Inicio Ritmo Personal Ritmo Del Arte Las ilustraciones de un padre creativo

Las ilustraciones de un padre creativo

Keith Negley

RITMO DEL ARTE.

Keith Negley

texto Petra Minaya fotos Fuente Externa

Ser padre es una de las mayores bendiciones que puede tener una persona en su vida, disfrutar de esos momentos, y saber impregnar en los hijos buena educación y valores es un verdadero reto para quien tiene el papel de instruir a los pequeños del hogar.

Asimismo, se dice que todo artista tiene una musa que los inspira para realizar un trabajo con entusiasmo y dedicación. En esta ocasión, la inspiración del ilustrador, músico y autor de libros para niños, Keith Negley, fue su hijo.

Sí, un niño que al reflejar el comportamiento que va desarrollando acorde a su edad, lo llevó a querer desahogar todas las emociones que sintió en esos momentos. Cuando su pequeño actuaba de cierta forma que para él no era correcta, y en busca de un material que tuviera un contenido que le ayudara y lo instruyera en esos momentos de desesperación por los que atravesaba, pero al no encontrar un material adecuado, terminó plasmando él mismo a través de sus trabajos ilustrativos.

Estas imágenes tienen impregnadas de forma muy explícita el modus vivendi de una persona que se dedica a ser un padre con la responsabilidad y la dedicación que se requiere.

Definitivamente, ha sabido mezclar muy bien su desempeño de padre con el talento que le apasiona, y estas imágenes, bajo el nombre ‘‘Mi padre solía ser genial’’, fueron el resultado de su creencia de que ser un buen padre requiere de práctica, de la misma forma que lo requiere ser un buen artista.

De esta manera, el ilustrador busca plasmar, de forma positiva, los momentos incómodos por los que ha atravesado en su rol, sabiendo aprovechar estas situaciones para sacar resultados positivos como lo ha sido esta exposición, en la que se muestran ilustraciones, por  lo que las personas que la ven y que también desempeñan ese rol tan importante, se sienten identificados, ya que casi nadie está exento de pasar por momentos incómodos con los hijos.

‘‘Eventualmente los niños desobedecerán o ignorarán sus solicitudes, y en estos tiempos sería natural querer gritar’’. Sin embargo, se cohíbe de querer desahogarse de esta manera y esos son los momentos específicos en los que el artista deja fluir su inspiración en su mayor esplendor y desahogar toda la desesperación que se apodera de su ser y plasma toda esa frustración en un material que sirve de instrucción para saber desenvolverse en situaciones similares a esas.