Inicio Entrevistas Por Dentro Luis Domínguez

Luis Domínguez

Luis Domínguez

POR DENTRO.

 fotos Julio César Peña

 

¿Quién es Luis Domínguez más allá del diseñador que todos conocemos?

(Risas). Bueno, comenzamos con la más fuerte…..muy pocos me conocen más allá de lo profesional. Soy muy hermético y reservado con mi vida personal, de hecho muy pocos me reconocen físicamente; no me expongo en ninguna red social, pero puedo decir que soy un ser humano extremadamente sencillo, amante de las cosas más simples que nos ofrece la vida como contemplar el mar, tomar unas copas de buen vino, degustar algún dulce sabroso y vivir momentos memorables con mis seres queridos, pero, ante todo, mis conversaciones con Dios… con eso soy más feliz.

¿Con qué sueñas?

Siempre he soñado con que muchas mujeres del mundo puedan llevar mis vestidos, sueño con perder el miedo a los aviones (me encantaría) viajar más y con una casita en la montaña para retirarme.

¿Cuál es tu momento de mayor inspiración?

Llega cuando me reúno por primera vez con mis novias o clientas y me cuentan todos sus deseos, me encanta oírlas, verlas reír, escuchar cuáles son sus sueños, lo que quieren lograr llevando uno de mis diseños, que me cuenten sobre los detalles de sus bodas o eventos especiales. En ese momento en el que entramos en confianza, me fluyen miles de ideas de cómo me gustaría verlas y comienzo a dibujar en base a todas sus inquietudes.

¿Cómo describes tu profesión y carrera?

Es una profesión difícil en un país como el nuestro; estamos cargados de ofertas que atentan contra la demanda de lo que ofrecemos y cada vez menos las clientas nos buscan pero puedo asegurar que es una carrera maravillosa para quienes la aman como yo, no me imagino haciendo absolutamente más nada que poder hacer sueños realidad, es lo que me alimenta el alma más allá de lo lucrativo o no que pueda ser.

¿En dónde estás y hacia dónde vas?

Estoy viviendo uno de mis mejores momentos a nivel comercial, he conquistado un mercado sumamente exigente y demandante no solo a nivel de manufactura, sino a nivel emocional como lo es el mundo nupcial. Pienso que estoy a punto de terminar un ciclo de mi carrera en el país; ha llegado la hora de dar el gran paso para poder cumplir mi sueño de que todas las novias del mundo puedan conocer a Luis Domínguez, solo es cuestión de esperar en Dios el momento indicado, pero él me ha revelado que estoy muy cerca de mi internacionalización y más que preparado para enfrentar todo lo que esto conlleva.

¿Cómo es vestir a la primera dama de la República? ¿Qué se siente?

Doña Candy es una de las mujeres más especiales que he conocido; la quiero como una madre. He podido conocer su gran valor como ser humano y la bondad de su corazón más allá de la excelente profesional que es. Pienso que vestir a la primera dama más elegante de toda la historia de República Dominicana es el mayor orgullo que un profesional de la moda pudiera desear, pero aún más para mí, es poder disfrutar de su confianza y cariño.

Suelto

Luis Domínguez. eligió como misión de vida vestir de elegancia a la mujer que ama el garbo, especialmente a novias soñadoras como él. a La fecha, ha lleva a decenas de novias al altar y entre su lista están Sibeli y Vanessa medina, hijas del actual presidente de la república. Él es también el responsable de ataviar a la primera dama, cándida montilla de medina.