Inicio Entrevistas Reportajes Destilados: Una Historia llena de Obstáculos

Destilados: Una Historia llena de Obstáculos

REPORTAJE.

Craftbeers

Texto: María Santana Fotos: Fuente externa
La industria de los destilados inició en los Estados Unidos una etapa difícil en los primeros años de la década de los 20. Esta se conoce como ‘’La Prohibición’’, la cual se puntualiza a raíz de la decimo octava enmienda por parte del gobierno norteamericano que prohibía la manufacturación, venta, importación y transportación de bebidas alcohólicas.

jazz-ac3b1os20

La ley que impuso la prohibición fue promovida por el Senador Andrew Volstead frente al gran consumo de alcohol que se vivía en aquellos tiempos. Esta se conoció como la Ley Seca’’.
Un día antes de que entrara en función dicha medida la mayoría de la población se lanzo a las calles para disfrutar su última bebida legal. Muchos aprovecharon la ocasión para comprar grandes cantidades que almacenaron y luego comercializaron de forma ilícita.

Layout 25

La sección 29 de dicha ley permitía introducir en los hogares 200 galones de jugos de frutas sin alcohol pues le llamaban intoxicantes. Los productores de vinos pudieron vender bloques de vinos que se disolvían en agua, esto con una la salvedad de que luego de disuelto no se podía almacenar pues se convertía en vino.
Los sacerdotes también podían tener acceso a Vino Sacramentado que usaban en las iglesias. Permiso que luego tuvo que ser retirado por el gobierno debido a la cantidad de personas que asistían a las iglesias católicas luego de que se les permitiera tomar vino.

article-2517588-19D0A35A00000578-870_964x764

Muchos vendedores se convirtieron en clandestinos e iniciaron negocios desde sus casas, algunos producían las bebidas en las bañeras de sus hogares. De muy baja calidad que vendían ilegalmente.
Igual que como sucede en la actualidad en países donde el uso medicinal de la marihuana es legal, para los años veinte el gobierno de los Estados Unidos otorgó licencias a seis destilerías para producir ‘’Whiskey Medicinal’’ que era vendido en las farmacias con una etiqueta de dosificación al igual que otras medicinas. Las compañía que disfruaron de los permisos fueron: A. Ph., Stilze, Glenmore, Schenley, Brown-Forman, National Distillers y Frandfort Distilleries. Los pacientes tenían permiso para comprar una pinta cada diez día y debían presentar la receta médica. Esta modalidad no funcionó por mucho tiempo.
En cuanto a las compañías cerveceras poco antes de aprobarse la ley podían producir cervezas no excedieran el 2.75% de alcohol, luego de esta debían hacerlo con un 0.5 % lo cual era un grado muy insignificante para los consumidores. Algunos productores de las ingeniaron para vender dos productos: una cerveza con el grado requerido de alcohol y fuente a este el alcohol crudo. Los consumidores mezclaban ambos artículos.
Colorful cocktails close up
Colorful cocktails close up
Los comerciantes se vieron en la necesidad de ser muy creativos para seguir vendiendo bebidas sin ser encontrados por las autoridades. Algunos para no perder sus negocios comenzaron a vender helado o extracto de malta. Los fabricantes de tintes convirtieron sus empresas en comercializadoras ilegales de cervezas, muchos fueron arrestados por la venta ilegal de las bebidas.