Inicio Whispers Los Duques de Cambridge, de fiesta y solos

Los Duques de Cambridge, de fiesta y solos

Los Duques de Cambridge

El verano es la época favorita para irnos de vacaciones y en la realeza es igual, hace unos días el rey Felipe y la reina Letizia nos brindaban las más hermosas fotografías junto a sus hijas, Leonor de Borbón y Ortiz actual princesa de Asturias y primera en la línea de sucesión al trono español y la infanta Sofia. Ahora es el turno de los Duques de Cambridge, que aunque no hemos tenido acceso a tantas fotografías como desearíamos, si tenemos detalles de primera mano de estas pequeñas vacaciones.

Los Duques de Cambridge y sus vacaciones

El Príncipe Guillermo Catalina de Cambridge, también han hecho un espacio en sus agendas oficiales para escaparse a Mustique, una de las islas Granadinas, situadas en el mar Caribe, reconocida por sus paisajes paradisíacos.

De este enclave paradisíaco, ha sobresalido un famoso lugar llamado, Basil’s Bar, y es el que ha acogido a los Duques de Cambridge y al cantante y actor Mick Jagger, la misma noche.

Basil Charles, dueño del lugar es amigo del matrimonio desde hace varios años, incluso asistió a la boda real en el 2011, por lo que la presencia de ellos, no le resulto extraña. Según reseñan los medios internacionales, la duquesa siempre opta por tomar el mismo tipo de cóctel. Piña colada.

El motivo por el cual se reunieron en este lugar, fue una fiesta organizada por Charles. En una de las imágenes que ha trascendido de los duques, se les observo con ropa alusiva al Caribe, de inspiración Pinkhouse Mustique, una marca de ropa de la misma zona, mientras Kate, optó por un colorido vestido.

Sin dudas, una velada amena, para la pareja que se convirtió hace unos meses en una familia numerosa. Michael y Carole Middleton, ejercieron la labor de niñeros de sus tres nietos, JorgeCarlota Luis, en la casa que comparten con su hija y su yerno en la isla desde hace unos años.

Este fin de semana los Duques de Cambridge, regresarán a Inglaterra para asistir a la boda de uno de los mejores amigos de Guillermo, Charlie van Straubenzee, con su novia Daisy Jenks.