Inicio Entrevistas Visionario Joshua Bell: con su arte toca las fibras más sensibles

Joshua Bell: con su arte toca las fibras más sensibles

El violinista más famoso

El violinista más famoso

Fotos: Sherwin Lainez, JMEnternational, Dia Dipasupil y Fuente externa

El violín es como el cuerpo humano, hay que saber tocarlo para hacer emanar de sus adentros, las mejores melodías. ¡Y esto no cualquiera puede lograrlo! Hoy, estas páginas rinden honor a quien se le considera en el mundo de la música clásica, el violinista más famoso de la historia moderna: Joshua Bell.

A él, tan solo le basta con ingresar a un escenario, colocarse en el centro de este, acomodar su violín en medio de su hombro y mentón, cerrar sus ojos y, desde ya, iniciar un sublime viaje al firmamento entre un sinfín de compases y armonías.

Quienes tienen el privilegio de escucharlo tocar, de inmediato se transportan a un portal mágico, donde las notas celestiales son las protagonistas.

El violinista más famoso

Su idilio con la música inició a los tres años de edad. Para aquel entonces, coleccionaba gomas elásticas, y un día, de buenas a primeras, comenzó a tensarlas en las manillas del armario de su habitación y las pulsó para producir sonido.

Con este invento trataba de imitar las melodías que él oía, cuando su madre tocaba el piano. Sus padres, melómanos de por sí, lo introdujeron a esa disciplina y, a sus cuatro años, ya estaba tomando clases. Tres años más tarde, debutó en su primer concierto con la Filarmónica de Bloomington.

Un golpe de suerte cambió por completo su existencia a sus 12 años, al recibir cátedras de Josef Gingold, un exitoso violinista ruso denominado como uno de los más influyentes de Estados Unidos. Su primer reconocimiento lo obtuvo cuando tenía 13.

El violinista más famoso

Sus manos han atesorado valiosas obras de arte musical, rebosadas de pura historia. A sus 21 años, adquirió el Stradivarius “Chanot-Chardon” de 1718, que posteriormente, cambió en 1993 por el “Tom Taylor” de 1732, el que tiempo después vendió por dos millones de dólares, ya que se enamoró del “The Gibson-ex Huberman”, el cual consiguió por cuatro millones de dólares.

Por su ingenioso arte, ha sido reconocido en numerosas premiaciones, entre las que se destacan: el Premio Avery Fisher en 2007 y distinguido como Joven Líder Global por el Foro Económico Mundial.

Asimismo, en 2008 recibió el galardón del Academy of Achievement por sus extraordinarios logros en el arte. Fue nombrado Instrumentista del Año por Musical America y recibió el Premio Humanitario de la Universidad Seton Hall, en 2010.

El violinista más famoso

También, le otorgaron el Premio Paul Newman de Arts Horizon y el Premio Huberman de la revista Moment en 2011, entre otros. Cabe destacar que Joshua Bell es parte del Comité Artístico del Kennedy Center Honor y miembro del Consejo de Directores de la Filarmónica de Nueva York.

El violinista más famoso

Indudablemente, estamos frente a una superestrella de la música clásica que, gracias a su talento, ha logrado posicionarse como el rey del violín.