Inicio Entrevistas -Portada- Guillermo del Toro: Un mexicano que decidió hacerse amigo de los monstruos...

Guillermo del Toro: Un mexicano que decidió hacerse amigo de los monstruos a muy corta edad… Los que siempre formaron parte de su vida.

EN PORTADA. 

Humano.

Guillermo del Toro

Un mexicano que decidió hacerse amigo de los monstruos a muy corta edad… Los que siempre formaron parte de su vida.

texto Patricia Acosta fotos Fuente externa
Su reciente producción cinematográfica lo hizo ser grande. Pero su corazón es aún más enorme. No todos los artistas tienen la capacidad de entender que los valores humanos son la verdadera esencia de las personas y, lo más importante, pudo plasmarlo en una película. Su ideología se contrapone a los prejuicios de la sociedad actual, la doble moral, las pérdidas, las necesidades, las dolencias políticas, las aparencias sociales, la identidad cultural y la nostalgia. Nos permite recordar que el amor es un acto de reconocimiento y de empatía.

“Soy un inmigrante, como Alfonso, como Alejandro, como mis compadres, como muchos de ustedes… creo que lo maravilloso que hace la industria del cine y el arte es borrar las fronteras”.

RS: La mayoría de sus producciones cinematográficas cuentan historias de fantasía… ¿por qué prefiere este género?
Guillermo del Toro: Desde muy temprana edad desperté mi gusto por los monstruos. Tengo varias anécdotas que me hacen confirmarlo. Una noche estaba en mi cuna, me levanté y vi monstruos, tenía sueños lúcidos, y le dije a ellos: si me dejan ir al baño, seré su amigo para toda la vida. Un poco grandecito, viendo la película de “Frankenstein”, sentí que viví un encuentro espiritual, vi en él una figura hermosa, frágil, de gran empatía para mí. Al analizarlo, me dije: Esta será mi piedra y sobre ella construiré mi iglesia. Desde ese momento empecé hacer un santoral de monstruos; tenía un cuarto que decía “Club de Monstruos”. A los seis años, sentado viendo “La criatura del lago negro” flotando bajo Julie Adams, me identifiqué y me dije a mí mismo: ojalá y acaben juntos… y no fue así, y entendí que había que arreglarlo, jamás pensé que lo volvería cine.

RS: ¿Cómo surge la idea central de la película ganadora de los Oscar, en mejor película, mejor dirección y mejor banda sonora?
Guillermo del Toro: Estaba desayunando con Daniel Kraus en el 2011 y le dije: -¿Qué me tienes?; él respondió: Tengo la idea de un aseador que trabaja en un edificio de gobierno, se encuentra una criatura y se la lleva, inmediatamente dije: ¡Eso es! En el año 2014, presenté la propuesta con algunos dibujos de un anfibio y una mujer muda que se enamoran en la Guerra Fría de Estados Unidos con musical y thriller; al final, los productores creyeron y apostaron por ello.

“Nos gusta la gente por sus cuerpos, pero la amamos por sus defectos, Creo que eso es el amor. Amor, es decir: “Estoy perdido, estás perdida, pero juntos somos geniales de alguna forma”.

RS: ¿Qué siente un mexicano al recibir tres premios en una premiación tan importante e internacional como es el Oscar?
Guillermo del Toro: Nunca negaría mis raíces. Ser mexicano es un sentimiento que llevo conmigo todo el tiempo. Es un orgullo para mí ser el latino, gordo, chiflado y diferente. Los monstruos siempre han formado parte de mi vida. Siempre quise hacer películas que involucraran seres extraños, quizás feos, pero que tuvieran sentimientos, sin maldad. Nunca subestimé la idea de hacerlo. Me caso con el género de la fantasía, pero con algo de realidad y de emociones. No creo que el éxito de una película deba enganchar a nivel social, es más importante su mensaje, tema, el arte, la belleza y la música.

RS: ¿A quién dedica sus estatuillas de la nonagésima edición de los Oscar?
Guillermo del Toro: Lo dedico a los jóvenes que se esfuerzan día a día para lograr sus sueños y pretenden, al igual que yo, narrar historias utilizando como género la fantasía. Nací y crecí en México viendo películas y nunca pensé que viviría lo que hoy vivo.
RS: ¿Por qué decide ambientar la historia en la ciudad de Baltimore?
Guillermo del Toro: Me enamoré de la trilogía de Baltimore, me gusta todo lo que ofrece, los católicos, la parte industrial. Me encanta la cercanía de la ciudad con el mar, su gente.

La película es una vocación hacia la aceptación, hacia el amor. La imperfección y el amor forman parte de nosotros y es lo que nos hace feliz.

RS: ¿Cuál es el momento con más dificultad que ha atravesado?
Guillermo del Toro: No me gustan las cosas que se obtienen de forma fácil y rápido. Por eso insisto en que mis situaciones en las cuales tengo, o siento más bien dificultad, es durante la filmación de mis películas. Prefiero los riesgos, aunque al final pueda fracasar. Los fracasos, en ocasiones, pueden traer consigo un aprendizaje.

RS: Si tuviera la oportunidad de cambiarle o agregarle algo al mundo, ¿qué sería?
Guillermo del Toro: Amor, le agregaría amor, es la mejor respuesta a todo. El amor debería ser elegido por encima del miedo, aunque no suene coherente o tal vez sea un poco tonto. Le agregaría decidir vivir algo diferente, sin tener que definirme totalmente. Debes saber cómo quieres que termine tu historia.
RS: ¿La mayor lección que le ha dado la vida?
Guillermo del Toro: La imperfección y el amor forman parte de nosotros y es lo que nos hace feliz. Todos tenemos atributos que nos hacen ser únicos. Si crees en esa persona que aprecias y en el amor, es suficiente para que el mundo pueda cambiar, solo debes creer que es posible. Lo normal, puede ser lo peor del mundo y aburrido. La perfección, con el tiempo, nos convierte en personas infelices.

“Despertar y ver a los gemelos al lado de mi cama y saber que están ahí, es bonito”.

RS: Es curioso que uno de los personajes principales de “The shape of water” no tenga nombre. ¿Nunca se le hizo extraño no poder llamarlo por su nombre?
Guillermo del Toro: Solo en las grabaciones tenía nombre, lo llamábamos Charlie. Pero precisamente por ser una criatura extraña y diferente para todos, lo decidimos así. Al científico lo reconecta con la ciencia que tanto le apasiona. Strickland, lo definía como la criatura oscura y pegajosa que vino de Suramérica. Sally lo siente como ese ser que tiene compatibilidad con su esencia natural. Lo dejamos a percepción del público, un punto que quise dejar al libre albedrío.

RS: Será conocido como el mexicano ganador dos veces en una noche de los Oscar. ¿Qué se siente?
Guillermo del Toro: Despertar y saber que están ahí y que seguirán estando ahí, es bonito, emocionante, porque de alguna manera hicimos una campaña de festivales, exhibiciones, promociones durante meses y meses y hay una narrativa que terminó esa noche, que en mi cabeza acaba. Pase lo que pase y cuando llega el momento siguiente, empieza la vida, mi vida con los gemelos (las dos estatuillas de los Oscar).
RS: ¿Qué quisiera que nunca olvide un joven al verle con sus premios?
Guillermo del Toro: Soy Guillermo del Toro Gómez, nacido en Guadalajara, Jalisco, octubre 9 de 1964, de una ciudad que no tiene un pasado cinematográfico que el mundo conozca, que cuando declaras que quieres hacer cine fantástico, todos piensan que es imposible y te preguntan: “¿De verdad?”. Les digo a esos jóvenes: Haz que sea posible lo que sueñas.

“La perfección, con el tiempo, nos convierte en personas infelices”.

RS: Sus primeras palabras al subir al escenario se trataron de inmigrantes y fronteras, ¿a qué se refería exactamente?
Guillermo del Toro: Mis palabras fueron dirigidas a esa ideología de que la línea nos divide; por la raza, posición económica, posición social, diferencias en las nacionalidades y género, esos ideales trazan una línea en la arena, que supuestamente no se puede cruzar. Como latino, lo que trato de hacer a través del arte es borrar todo eso.
RS: ¿Nos puede contar  sobre el proceso de demanda de la película “The shape of water“?
Guillermo del Toro: Me gustaría poderlo contestar en un foro legal, de opinión, los hechos son hechos y la ley es ley.
RS: ¿Se identifica con sus personajes?
Guillermo del Toro: Cien por ciento me identifico con los personajes… buenos y malos. Si escribes un personaje bueno o malo, debes de entenderlo. El personaje de Michael Shannon, en ocasiones, es humano, vulnerable, aún siendo antagónico. Lo escribo desde donde yo lo conozco.

RS: “The shape of water” es una película que se desarrolló en la Guerra Fría, pero tiene una ideología que vivimos hoy en día…
Guillermo del Toro: El filme tiene una ideología de una problemática social actual, pero que se desenvuelve en 1962. Sobre la crispación a nivel mundial, la tendencia a la separación que nos da el odio, el miedo; un instrumento político poderosísimo que se utiliza cotidianamente para mantenernos sumisos y separados, cuando deberíamos de estar mirándonos unos a otros. La película es una evocación a la aceptación, hacia el amor.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Nombre Completo: Guillermo del Toro Gómez.
Sobrenombre: William of the Bull
Nacionalidad: Mexicano.
Profesión: Director, guionista y productor.
Hijas: Marisa del Toro y Mariana del Toro.
Estado Civil: Soltero.
Proyectos fallidos: Perder de peso y En las montañas de la locura.
Una Película: La oveja negra de Ismael Rodríguez y No desearás la mujer de tu hijo de Pedro Infante.
Mejores amigos: Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón.
Plato favorito: Comida rápida.
Bebida: Como buen mexicano, el tequila.
Un dulce: La cajeta, un dulce de leche.
Emigré: Por el secuestro de mi padre en 1998.