Inicio Entrevistas -Portada- Jake Kheel: ¡Mi corazón está comprometido con la naturaleza!

Jake Kheel: ¡Mi corazón está comprometido con la naturaleza!

EN PORTADA.

Jake Kheel

Comprometido.

IMG_4637

De este joven emprendedor, siempre he admirado la pasión que siente por nuestra patria, sin ser dominicano. A Jake Kheel, vicepresidente de la Fundación Grupo Puntacana, le bastó un primer viaje en 1994, a través de un intercambio cultural, donde vivió con la familia Montás, en Madre Vieja, en la provincia de San Cristóbal, para enamorarse del país, su música, su lenguaje, la diversidad de hábitats, el sentido del humor e idiosincrasia de los dominicanos.
texto Rosanna Rivera fotos Eladio Fernández estilismo José Jhan vestuario Hackett London locación Sierra Bahoruco
Tras esa experiencia supo que la relación con este país sería para siempre. Su documental “Death by Thousands Cuts”es una denuncia contra la tala de árboles, deforestación y la necesidad de proteger las cuencas de nuestros ríos.
El gran protagonista es el tráfico de carbón desde República Dominicana hacia Haití y la gran problemática social que representa para las autoridades, no detener a tiempo un problema que amenaza con la sobrevivencia de los que habitamos esta isla hermosa.  Apoyemos a Jake Kheel, para que esta hermosa tierra pueda ser ejemplo y detener de una vez por toda esta nube negra de discordias y fabricación de carbón con la cual ponemos en riesgo nuestros bosques y el futuro de las próximas generaciones.
RS: ¿Cómo se definiría Jake Kheel?
JAKE KHEEL: Soy aventurero, curioso, de mente abierta, amante de la naturaleza, apasionado y trabajador.
RS: ¿Cuál es su relación con nuestro país? Cuéntenos sobre eso.
JAKE KHEEL: Llegué a República Dominicana en 1994 de pura casualidad. Uno de mis profesores del colegio, Joe Barrett, fue exvoluntario del Cuerpo de Paz en República Dominicana en los años 70. Joe organizó un programa de intercambio cultural para la escuela, al cual me inscribí. Gracias a esto, viví con la familia Montás en Madre Vieja Sur, en la provincia de San Cristóbal. De inmediato me enamoré del país: su música, su lenguaje, la diversidad de hábitats, el sentido de humor e idiosincrasia de los dominicanos. Tras esa experiencia, supe que este país y yo tendríamos una larga relación.

IMG_4931

RS: Sabemos que la preservación del medio ambiente siempre ha sido una preocupación constante. ¿Qué le motivo a incursionar en el cine y desarrollar un documental como “Death by Thousands Cuts”?
JAKE KHEEL: En el 2011 tuve una conversación con Ben Selkow (durante su boda, no más), un veterano cineasta y amigo cercano de mi familia. Hablamos sobre el caso único de República Dominicana y Haití, dos países que comparten una misma isla. Le explicaba sobre mi propuesta, que había preparado para aplicar a una beca Fullbright (que al final no fue aceptada). La propuesta documentaba la deforestación en la alta montaña de la Sierra de Bahoruco, en la frontera con Haití, concentrándome específicamente en la producción ilegal de carbón.
Había tenido la oportunidad de conocer la zona fronteriza en el 2001, mientras realizaba mi tesis de maestría, como estudiante de posgrado de la Universidad de Cornell. Pasé varios meses trabajando en la comunidad de Cachote, en el bosque nublado de los Bahorucos; una selva única, a 1,100 metros de altura sobre el mar a la cual puede subirse en menos de una hora (cuando el camino está transitable). Hasta ese momento, nunca se me había ocurrido producir una película, sino un estudio académico. A partir de esa conversación, Ben y yo realizamos un primer viaje de preproducción de casi 650 kilómetros en las altas montañas. Fue entonces que determinamos que existía un drama humano y ecológico que valía la pena explorar como una película de largometraje. Era el año 2012 y es allí cuando inicia nuestra aventura.

“De inmediato me enamoré del país: su música, su lenguaje, la diversidad de hábitats, el sentido de humor e idiosincrasia de los dominicanos. Tras esa experiencia, supe que este país y yo tendríamos una larga relación”.

RS: ¿Cuánto tiempo le llevó realizar el documental? ¿Encontró muchos inconvenientes para desarrollarlo?
JAKE KHEEL: Ben Selkow y yo desarrollamos el concepto original para la película en el 2011 y el estreno mundial fue en el festival de cine “Hot Docs” en Toronto, Canadá, en mayo de 2016.
Como es natural en la producción de una película documental, se presentaron algunos inconvenientes durante el proceso de producción. Sin embargo, nos ha sorprendido el gran nivel de apoyo y compromiso que hemos sentido durante todo el proceso. Además de los festivales de cine, hemos sido muy afortunados de recibir mucho respaldo de la sociedad dominicana en general, el sector privado, nuestros patrocinadores principales y las organizaciones comprometidas en la protección ambiental.

IMG_4624

RS: ¿Cómo logró el balance para no verse parcializado en ningún momento con la realidad entre República Dominicana y Haití?
JAKE KHEEL: Nuestro equipo de producción puso mucho énfasis e importancia en presentar una visión balanceada de la situación entre los dos países. En ocasiones me fue difícil lograrlo y separar mi relación personal con República Dominicana porque me identifico mucho con el país y lo considero mi hogar. Pero nuestra intención nunca ha sido criticar o denunciar a ninguno de los dos países, sino presentar la realidad de diferentes temas complejos y utilizar esa perspectiva para producir cambios positivos.
RS: ¿Qué persigue con este tipo de iniciativa?
JAKE KHEEL: Como comentó el naturalista y fotógrafo Eladio Fernández, esperamos que “Muerte Por Mil Cortes” sirva como “punta de lanza” para que organizaciones y activistas ambientales puedan lograr mayor protección de las áreas protegidas y naturaleza amenazada. Hay muchas organizaciones que llevan décadas dedicadas a importantes temas ambientales alrededor del país. Esperamos que puedan aprovechar la atención y publicidad que hemos generado con la película para avanzar sus causas.
El principal objetivo de este proyecto es el empoderamiento de la sociedad civil, tanto en Haití como en República Dominicana, insistir en mayor protección ambiental y el cumplimiento de las leyes ambientales.

IMG_4486

RS: La gente se pregunta, y a la vez aplaude, que sin ser dominicano ha llevado esta problemática del carbón a todas las salas de cine y lo ha tomado como su causa personal. ¿Qué opina al respecto?
JAKE KHEEL: Aunque soy ciudadano de los Estados Unidos, resido, trabajo y me siento muy identificado con la República Dominicana. Es un honor y un privilegio poder contribuir con un país que me ha dado tanto a través de los años.

“El principal objetivo de este proyecto es el empoderamiento de la sociedad civil, tanto en Haití como en República Dominicana, insistir en mayor protección ambiental y el cumplimiento de las leyes ambientales”.   

IMG_4669

RS: ¿Cómo ha reaccionado el Gobierno dominicano ante su documental?
JAKE KHEEL: Una vez iniciamos la promoción de la película, la respuesta del Ministerio de Medio Ambiente no se hizo esperar. De inmediato negaron que hubiese un problema de deforestación en el país. Incluso, algunos funcionarios objetaron que la producción autorizada de carbón vegetal representara una amenaza real para el país. Sin embargo, nuestra película creó una presión pública que contribuyó a que el Presidente Danilo Medina realizara algunos cambios dentro del Ministerio de Medio Ambiente. Los cambios del gabinete del Presidente dieron clara señal de renovación al nombrar a Francisco Domínguez Brito, ex Procurador General de la República como ministro de Medio Ambiente.
Desde entonces, el Presidente Medina ha dedicado varias de sus conocidas “visitas sorpresas” a destacar la amenaza que representa la deforestación y la necesidad de proteger las cuencas de agua del país. En poco tiempo, el tono del gobierno pasó de rechazo a reconocimiento del problema y de la necesidad de realizar mejoras en el sistema. Los avances que percibimos nos llenan de esperanza y satisfacción.

IMG_4415

RS: ¿Va a seguir incursionando en el mundo del cine? De ser así, ¿sería tipo denuncias medioambientales?
JAKE KHEEL: Cine, televisión, podcasts, artículos, fotografía, medios sociales, campañas mediáticas, discursos, conferencias, proyectos de innovación, nuevos negocios; todos representan importantes instrumentos para lograr un impacto positivo. Continuaré buscando soluciones a los retos ambientales, apoyándome en las herramientas que pueda utilizar y tenga a mi alcance para avanzar esta causa.
RS: ¿Cómo se siente con la experiencia de “Death by Thousands Cuts”? ¿Valió la pena? ¿Qué se siente luego de concluir este filme?
JAKE KHEEL: Hacer una película es un proceso que inicia en el momento en que nace la idea y conlleva perseverancia, paciencia, disciplina y creatividad. Para lograrlo, se necesita ser emprendedor. Debimos crear una empresa, integrar un equipo de producción, convencer a los patrocinadores o distribuidores de apoyar la idea y luego ejecutar el proyecto. He aprendido mucho del proceso y lo más importante es que lo he disfrutado plenamente. Para mí, nunca ha sido un proyecto con fines de lucro, de hecho, no acepté un salario de la película. Más bien ha sido un proceso de exploración de una pasión.

“Desde entonces, el Presidente Medina ha dedicado varias de sus conocidas “visitas sorpresas” a destacar la amenaza que representa la deforestación y la necesidad de proteger las cuencas de agua del país. En poco tiempo, el tono del gobierno pasó de rechazo a reconocimiento del problema y de la necesidad de realizar mejoras en el sistema”.

IMG_7937

RS: ¿Qué acciones inmediatas recomiendas para sensibilizar a nuestra anestesiada sociedad sobre la realidad de nuestro medio ambiente?
JAKE KHEEL: Cinco años de investigación profunda en torno al tema del carbón, nos ha proporcionado una perspectiva bastante singular. Entendemos que, vista en sentido amplio, la problemática ambiental causada por el carbón puede parecer demasiado compleja y, por tanto, imposible de resolver. Pero al dividirla en componentes más manejables, puedes ver que existen verdaderas oportunidades, soluciones a corto y largo plazo. La clave está en abordar el problema estratégicamente, sin simplificarlo demasiado, pero a su vez sin dejar que la magnitud del problema nos lleve a sobreanalizarlo y resulte en parálisis.
Pero antes de comenzar a discutir acciones específicas, queremos involucrar y empoderar el público en la búsqueda de soluciones. Creamos la campaña C1+ contra el carbón ilegal (Sé uno más). Un movimiento que tiene como objetivo lograr la participación activa y el empoderamiento de la sociedad dominicana, en la preservación de su flora y fauna, evitando la tala indiscriminada de árboles para fabricación de carbón, el comercio de madera o la siembra de cultivos agrícolas en parques nacionales.
“C1+” busca defender las áreas protegidas y hacer cumplir las leyes de protección medioambiental, para evitar que más árboles sean talados para sostener el comercio informal de carbón, que destruye no solo vidas humanas, sino también ecosistemas únicos encontrados solo en nuestro país.

IMG_4637-2

RS: ¿Estaría dispuesto a apoyar a nuestras autoridades? ¿De qué manera, de ser factible?
JAKE KHEEL: El ministro Domínguez Brito ha demostrado la clara intención de emprender un cambio creíble. Una semana tras asumir la dirección del Ministerio, tuve la oportunidad de presentarle “Muerte Por Mil Cortes” y debatir posibles soluciones. Incluso, el ministro ha hecho referencia a la película a expertos ambientales internacionales. Domínguez Brito se ha tomado el tiempo de buscar y escuchar las opiniones de grupos ambientales, organizaciones sin fines de lucro y miembros de la sociedad civil, en relación a los distintos retos ambientales que enfrenta el país. En solo unos meses, el ministro ha incluido en su toma de decisiones a voces de distintos actores, generando una sensación de cauto optimismo, fruto de sus iniciativas. Estamos totalmente abiertos a colaborar en la búsqueda de soluciones.

“El Ministro Domínguez Brito ha demostrado la clara intención de emprender un cambio creíble. Una semana tras asumir la dirección del ministerio, tuve la oportunidad de presentarle Muerte Por Mil Cortes y debatir posibles soluciones. Incluso, el Ministro ha hecho referencia a la película a expertos ambientales internacionales”.

RS: ¿Cómo vislumbra la realidad de nuestros bosques en 20 años, si no se toman acciones inmediatas?
JAKE KHEEL: Al ser ambientalista, soy un optimista inherente. A pesar de los muchos retos, todavía hay tiempo de actuar para lograr cambios. Entendemos que el futuro de La Hispaniola, Haití y República Dominicana, podría convertise en un ejemplo mundial de la importancia de lograr la acción urgente colectiva de metas que sean beneficiosas para ambos. La Hispaniola podría convertirse en ejemplo para el mundo, y todos podrían observar cómo detener un desastre en cámara lenta. Si quiren conocer más de este proyecto, invito a los lectores de Ritmo Social a acceder a mi página web, Jakekheel.com y seguirme en mi cuenta de Instagram @jkheel.

IMG_4713

RS: Una pregunta que su legión de admiradoras me pidió le hiciese: ¿está comprometido tu corazón?
JAKE KHEEL:  ¡Mi corazón está comprometido con la naturaleza!