Inicio Ritmo Personal Bitacora Mística ciudad santa

Mística ciudad santa

ciudad santa

BITÁCORA.

Chaouen, la ciudad azul de Marruecos

ciudad santa

texto Patricia Acosta fotos Fuente externa

Puedes evidenciar historia con solo entrar a la ciudad, sus colores, las puertas, las calles empedradas, casas encaladas y los estrechos callejones llenos de comercio de artesanía te hablaran por sí solos.

Una ciudad de Marruecos, ubicada al noroeste de la isla, que siglos atrás era considerada tierra sagrada, donde incluso se prohibía la entrada de extranjeros. Se originó en el campamento de una pequeña población perteneciente a un conjunto de etnias del norte de África.

Un lugar caracterizado por la tranquilidad y la sencillez de sus pobladores. Si puedes penetrar en la ciudad, te dará la sensación de que viajas en el tiempo y de que descubres culturas y tradiciones nunca antes vista. Si te adentras hacia lo alto de la montaña, encontrarás la parte más antigua de la ciudad y, en el punto más alto, se encuentra Ras al-Ma, un manantial que le da a la ciudad el agua potable, lleno de fuentes, además es el lugar donde decenas de mujeres hacen la lavandería.

Cada pueblo tiene su personalidad gastronómica, y si eres de los que te alimentas por lo que ves, tu paladar disfrutará de las presentaciones de sus comidas. Sus platos principales están basados en carnes, verduras y pescados.

Un consejo: No te sientes a la mesa sin antes lavarte las manos, y, cuando te sientes, debes pronunciar la palabra Bismillah (en el nombre de Dios) antes de empezar y Alhamdu lilah (alabado sea el Señor) al finalizar; es una tradición que se lleva a cabo al pie de la letra.

Si tienes la oportunidad de viajar a la ciudad azul, no dejes de visitar La Medina, la Plaza Hamman, la Gran Mezquita, la Alcazaba o Casba, los lavaderos, las Cascadas de Akchour y el Puente de Dios, dos de las bellezas naturales del país, a solo 33 km de la ciudad de Chaouen, en las inmediaciones del Parque Nacional de Talassemtane.