Inicio Whispers Clases virtuales desde casa: la modalidad educativa del momento

Clases virtuales desde casa: la modalidad educativa del momento

Fotos: Fuente externa

Clases virtuales

Con el fin de hacerle frente a la pandemia COVID-19, los gobiernos han tomado medidas drásticas para tratar de frenar la propagación de esta maligna afección. Una de ellas, fue la suspensión de las clases presenciales, dando esto como resultado, la implementación indefinida de clases virtuales.

Acostumbrarse de forma rápida a este tipo de interacción con los maestros, al inicio podría resultar algo incómodo y hasta desgastante.

Clases virtuales

A continuación, te damos algunos consejos, que sin duda, te ayudarán de manera positiva en tu aprendizaje desde del hogar.

El horario

Clases virtuales

Tu horario de asignaturas debe estar bien organizado y adaptado a tu nueva vida estudiantil dentro de casa. Las horas de estudio asignadas a cada materia, deben de ser justas, no exageres. Recuerda que tu cerebro se está adaptando a una forma distinta de recibir conocimiento.

Clases virtuales

Arma tu escritorio ideal

Clases virtuales

Selecciona un área de la casa que te parezca bastante cómoda y adaptada para la labor que estarás llevando a cabo. Procura que el lugar que elijas, cuente con buena iluminación, esto será un punto a tu favor.

Clases virtuales

Solo herramientas necesarias

Clases virtuales

Mientras menos cosas tengas encima de tu escritorio mejor desempeño tendrás en tus tareas. Trata de solo tener a mano, los instrumentos que realmente usarás para tus asignaciones. Esto te hará perder menos tiempo y a no estresarte.

Clases virtuales

Evita las distracciones

Clases virtuales

La concentración es vital, al momento de absorber nuevos conocimientos. Trata de que nada a tu alrededor te distraiga, mientras estudias en casa. Apaga la música, los televisores y mucho menos respondas los grupos de WhatsApp. Es momento de aprender, todo lo demás, puede esperar.

Clases virtuales

Date un descanso

Clases virtuales

La ventaja de todo esto, es que ahora tú manejas tu tiempo y espacio, y eres quien decide cómo, cuándo y dónde descansar. Al finalizar tu listado de tareas pendientes, tómate un respiro, ya sea viendo esa película que te recomendaron o comiéndote tu helado favorito en el balcón. La idea es que te sientas relajado y motivado a continuar.

Clases virtuales