Inicio Colaboradores Joyas JOYAS: Joyas Artesanales

JOYAS: Joyas Artesanales

JOYAS.

Dentro de la artesanía está la Orfebrería. La orfebrería es un trabajo artístico hecho a mano para crear joyas y adornos con metales preciosos o con la aleación de ellos. La palabra orfebre viene del latín auri (oro) y faber (fabricador). Los metales que constituyen las joyas o los adornos del orfebre son eminentemente la plata y el oro.
El uso del oro y de la plata, viene desde la prehistoria donde ya los orfebres tenían los conocimientos del metal y fabricaban utensilios muy variados como vasijas, piezas de adornos, monedas y hermosas joyas, todas con las características, el estilo y el gusto propio de la época o civilización. Es interesante saber que los instrumentos utilizados por los orfebres de entonces siguen siendo prácticamente los mismos que utilizan el orfebre de hoy. El orfebre es el único artesano que trabaja como se hacía antes. Por eso, el orfebre debe tener pasión, dedicación y mucha paciencia para volver a empezar con sus manos una pieza que no le sale bien, tiene que ser creativo y saber dibujar, además de tener los conocimientos de los metales.
El futuro de la orfebrería dominicana debería ser notable, pues hay que tener en cuenta que cada vez más se hacen las cosas de manera mecánica con la apariencia similar de los productos hechos a mano, pero el orfebre seguirá trabajando de forma artesanal o sea Artis – Manus. Eso debe suponer mucha importancia para la gente, pues tendrán solo en el orfebre la persona que pueda hacer los trabajos personalizados.
Cada pieza que realice el orfebre es su obra de arte. La orfebrería es entonces un trabajo artesanal por medio del cual se da valor artístico a un determinado metal noble, que puede ser acompañado de piedras dominicanas como el larimar, el ámbar, entre otras. La orfebrería dominicana se encuentra en envía de desarrollo, y por fin se entiende su importancia, pues la artesanía es fuente generadora de empleo y es una rica expresión artística de nuestra cultura. Las joyas artesanales son un embajador insignia del país. Estas obras de arte nos representan, nos distinguen y hablan por sí solas de la riqueza, del talento y de la cultura del país.
La joyería de larimar y ámbar es la artesanía más representativa del país y la que genera mayores ventas en el mercado turístico. Esto es importante para el beneficio directo de los poblados. En Barahona existe una escuela taller con un excelente programa educativo, para que los artesanos aprendan a tallar, pulir las piedras y luego aprender a montarlas en piezas de joyería en oro y plata. El montaje es el paso más complicado del proceso de la transformación de una piedra a joya final.
Tenemos que aplaudir los logros de los artesanos y apoyar los esfuerzos que hacen estos artistas. Qué sería la vida sin artesanos emprendedores, que sin máquinas ni tecnología, pero con mucha creatividad y pasión, dan el toque que falta en la creación de hermosas joyas artesanales.

EDITORIAL.

La artesanía es una manifestación de nuestra cultura pues es reflejo de la idiosincrasia, el espíritu y el contexto social del pueblo dominicano. La artesanía es un tipo de arte en el que se trabaja fundamentalmente con las manos, moldeando diversos objetos con fines comerciales o meramente artísticos o creativos.
Una de las características fundamentales de ese trabajo es que se desarrolla sin la ayuda de la máquina o de procesos automatizados. Esto convierte a cada obra artesanal en un objeto único o incomparable, lo que le da un carácter sumamente especial.
Dentro del bagaje histórico y cultural de un pueblo y de su cultura tradicional, los artesanos han ocupado un lugar importante; tal es así, que los orígenes de este tipo de trabajo manual se remonta a épocas previas hace miles de años. Hay artesanías que han durado hasta ahora, por lo que son estas artes las que tenemos que cuidar como tesoro patrimonial.