Inicio Entrevistas Internacional Mariano Fuster: “Esto lo llevo en la sangre: beber vino o cava...

Mariano Fuster: “Esto lo llevo en la sangre: beber vino o cava es natural en cualquier familia española”

INTERNACIONAL.

Alegre.

Mariano Fuster

 “Esto lo llevo en la sangre: beber vino o cava es natural en cualquier familia española”

Una rodaja de pan bañada con cava, un chorro de vino y un poco de azúcar; una merienda común en la madre patria, para sus ciudadanos desde temprana edad. Esta es la tradición que indujo a Mariano Fuster a lo que hoy, desde Juvé y Camps, ejerce: Embajador y Director de Exportaciones.
Fuster es economista de profesión y enólogo de acción y corazón, hacer al que ha dedicado vastos años de su vida. Llegó a Juvé con la misión de crear un departamento de exportaciones y llevar la marca de la Casa Real a española a decenas de países. Así lo hizo, pero el también embajador viaja por el mundo instruyendo a sommeliers y dirigiendo catas en los hoteles y restaurantes más tops del  mundo.

Al hablar de Juvé y Camps, Mariano expresa:  Siento que he tenido una suerte brutal, enorme que pienso la he sabido disfrutar Admiro de Juvé la capacidad de haber mantenido el liderazgo por cien años. En los años setenta, creamos una categoría, Brut Nature cero azúcar que es nuestro producto estrella y luego de que se creó la clasificación Gran Reserva, mantenemos la cuota del mercado de 60 por ciento de las gran reservas.”
Entrando en materia y conversando sobre el fascinante producto, el experto afirma que cualquier momento es propicio para una copa de cava, ya que es frío y alegre.  En este país de entrada, de aperitivo queda muy bien. porque refresca, te alegra, te abre el apetito y la acidez que tiene es muy baja, poco azúcar, no te llena y puedes seguir el menú, el cava marida con casi todo excepto con las cares rojas porque son muy fuertes.

Lo que más disfruta Mariano de cada copa, es la compañía, pues entiende que un cava no se debe tomar solo, ni junto con alguien que no sea de su agrado. Mas bien se debe agregar un pensamiento de relax, para hacer del momento uno más placentero.
Uno de los dones del cava, es su burbujeante alegría y esa es una de las cualidades de Fuster, quien con dicho sentimiento habla de su experiencia al compartir con aquellos a quienes tiene el privilegio de enseñar, aunque él prefiere cultivarse. ¿Enseñar o aprender? “Aprender, no se si se enseñar o no, pero aprender”, acota.