Inicio Entrevistas -Portada- Jorge Brown

Jorge Brown

EN PORTADA.

Artista.

Jorge Brown Cott

“¿Hacia dónde quiero llegar? Sé que voy hacia adelante, donde me lleve la vida, quiero dejarle eso a Dios. Sigo dando lo mejor que puedo dar y luchando por ser mejor profesional y mejor persona”

Jorge sabe lo que quiere y va tras ello. Es precisamente este enfoque, lo que le ha dado el éxito. Todo lo que toca, lo convierte en armonía, equilibrio, belleza… El arte corre por sus venas, le sale a borbotones. En todas las etapas de su vida profesional, lo ha expresado de una manera u otra. Hoy en día el diseño de interiores ocupa su agenda.
Sus clientes son exigentes y él mucho más. Con su peculiar forma de ver la vida, es capaz de crear los ambientes soñados para los que confían en su talento. Su carrera no tiene techo, su creatividad, tampoco, pues no hay límites para quien está seguro de su camino. La estela de proyectos exitosos que tiene en su haber, es su mejor carta de presentación.
Cada diseño es único, no obstante, hay quienes pueden advertir su huella en los sofisticados ambientes que crea. Es un diseñador a carta cabal: interiores, eventos, espacios efímeros, muebles, dirección de arte para moda;todo esto nos habla de un ser humano de muchas pasiones, colores, historias.
Conozca en una entrevista sincera y sin cortapisas a un joven soñador, quien a base de esfuerzo y enfoque, va trazando su camino lleno de ilusiones, armonía y buen gusto.
texto Ricardo Pichardo Viñas fotos Fernando & Víctor  estilismo Joselo Franjul maquillaje  Bryan Santana vestuario  Hugo Boss y personal

RS: Usted es una persona que siempre ha estado ligado al arte en varias ramas, ¿cómo podría definir grosso modo, el arte y su relación con él?
JB: Para mí, arte es aquello que te crea emociones, te despierta interés y de una manera u otra te enamora. En mi trabajo como diseñador de interiores es vital tener sensibilidad por la belleza, por el arte y el diseño. Yo me confieso un amante fiel de las tres, lo cual hace que mi trabajo sea una eterna aventura.
RS: ¿A qué edad se convenció de que trabajaría en lo que hace para toda la vida?
JB: No recuerdo a qué edad dije que quería vivir de esto,  pero siempre supe que quería crear belleza y expresarme mediante el diseño, mi alma lo lleva por dentro. Desde pequeño mi imaginación transitaba alrededor de diferentes oficios, entre ellos: pintor, actor, productor de Broadway, arquitecto… Siempre vivía soñando y super curioso por todo lo que tiene que ver con la estética.  
El diseño de interiores es algo que inconscientemente viene conmigo desde pequeño. Mi abuela era modista. Mis hermanas, también trabajaban en moda y mi madre una mujer de muchas costumbres, todas hacían una fiesta en casa por cada adorno nuevo, siempre cambiando de colores las paredes y buscando telas para las cortinas o una nueva butaca para la sala. Creo que desde que tengo uso de razón la revista Architectural Digest está en mi casa.
Las fiestas en mi hogar eran un evento, llenas de “momentos” y hasta temáticas, la mesa siempre vestida con detalles nuevos, el árbol de Navidad tenía que superar el del año anterior. Mi madre tenía una pequeña obsesión por las vajillas y por las tardes a mí era que me tocaba mojar el patio, para que el jardín se conservara en perfectas condiciones. Todo tenía importancia en el conjunto de cosas que tuvimos, pero la verdad es que lo que nunca faltó en casa, fueron valores y costumbres. Me enseñaron que el hogar debe reflejar quien eres, tu educación y tus gustos.  

RS: Su trabajo siempre ha sido bien valorado, no importa en lo que haya emprendido, siempre pone su propio sello y eso produce muchos frutos, en esta etapa de su vida está totalmente comprometido con el diseño de interiores, ¿desde cuándo está haciendo este trabajo y qué satisfacciones le ha reportado esta labor?
JB: Tengo prácticamente cuatro años enfocando mi energía en desarrollar proyectos de interiores. Siento que es maravilloso diseñarle el hogar a personas que confían en mi criterio. Lo hago con mucha pasión, soy amante de los espacios con carácter y personalidad.
RS: ¿Piensa que el artista nace o se hace?
JB: Definitivamente, yo nací con el alma de artista. Me apasiona la belleza, me encanta todo lo que tenga que ver con crear, lo estético  y la sensibilidad humana. Ahora bien, el ojo se educa, los viajes te enseñan y la clase se cultiva.

RS: ¿Cuál ha sido su formación académica?
JB: Estudié publicidad, porque no tenía recursos económicos para estudiar fuera, pero siempre me escapaba a Chavón a descubrirme y tomar cursos. Estudié Pintura y Artes Dramáticas.
RS: Podríamos decir, que es un diseñador en todo el sentido de la palabra… ¿qué otro tipo de trabajos realiza?  
JB: A parte del diseño de interiores, tengo experiencia en la dirección de arte, en la dirección de eventos; he trabajado en moda, teatro y ahora estoy diseñando muebles para mis proyectos.  

RS: Es difícil hablar de uno mismo, pero ¿cuáles son las características que sus amigos y familiares más cercanos destacan a menudo de su persona?
JB: Soy muy de fantasías, de soñar en grande, perfeccionista. Siempre quiero dar lo mejor de mí, soy muy exigente a la hora de firmar mis trabajos, quiero ser recordado por mi estilo, porque realmente necesito amar lo que entrego y sentir que lo puse todo.
RS:  Quien ve sus diseños corrobora de inmediato que es un tanto perfeccionista, a su entender, ¿cabe este término en su personalidad?
JB: Sí, soy muy de que las cosas sean perfectas, controlador, de que no se queden detalles… pero, cuando se sale del plan, he aprendido a no volverlo frustrante, sino a sacarle el mejor partido. Me ocupo de vivir atento a cada detalle en el proceso para que en el momento de improvisar, las cosas salgan orgánicas y ahí firmo.  

RS: ¿Cómo logra armonizar lo que entiende que debe ser en un espacio determinado y lo que el cliente quiere en realidad?, ya que muchas veces, no van de la mano ¿Cómo mediar, de modo que quede complacido y el cliente también?
JB: El espacio te habla, te enseña los caminos, es algo que mágicamente me pasa. También la onda del cliente te da pautas, yo me hago una película de quién vivirá en ese espacio y qué me inspira, luego voy orgánicamente armando, con sus necesidades y mis conceptos el espacio. Ahora bien, como profesional mi tarea es enseñar de lo que sé y educar.

“Busco inspiración en la moda, mis libros, en la música y por supuesto, en los viajes”.

 

RS: ¿Cómo podría definir su propio estilo de diseño de interior, su refugio, su hogar, cómo lo tiene diseñado? 
JB: Mi estilo son todos los estilos, de mucha mezcla, de buscar armonía, ser divertido, reinterpretar tendencias del pasado, atemporal. Mi hogar es muy yo, cada detalle tiene historia, tiene carácter y está lleno de artistas que admiro… todos en libros (risas)
RS: ¿Qué disfruta hacer cuando no está trabajando?
JB: Oír Staicey Kent y ver arte, descubrir nuevos artistas y nuevas tendencias. No es parte de mi trabajo, es el alimento para mi alma.
RS: ¿Cuál es ese o esos lugares al que pudiera volver cientos de veces y lo disfrutaría igual?
JB: New York: Siento que parte de mí, está en esa ciudad. Lo encuentras todo, lo vives todo y si te lo propones, lo disfrutas todo. Amo caminar con música en esa ciudad y hacerme pequeños cortometrajes. Me inyecta mucha energía. París me inspira, disfruto caminarlo solo, me pone a soñar.
RS: ¿Dónde busca inspiración? 
JB: La moda, mis libros, en la música y, por supuesto, en los viajes. Soy muy curioso, me gusta descubrir y encontrarme en el camino con propuestas que me refresquen, que me inspiren a reinventarme, a experimentar cosas diferentes. 

RS: ¿Qué es vital en sus interiores?
JB: El arte, una buena obra es vital en un proyecto, también aquel mueble único del que todo el mundo tiene qué hablar, aquella butaca o silla de historia con valor, o esa, credenza excéntrica que decora ella sola un espacio vacío.

“No recuerdo a qué edad dije que quería vivir de esto,  pero siempre supe que quería crear belleza y expresarme mediante el diseño, mi alma lo lleva por dentro”.

RS: ¿Podría identificar cuál ha sido el trabajo más retador de su carrera?
JB: No suelo comparar mis proyectos, cada uno tiene su afán, sus limitantes. Pero uno de los proyectos que siempre recordaré, fue mi expo de “Chairs for Charity” a beneficio de la Fundación St. Jude.  
RS: ¿Hasta dónde quiere llegar?
JB: Es muy extraño contestar esta pregunta, sé que voy hacia adelante, donde me lleve la vida, quiero dejarle eso a Dios. Sigo dando lo mejor que puedo dar y luchando por ser mejor profesional y mejor persona… Creo que es la fórmula perfecta para que se abran nuevas oportunidades.

RS: ¿Piensa que el ser humano tiene la capacidad de diseñar su propia vida, o entiende que el destino se encarga?
JB: En la vida uno propone y Dios dispone, en mi trabajo yo propongo y el cliente dispone…. (risas). La verdad es que siento que todo se basa en dejar huellas, de estar claro que tus acciones son tu palanca para llegar y que por más cliché que suene… no dejar nunca de soñar.
RS: Siempre le vemos en forma, ¿tiene algún régimen alimenticio y/o rutina de ejercicios para mantenerse fit?
JB: Eso es porque me ves en redes sociales, cuando estoy gordo, solo publico mis trabajos (risas). La verdad es que últimamente quiero ser la mejor versión de mí mismo en todos los aspectos, así que hago lo seguro, comer saludable y trabajar mi cuerpo. 
RS: Viendo su trayectoria, cualquier persona diría que en su vida todo ha sido color de rosa, ¿ha sido así o también ha habido momentos no tan diseñados por usted, o que no ha tenido el control absoluto?
JB: Vivo en el mundo real, aunque mi trabajo es crear fantasías o espacios bellos. Claro que estoy marcado por muchos momentos, muy difíciles o muy tristes, pero le doy gracias al diseñador de mis días: Dios, que me ha permitido vivirlos y salir fortalecido, con lecciones aprendidas y siempre agradecido.

CONFESIONES

ÍNTIMAS

Nombre completo: Jorge Emmanuel Brown Cott
No puedo vivir sin: Viajar, sin diseñar, sin inventarme proyectos
ciudades favoritas: New York/París
restaurantes: Indochine New York y La Régalade Saint-Honoré, París
Un hotel: Hotel Baccarat New York
Un perfume: Kingston by Eric Buterbaugh
Una marca de muebles: Boca Do Lobo 
Me compran con: varias cosas… libro de arte o mi vela favorita Bougie Candle de Hotel Costes
En la vida hay que: Luchar por los sueños, viajar y comer bueno
Siempre tengo presente: a las personas que quiero
Un regalo recibido que nunca olvido: los valores que me enseñó mi madre
A Dios le pido: que siempre esté conmigo y que me dé salud
Diseñadores de interiores: Kelly Wearstler, Jaime Hayon y Lázaro Rosa
Admiro a: las personas emprendedoras, de buen gusto y con buen corazón
No soporto: lo mediocre y la hipocresía
Ver la Portada