Inicio Whispers Así ha sido la gira por África de Meghan Markle y el...

Así ha sido la gira por África de Meghan Markle y el príncipe Harry

gira por África

Esta gira por África marca el primer viaje oficial en familia. Los duques de Sussex no podrían haber elegido un destino más significativo para visitar con su heredero, que el domingo 6 cumplirá cinco meses. Desde la muerte de la princesa Diana, en agosto de 1997, África ocupa un lugar muy importante en el corazón del príncipe Harry y, por eso, esta gira junto a Meghan, y su hijo, Archie Harrison, ha sido tan especial. El lunes 23, los duques de Sussex aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Ciudad del Cabo. A su llegada a Sudáfrica, nos regalaron las primeras imágenes de su bebé, a quien vimos por última vez en las fotos oficiales de su bautismo. Abrigado con un gorrito de lana, y en brazos de su mamá, baby Sussex iniciaba, así, su primer e inolvidable trip como miembro de la familia real británica.

Durante 10 días, los duques y su heredero recorrieron el “segundo hogar” de Harry, como él mismo ha definido al continente africano en más de una ocasión. Juntos, visitaron distintas ciudades y el príncipe, además, viajó en solitario a Botsuana, Angola y Malaui. De los momentos especiales que hemos disfrutado en este viaje, no podemos olvidar el baile de Meghan en su llegada al municipio de Nyanga.

Ese día, la duquesa visitó la bolsa de Woodstock, donde se reunió con empresarias y emprendedoras tecnológicas, y después conoció la labor de mothers2mothers, una organización que desde 2001 capacita a mujeres con VIH para trabajar en el campo de la salud y que ya ha logrado emplear a más de 10.000 mujeres.

“Vine por primera vez después de la muerte de mi mamá, para alejarme de todo y, desde entonces, me siento conectado con este lugar y con África”, contó el príncipe Harry el día 26 en su visita a Botsuana.

El momento más conmovedor de la gira, sucedió al día siguiente, cuando Harry aterrizó en Angola y caminó por un campo minado, similar al que su madre recorrió en enero de 1997 para llamar la atención sobre la importancia de liberar las zonas de conflicto de minas antipersonas. Veintidós años después, y vestido igual que Diana, repitió la misma fotografía que dio la vuelta al mundo, dejando en claro su compromiso con el legado de la princesa de Gales.