Inicio Whispers Un respiro de aliento tras la desgracia

Un respiro de aliento tras la desgracia

Desciende contaminación

Fotos: Fuente externa

humanidad y coronavirus

Nunca imaginamos que llegaríamos a vivir tiempos tan difíciles como estos. Tal vez, la humanidad no estaba preparada para afrontar esta cruda realidad, pero es que tampoco se hacía lo necesario para mitigar ciertas acciones, que en su mayoría, van en detrimento del bienestar del medio ambiente.

polución

Hoy en día, se clama por la benevolencia y misericordia de Dios, para que cese el brote del coronavirus que ha azotado al mundo y, que lamentablemente, ha cobrado la vida de miles de seres humanos, dejando lacerado el corazón de sus familiares.

coronavirus y el mundo

Tras los estragos que ha generado esta pandemia en el ámbito nacional e internacional, las personas han tenido que acatar las medidas tomadas por las autoridades competentes para así poder evitar que la expansión continúe su curso. Las más factibles han sido: el aislamiento social, (mantenerse en casa durante la cuarentena) y llevar al pie de la letra una rutina de higiene adecuada.

mujer aislada

limpieza

Gracias a que el mundo se encuentra paralizado en estos momentos, por la interrupción de las actividades humanas del día a día, como el funcionamiento de las fábricas y/o empresas, el desplazamiento de las personas a sus lugares de trabajos y estudios, a través del tráfico vehicular, entre otras acciones, el Planeta vive un descanso como nunca antes se había registrado.

desolado

calles vacías

fabricas

tráfico

La contaminación que produce la población mundial ha descendido de sus niveles más altos, logrando así que el panorama medioambiental mejore cada instante que pasa. Las plantas han recuperado en cierta manera su verdor, el aire ahora es más puro, el calentamiento global ha disminuido en gran magnitud, por lo que en muchos países se producen más lluvias y se siente una frescura más prolongada.

higiene

La NASA y la Agencia Espacial Europea mostraron hace unos días imágenes de la reducción drástica de las emisiones de dióxido de nitrógeno en las principales ciudades de algunos países como China, España, Italia, entre otros, lo que evidencia la disminución de gases contaminantes en la atmósfera.

china

planeta má verde

Esta es la otra cara del coronavirus que no nos habíamos detenido a ver, la que ha ayudado a mejorar la calidad del Planeta Tierra, nuestro hogar. Aunque la incertidumbre nos ha invadido, no debemos perder la oportunidad de sacar las cosas positivas de lo negativo. Como reza el dicho: »A mal tiempo, buena cara».

naturaleza

Puede parecer increíble, pero lo cierto es que esta crisis sanitaria ha dejado grandes lecciones a la humanidad, que nos inducen a detenernos y reflexionar en lo que hemos hecho mal hasta ahora y cómo podemos cambiarlo.

plaga mundial

Aquí les mostramos algunos de los aprendizajes que ha traído consigo el coronavirus:

⦁ Nos ha enseñado que en la vida lo más importante no es el dinero, sino la salud y nuestra familia.

⦁ Que de nada vale andar por la vida atesorando riquezas si con ella no garantizaremos el mantenernos con vida, cuando nos llegue la hora de partir de este mundo.

⦁ Necesitamos detenernos para apreciar y valorar las cosas que tenemos por más pequeñas que sean.

⦁ Debemos ser más agradecidos con Dios por la nueva oportunidad de vida que nos brinda, y a la vez, con los que nos rodean.

⦁ Tenemos que ser más solidarios y menos egoístas; más humildes y menos vanidosos; más humanos y menos soberbios…

⦁ La vida es una sola y hemos venido al mundo a ser felices y a compartir con los demás nuestra felicidad.

⦁ De qué nos vale ir religiosamente a una iglesia si al salir de ella no mostramos piedad por los demás.

⦁ Que nadie es mejor que nadie. El coronavirus lo ha demostrado, al estremecer al mismo tiempo las grandes potencias y los países subdesarrollados. Los ricos y los pobres ahora somos uno solo.

cuidado del planeta