Inicio Entrevistas Reportajes Secretos de belleza caseros de dos grandes divas de Hollywood

Secretos de belleza caseros de dos grandes divas de Hollywood

estrellas de hollywood

Estrellas de Hollywood

Hollywood es el hogar de grandes figuras del espectáculo internacional. Estas divas a través de su físico y estilo a la hora de vestir, marcaron un antes y un después, tanto así, que lograron convertirse en un referente de moda. Para ellas era sumamente importante lucir bien ante las luces, por esto, su cuidado personal era de alta prioridad.

De casualidad, alguna vez te has preguntado, ¿Cuáles eran los secretos de belleza de algunas de estas despampanantes mujeres? Pues a continuación te presentamos, algunos de los trucos usados por Marilyn Monroe y Sophia Loren al momento de mimar su cuerpo.

La hermosa actriz de pelo rubio platinado, Marilyn Monroe, no podía pasar desapercibida. Su cabello, jugó un papel muy importante en su apariencia, en combinación con sus envidiables curvas. Ella, optó por reducir el número de lavados y utilizaba talco de bebé, (el clásico Johnson’s Baby Powder) para mantener limpio su cuero cabelludo. Este hace la misma función, que un champú seco actual.

Igual que para muchos, para Marilyn Monroe mantener su piel radiante era algo muy importante. Su piel era seca, por eso se preocupaba por hidratarla constantemente, y lo hacía con un bálsamo creado por el dermatólogo Erno Laszlo, a base de plantas, ideado en un principio, exclusivamente para ella. Además usaba la famosa crema Eight Hour de Elizabeth Arden.

Y que decir de Sophia Loren, quien es aún considerada como un mito erótico del cine europeo, ella armaba todo un “spa en casa”, una vez por semana. En su libro “Women and Beauty”, plasmó todos los detalles de este proceso. Esta rutina iniciaba con algunos ejercicios de estiramiento y música relajante. Luego se colocaba una mascarilla hidratante en el rostro. Llenaba la bañera de agua caliente y agregaba un toque de sales, aceite de oliva o leche en polvo. Cepillaba todo su cuerpo con un cepillo específico, para así retirar las células muertas. Y realmente su piel era todo un encanto.

Estas damas sí que sabían como lucir espectaculares, sin culpa ninguna.