Inicio Entrevistas Visionario Carlos De Moya: “La ciudad colonial me hace feliz, por eso me...

Carlos De Moya: “La ciudad colonial me hace feliz, por eso me inspiré en ella”.

VISIONARIO.

_dsc0363

entrevista Natalia Nachón fotos Tomás Paredes

Su presente lo conforman las pasarelas y los sketches, pero sus inicios se dieron en el teatro, donde la danza se convirtió en su primer contacto con el mundo del arte. De hecho, fue precisamente bailando que las oportunidades de diseñar se presentaron; siendo el vestuario de todo el elenco del estreno mundial en español del musical “Sábado por la Noche”, su primera gran oportunidad en el universo de la moda.

_dsc0330

Sin embargo, su relación con el mundo de los alfileres y las telas no inició allí; nos cuenta que a los 9 años ya era todo un “fashion designer” y pago; siendo él el responsable de ilustrar los figurines de todas las compañeras de estudio de su madre, quienes, en ese entonces, se preparaban en Patronaje Industrial.
“Desde que los profesores se percataron de que era yo quien les hacía las tareas, empezaron a corregirme, y desde entonces, me he estado puliendo”, nos dijo con una sonrisa. Carlos De Moya es un joven maeño y multifacético, su preparación va desde la Publicidad, Diseño de Modas y Relaciones Públicas hasta las Artes Visuales y la Educación; y a pesar de que hoy todas las desempeña relacionándolas con la moda, él prefiere definirse como artista, siendo su próxima obra la colección que estará presentando en Dominicana Moda, donde la Ciudad Colonial ha sido musa y protagonista.

screen-shot-2016-10-11-at-5-58-22-pm

“La Zona representa alegría, por eso incluí en la paleta de color el amarillo; en ella he vivido momentos amenos. Allí convergen dos mundos, de modo que no importa qué tengas, sino qué tú seas”. Para esta copilación de diseños, Carlos no se limitó a las piezas de vestir, sino que también diseñó los estampados de las telas y la composición musical, contando las situaciones que se viven en El Conde, describiendo a esa mujer que camina por la zona y marcando la presencia de las trinitarias y los arabescos en todo el espacio y las fachadas. “Todas mis colecciones cuentan una historia, una parte de mí; y ha llegado el momento de contar lo que se vive en un día de la Zona”.