya integrado en la fiesta, habló con los periodistas. El chamán contaba que habían estado en Barcelona, que le había parecido una ciudad preciosa y que le gustaba mucho España. Su amiga Gwyneth Paltrow es una de sus referencias. “Aunque no conozco mucho”, reconoció. Explicó que quiere vivir en Noruega con Marta Luisa. Además, esquivó con tacto la polémica que hay relativa a la utilización del titulo de princesa para fines comerciales.

Marta Luisa de Noruega no ejercerá de princesa cuando comparta trabajo con su chamán, de quien dijo que “cuando encuentras a tu alma gemela lo sabes. Shaman Durek ha cambiado mi vida. Me ha hecho ver que el amor incondicional existe en este planeta“. Lo que sí demostraron ambos fue su amabilidad y naturalidad. Sin duda, Marta Luisa y Durek Berret conquistaron Marbella.

Otra gran sorpresa fue la presentación del FordGT valorado en 600.000 euros y firmado por Antonio Banderas. En España solo hay dos unidades y no todo el mundo (aunque tenga el dinero para hacerlo) puede comprarlo. Hay una serie de requisitos que obligan al futuro propietario a comprometerse con la Ford. Hay que moverlo y no puede estar encerrado en un garaje, no se puede especular con él ni vender en el tiempo que marca la casa. Ya hay dos candidatos para hacerse con él y, según explicaban los responsables de Ford, “ninguno es futbolista”.

Antonio Banderas se subió al coche con Nicole Kempel solo para la foto. “Me gustaría probarlo en un circuito”, dijo mientras pisaba el acelerador para escuchar el ruido del motor.