Inicio Whispers Los duques de Sussex tendrán que rebautizar su marca

Los duques de Sussex tendrán que rebautizar su marca

marca
WELLINGTON, NEW ZEALAND - OCTOBER 29: (UK OUT FOR 28 DAYS) Prince Harry, Duke of Sussex and Meghan, Duchess of Sussex visit Abel Tasman National Park, which sits at the north-Eastern tip of the South Island, to visit some of the conservation initiatives managed by the Department of Conservation on October 29, 2018 in Wellington, New Zealand. The Duke and Duchess of Sussex are on their official 16-day Autumn tour visiting cities in Australia, Fiji, Tonga and New Zealand. (Photo by Pool/Samir Hussein/WireImage)

Los principales diarios británicos dan por hecho que los duques de Sussex tendrán que emprender una operación de rebranding o un cambio de marca, ya que pronto perderán el derecho a usar la palabra “royal” -real- para promocionar sus actividades. Así lo habría decidido finalmente la reina Isabel II a raíz de la salida del príncipe Harry y Meghan Markle de la casa real británica.

El matrimonio empezó a utilizar el nombre “Sussex Royal” el año pasado, después de separar su oficina de la que compartían con los duques de Cambridge en el palacio de Kensington y así nombraron su popular cuenta de Instagram y donde compartían su trabajo dentro de la casa real. Pero sobre todo, “Sussex Royal” es el nombre de la marca que, a raíz de su decisión de “dar un paso atrás en sus funciones representativas”, registraron con la intención de promocionar sus actividades al margen de la casa real y vender artículos como ropa, papelería o libros.

Ahora, el príncipe de Harry y Meghan Markle tendrán que pensar en otro nombre para su cuenta de Instagram, su página web y la empresa con la que planean ganarse la vida en Canadá, país al que decidieron mudarse. Así como para la fundación que estaban preparando para continuar su trabajo solidario, y que iban a llamar “Sussex Royal, Fundación del duque y la duquesa de Sussex”.

Con esto, la reina buscaría evitar la acusación de que el matrimonio se lucra por medio de sus títulos. “Al abandonar sus funciones públicas esto parecía inevitable, pero sin duda es un varapalo para los duques, porque lo habían invertido todo en crear su marca”, cita The Daily Mail a una fuente de palacio. “Sin embargo, la reina no tenía otra opción. No pueden anunciarse comercialmente como ‘royals’”.