Inicio Whispers Elon Musk sufre incomodo momento al presentar su nuevo Cybertruck de Tesla

Elon Musk sufre incomodo momento al presentar su nuevo Cybertruck de Tesla

Elon Musk

lon Musk ha presentado ante el público su versión de la camioneta del mañana, el Cybertruck de Tesla. “La capacidad de un pickup, las prestaciones de un deportivo”. Hasta aquí todo bien, con un diseño que huele a synthpop retrofuturista y años ochenta. El problema vino cuando Musk empezó a presumir de la resistencia del vehículo: un superacero inoxidable capaz de resistir sin mella golpes con un bate de béisbol y… Unos “cristales blindados” indestructibles. En ese momento, un colaborador agarró una bola metálica y la lanzó contra el cristal del Cybertruck dejando una visible marca de impacto. Un segundo intento también dejó resquebrajada otra de las lunas. En directo, en un streaming ante el mundo. Un tremendo desastre que a Steve Jobs nunca le habría ocurrido. Aunque en realidad estuvo a punto de pasarle al fundador de Apple en la presentación de su mayor producto.

Está claro que algo ha salido mal. El “Cristal Tesla”, presentado hace un año, se supone que puede resistirlo todo. “Le hemos lanzado de todo, hasta un lavabo”, aseguraba Musk, tras soltar un sonoro taco y asegurar durante la presentación que “tenemos mucho por hacer”. En la primera demostración -no pública-, hace un año, una bola metálica impulsada por un brazo mecánico no conseguía marcar el cristal. El departamento interno de la casa lleva años trabajando en este cristal irrompible, diseñado específicamente para la línea de vehículos de carga -Tesla tiene un prototipo funcional de un camión de transporte del que este Cybertruck es el primer derivado comercial-. Y, sin embargo, el resultado ha puesto en evidencia el lanzamiento de un producto que, con un precio de salida de entre 40.000 y 60.000 dólares, estaba destinado a abrir horizontes en la casa de los deportivos eléctricos.

El vídeo de la presentación desapareció del canal de Youtube de Tesla en pocos segundos, en cuanto acabó la presentación en directo. Pero era demasiado tarde: los memes ya inundan la red. Y los más veteranos del mundo de los grandes eventos tech hemos recordado una de las viejas fábulas -reales- de Steve Jobsel día que casi le pasa lo mismo en la presentación del iPhone original.