Inicio Colaboradores Desde Mi Atanor DESDE MI ATANOR l Cómo Protegerse Enérgicamente

DESDE MI ATANOR l Cómo Protegerse Enérgicamente

DESDE MI ATANOR.

Hoy más que nunca estamos expuestos a situaciones que drenan nuestra energía: Noticias negativas, sucesos trágicos individuales y/o grupales, partida de almas, una relación tóxica, levantarme en las mañanas para asistir a un trabajo que no me llena ni motiva, saturación de equipos electrónicos, etc.
¿CÓMO SANAR, LIBERAR?
El cuerpo físico es como una antena que capta todas las señales que están a su alrededor, tanto visibles como invisibles y las somatiza; por esto puedes darte cuenta de que cada vez que te encuentras o estás al teléfono con una persona quejumbrosa y negativa, terminas con decaimiento, cansancio, confundido y muchas veces con síntomas físicos como dolor de cabeza, estómago o espalda; lo contrario sucede cuando tu encuentro es con alguien empático, alegre, con buen sentido del humor, es como si te inyectaran una dosis de optimismo.
¿POR QUÉ SUCEDE ESTO?
El ser humano vibra en el amor y la luz, esa es la energía de nuestro origen divino. Si la persona sostiene esa frecuencia, va a proyectar y contagiar a los demás de esa energía creativa. Si, en cambio, es muy negativa, juzga y critica, su vibración se vuelve densa y nos contaminará con una energía que no es nuestra, la que prontamente hemos de sanar para que no se convierta en un síntoma físico.
RECOMENDACIONES   
• Lo primero que has de saber es que no estás solo, tienes una asistencia superior que siempre esta ahí para ti.
• Ten confianza, CREE.
• Estamos viviendo un tiempo en que la manifestación es instantánea, pide, decreta, desea, envía la orden al universo y la misma se concretizará.
•Dedica un momento de silencio, oración.
•Respira profundo, siente cómo al inhalar tus pulmones y todo tu interior se llena de luz positiva y sanadora. Exhala y, al exhalar, saca toda la toxicidad, negatividad, angustia, los miedos, todo lo que no es útil.
•Pide que esa luz, esa energía se convierta en tu escudo protector personal en todo momento y en todo lugar.
•Siente y decreta que ninguna energía densa, mal cualificada o mal intencionada pueda adherirse a tu campo de luz.
•Es importante que sostengas una actitud y pensamientos positivos, confía en ti.
•Sigue una alimentación nutritiva y balanceada, incluye suplementos vitamínicos y suficiente ingesta de agua.
•Programa una rutina diaria de ejercicios o la práctica de algún deporte.
•La higiene de tu cuerpo es vital para mantener una salud física y energética óptima.
•Evita o mantén lejos a las personas que te drenan, a quienes quieren controlarte, que no te dejan ser tú, aquellas que siempre censuran y arremeten sin piedad contra los demás, las que te quieren hacer sentir inferior. De igual forma, si no te sientes bien en un lugar, no te obligues a estar allí.
•Limpia y fortalece tu campo energético a través de meditación, oración, visualización, decretos, música clásica, New Age, relajación, sonidos, cuarzos, inciensos, baños de mar, sales, hierbas aromáticas como el romero, salvia, sage, laurel, olivo, albahaca, contacto con la naturaleza.
Preserva tu energía y la de tu espacio. Si algo en esta vida te pertenece, es tu centro energético, lo cual has de cuidar.
Sostén tu conexión con la luz, es la mejor forma de protección.
Paz y bien. Amor infinito.

EDITORIAL.

¿Cansancio? ¿Baja energética? ¿Bostezos y lagrimeo constante? ¿Angustia, inquietud, prisa? ¿Exasperación, ira? ¿Ansiedad, zozobra, enfado? ¿Nerviosismo e intranquilidad? ¿Miedos? ¿Mareos, vómito, dolores de cabeza? ¿Las cosas no salen bien? ¿Sientes que no aciertas una, que no avanzas; ideas obsesivas que de repente llegan a tu mente; te sientes impaciente, irascible, con cierta preocupación de no alcanzar tus metas, sueños y deseos? Todo esto, muchas veces, sin una causa aparente…
Estas sensaciones y emociones te hacen vulnerable y frágil. Te sientes desprotegido, envuelto en una frecuencia que no tienes ni la menor idea de cómo salir.
Una vez te haces consciente de que lo está sucediendo, has de buscar formas de liberarte y desvincularte de esa vibración no muy cómoda que te mantiene en la inercia.
firma-jacqueline-Santo