¿Qué frase define su vida? “Mi plan A es llegar a lo que significa llegar como actor y, mi plan B, es lograr que mi plan A funcione”, ese refrán lo escuché hace muchísimos años y lo he hecho mío.

¿Cuál es su plan A? Seguir actuando hasta el día que muera. Mi plan B, hacer todo lo posible para que eso funcione (risas).

¿Ha sido difícil llegar a Hollywood?
Sí, pero ha valido la pena. Mira, mi gran sueño siempre fue Hollywood y llegar fue una gran aventura. Arribé a Los Ángeles con una gran pasión, determinado a alcanzar mis metas, US$1,200 en los bolsillos y sin conocer a nadie. Mi primer agente lo conseguí un mes después de llegar. Recién me habían dicho que los agentes de Los Ángeles respetan mucho a los actores de New York y, como me había preparado y actuado allá durante dos años, lo consideré un gran punto a favor.

Fui a una agencia de un solo agente y salí corriendo frente a la señora, le dije: “Mire, yo soy Hemky Madera, este es mi trabajo, yo sé que así no se hacen las cosas, pero me acabo de mudar a Los Ángeles desde Nueva York, si le interesa, llámeme”. Al otro día me firmó. Después de ahí fueron muchos los “no” en proyectos y audiciones, pero me mantuve y me sigo manteniendo muy positivo, los “no” no son más que energía extra para luchar por lo que quiero. Y mi carrera como actor ha crecido increíblemente, ha sido una enorme bendición.

¿Cuál fue el primer gran sí en Los Ángeles?
No me lo vas a creer, pero mi primer gran sí en Hollywood me envió directo a República Dominicana a filmar; fue “La ciudad perdida”, de Andy García.

De todos los personajes interpretados hasta el momento, ¿Cuál ha sido el que ha impactado más su carrera actoral?
Todos me han tocado de una forma u otra pero diría que Pote, que es el que estoy haciendo actualmente, para una adaptación norteamericana de la Reina del Sur, la telenovela. Es un personaje que siempre había querido hacer, Pote es un matón, es un personaje muy oscuro…

¿La más grande meta alcanzada?
Estar donde estoy: con una serie de televisión fija.

¿El Cine, las tablas o la televisión?
Yo amo actuar, no importa el medio.

¿Qué nombre llevaría la película de su vida?
“El Hemky: lo bueno, lo malo y todo entremedio”.

¿Quién sería el protagonista?
Cada una de las personas que han sido parte de mi vida es protagonista de ella, todas me han enseñado algo.

HEMKY MADERA. Apasionado, amigo, arriesgado y no conformista son solo algunas de las palabras que le describen. Nació en Queens, EE. UU., pero se crió eN Santiago, RD. Es Hijo ÚNICO, Esposo y padre de uno. De Niño podía verse hasta cinco películas en una noche y, de grande, nada cambió. Fue precisamente Mientras veía La escena del Guante, de “Under the waterfont”, que Hemky le confesó a sus padres que quería ser actor; tenía cinco años. Antes de incursionar formalmente en el cine, se matriculó en terapia física, Medicina, administración y mercadeo; pero su gran llamado de vida volvió a tocar la puerta.