Inicio Entrevistas Por Dentro Greta Thunberg

Greta Thunberg

Greta Thunberg

fotografía Giorgio Perottino

¿Quién era Greta antes de darse a conocer por su lucha contra el cambio climático y el medio ambiente?
Hasta entonces, era una joven, conocida por ser la hija de Malena Ernman, una famosa cantante sueca de ópera. Soy una adolescente de 16 años en un cuerpo de niña. Aparento menos años de los que tengo por las secuelas de una fuerte depresión que me llevó a dejar de comer durante dos meses y perdí 10 kilos.

¿Cómo se siente cuando alguien dice que tan solo son unos niños protestando?
Estoy de acuerdo. Nosotros solo somos niños que protestan, no deberíamos estar haciendo esto, no deberíamos tener que hacerlo, sentir que nuestro futuro está amenazado hasta el punto de tener que faltar a clase por luchar por esto. Es un fracaso de las generaciones anteriores que no han hecho nada”.

¿Qué impacto ha tenido alzar la voz frente al pueblo, en su familia?
El cambio ha sido radical para toda la familia. Soy vegana e intento que mis padres lo sean. Mi padre Svante Thunberg casi lo consigue; mientras que mi madre sigue comiendo queso. Para ella, la mayor renuncia fue dejar de coger aviones como se lo pedía, para reducir el impacto ambiental de sus acciones. Cuando habla de los logros obtenidos con su familia, se le ilumina la cara.

¿Qué mensaje quisiera darle a Donald Trump, en vista de que él optó por retirar a los Estados Unidos del Acuerdo Climático de París en 2017?
“La verdad, no lo sé”. No creo que quisiera decirle nada porque no es una persona que preste atención a las evidencias científicas ni a los expertos, de modo que no veo qué podría decirle yo para hacerlo cambiar de opinión”. Lo que pienso es que necesitamos organizar un movimiento para hacer esto de manera conjunta. Una sola persona no va a poder hacerlo cambiar de idea, requerimos hacerlo en conjunto”.