Inicio Entrevistas -Portada- Noris & Anthony Bernal

Noris & Anthony Bernal

BODY SHOP

COMPLICES

PROPIETARIOS DE LA CADENA BODY SHOP EN República Dominicana

La historia de amor contada por Anthony Bernal y Noris Rodríguez de Bernal, es capaz de ser el guion de cualquier película romántica. Esta pareja bicultural ha encontrado una pasión en común y la comparten en estas páginas.

Coordinación: Natalia Nachón fotografía: Simón Espinal asistente fotografía: Alejandra Matos estilismo: Eddy Gómez maquillaje y peinado: Avis Vásquez locación: Body Shop Punta Cana

CÓMPLICES.

“PARADÓJICAMENTE, NOSOTROS VEMOS EL FÍSICO COMO ALGO SECUNDARIO PARA LA SALUD DEL MATRIMONIO. YO ME ENAMORÉ DE LAS MANOS DE ANTHONY Y MI SUEÑO ES CAMINAR TOMADOS DE LA MANO HASTA QUE SEAMOS VIEJITOS”.

A dos horas de Santo Domingo, nos dirigimos hacia la zona este de nuestro país, para llegar a un paraíso con un soleado cielo y una brisa fresca para compartir en las nuevas instalaciones de Body Shop, ubicado en Punta Cana. Allí, entre risas y mucho afecto, Anthony y Noris Bernal compartieron, con todo el equipo de Ritmo Social su historia de amor y de negocios. El resultado de esta amena mañana se lo dejamos plasmado en estas páginas.

RS: Ustedes son una pareja bicultural, Noris cubana y Anthony dominicano… ¿cómo se maneja y refleja en la pareja, en los negocios y en el hogar la fusión de culturas?

Noris Bernal: En realidad yo me siento de aquí y nuestra familia es muy dominicana. Creo que más que una fusión de culturas, yo he sido completamente adoptada por esta tierra.

RS: Body Shop es considerado hoy uno de los clubes más grandes y completos de todo el Caribe, reconocido en 1999 con el premio Nova 7 en diseño, construcción y decoración; con presencia en Santo Domingo, Santiago y ahora también en Punta Cana. Como emprendedores y propietarios de la marca, ¿cuál ha sido la mayor “pesa” que han tenido que levantar en lo personal, en la relación y como pareja de negocios para alcanzar esta posición?

Anthony Bernal: Hemos tenido muchas “pesas” y sin duda, uno de los retos más importantes fue la apertura de Naco: pasar de ser un pequeño gimnasio a convertirnos en un club atlético implicó un reto enorme, pues cambió toda la forma de gestión y la experiencia del cliente. Los momentos de expansión también han sido de gran aprendizaje; sin embargo, hoy podemos dar testimonio de que cada una de las pesas que hemos tenido que levantar en nuestros 32 años de historia, han sido de fortalecimiento y crecimiento humano, profesional y de negocio.

RS: En el día a día, ¿cuál es el rol que desempeñan dentro del club y cómo se las ingenian para manejar todas las sucursales a la vez?

NB: Nosotros tenemos roles bien diferenciados y eso ha sido la clave del éxito. Anthony es responsable de supervisar todo el tema de la infraestructura y de las finanzas de la empresa y yo de las Operaciones y de Mercadeo. Somos ya una corporación de capital familiar, tenemos una directora general que, a su vez, cuenta con un equipo ejecutivo y gerencial robusto; esto nos permite gestionar el negocio y, de manera especial, enfocarnos en el futuro. Estamos conformando un Consejo de Administración y preparando la empresa para el futuro.

RS: De regreso a 1986, cuando todo comenzó, con un pequeño local en la avenida Anacaona, ¿cuál fue el punto de partida en ese momento, qué les motivó a iniciar allí, a expandirse, qué se ha mantenido y qué ha cambiado desde entonces con la marca?

NB: Escuchar la voz del cliente. En realidad siempre soñamos con tener un club atlético, luego soñamos con ser una cadena. Hoy es una realidad, pero lo importante es que no fue de pronto. Es teniendo el oído atento en el corazón de los socios, sus necesidades, deseos y expectativas, lo que nos ha ido indicando en cada momento, cuándo es oportuno dar el próximo paso.

AB: La experiencia atlética de Noris y mi formación y experiencia como ingeniero civil nos permitieron dar el salto en 1998 a ser un club atlético. Teníamos los talentos necesarios, un sueño, conocíamos a nuestros clientes y dimos el paso.

RS: Ustedes, cuyo ambiente laboral está rodeado por un estilo de vida saludable, ¿siguen las mismas normas en casa? ¿Alguna guía o tendencia de alimentación (vegan, vegetariana, keto…) y rutina específica de ejercicios?

NB: Nuestra propuesta es siempre la alimentación balanceada, más que las tendencias de moda. La base científica ha demostrado que los azúcares y almidones son dañinos y por eso los evitamos.

RS: ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que les ha dejado la marca Body Shop a ustedes y viceversa, qué le han dejado ustedes a la marca?

NB: Perseverancia, disciplina y poner a Dios en el centro de todas las cosas: sueños, proyectos y decisiones.

RS: Además de apoyar distintos proyectos como “Ganémosle la Carrera a la Diabetes”, “Color Vibe”, “Juntos por la Prevención de Cáncer de Mama”; constituyeron la Fundación Body Shop. ¿Qué los motiva a apoyar estos proyectos, cuáles están en carpeta y en qué consiste específicamente su fundación?

AB: Desde la juventud he sentido un fuerte llamado social. Para mí, es una necesidad muy honda poder compartir las bendiciones que he recibido de Dios, como un gesto de gratitud hacia él. Fundación Body Shop es una formalización de una cultura continua de compromiso social que nos ha acompañado desde el primer día. Nuestro enfoque es promoción de la dignidad humana con los más vulnerables de la sociedad: niños, envejecientes y enfermos; promoción del deporte, la salud y educación; y también el apoyo a obras de evangelización, pues estamos convencidos que más corazones a los pies del Señor pueden transformar el mundo.

“INICIÓ EN 1984, NOS VIMOS EN UNA FIESTA DEL COUNTRY Y, DESDE ESE MOMENTO, EMPEZAMOS A CONOCERNOS Y A HABLAR CON FRECUENCIA”.

RS: Así como Pantone rige las tendencias en color, ¿qué las traza en el mundo del fitness, salud y ejercicios? ¿Algún gurú o mentor a quien sigan los pasos?

NB: Esta es una industria muy dinámica y cada día hay nuevas tendencias de salud y bienestar. El reto es tener el discernimiento y la vision de saber cuáles y cuándo adoptar las distintas tendencias. Hoy día, por ejemplo, es fundamental el uso de la tecnología como complemento de la actividad física y por eso estamos lanzando el sistema My Zone en todos nuestros clubes, que es un innovador sistema inalámbrico de medición y monitoreo de la actividad física. Cada época trae su reto y nosotros estamos comprometidos con la innovación.

RS: Con la crecida presencia de triatlones y competencias de este tipo en el país, combinado con los entrenamientos que ofertan en sus instalaciones, ¿qué consideran ustedes que le hace falta a República Dominicana para convertirse en un verdadero destino deportivo?

NB: Educación deportiva, continua y de calidad para la formación de especialistas en distintas ramas. Esta inquietud es la que hizo nacer nuestra Body Shop Academy. Esta industria requiere formación local de calidad y alianzas internacionales para elevar y mantener el nivel de capacitación de los profesionales del fitness.

RS: Hablemos de ustedes como pareja: ¿Cómo, cuándo y dónde inicia esta historia de amor?

AB: Inició en 1984. Nos vimos en la apertura del Santo Domingo Country Club y, desde ese momento que nos presentaron, empezamos a conocernos y hablar con frecuencia. Tuvimos una amistad hermosa de varios meses y luego tuvimos un noviazgo de tres años y medio. Todo ha sido en el tiempo de Dios.

“NUESTRA PROPUESTA ES SIEMPRE LA ALIMENTACIÓN BALANCEADA, MÁS QUE LAS TENDENCIAS DE MODA. LA BASE CIENTÍFICA HA DEMOSTRADO QUE LOS AZÚCARES Y ALMIDONES SON DAÑINOS Y POR ESO LOS EVITAMOS”.

RS: ¿Cuáles serían las primeras palabras que utilizarían para describirse uno al otro y cómo sienten que dichas cualidades le complementan tanto en lo personal y laboral así como pareja?

Ambos: Apasionados, trabajadores, soñadores, competitivos,orientados a los detalles

NB: Organizada, perfeccionista, soñadora.

AB: Intenso, práctico, ejecutor, sin miedo.

RS: ¿Ustedes, en su relación sentimental, son los mismos que en su relación laboral? ¿Qué cambia y qué se mantiene de cada uno?

NB: Nuestra relación laboral es distinta a la relación personal. Dentro del negocio, pues somos “doña Noris” y “el ingeniero”. Respetamos los roles de cada uno, nos acompañamos, respetamos y valoramos como socios. Tenemos un Consejo de Administración de la empresa donde asumimos el rol que nos corresponde; planificamos, tomamos decisiones con nuestro equipo, aconsejamos y nos dejamos aconsejar. En casa es otra cosa, otros apodos, una dinámica totalmente distinta.

RS: ¿Cuál ha sido el consejo más valioso que le han dado sobre el matrimonio y qué consejo darían ustedes ahora a las futuras parejas, sobre todo en esta era donde la tecnología arropa el tiempo de compartir juntos?

NB: No tratar de cambiar al otro, sino ayudarle, acompañarle con amor, paciencia y comunicación. Se trata de sacar lo mejor del otro. Leímos un libro que nos hizo mucho bien, se llama “Amor y Respeto” y se lo recomendamos a todas las parejas.

RS: En una pareja donde el físico es ventaja de ambos, ¿cómo se mantiene la chispa?

NB: Paradójicamente, nosotros vemos el físico como algo secundario para la salud del matrimonio. Yo me enamoré de las manos de Anthony y mi sueño es caminar tomados de la mano hasta que seamos viejitos como dice la canción. La mano, para mí, es el sostén. Lo que trasciende en el matrimonio hasta la ancianidad no es el cuerpo, sino el amor, la comprensión, la compañía. Va mucho más allá del cuerpo.

RS: Trabajar juntos, para muchas parejas, ni siquiera es considerado una opción. Ustedes, sin embargo, lo han llevado muy bien. ¿Cuál ha sido el secreto del éxito?

NB: Respeto, comunicación, claridad de roles.

RS: ¿Quién es Noris la mujer, la empresaria y la madre cuando se cierran las puertas de casa? ¿Cuál es el contraste que se da entre todas ellas?

NB: Con el tiempo, he aprendido que hay un orden en la vida, marcado por la creación de Dios. Al principio mi prioridad era la empresa, el negocio, el “éxito”… pero cuando conocí al Señor y puse un orden distinto, todo empezó a cambiar, y tanto mi familia como yo somos más felices. Hace años, para mí, lo primero es mi relación con Dios, mi esposo, mis hijos, mi casa… ¡y funciona! Es una magia. Todo lo demás viene por añadidura.

RS: ¿Qué recuerdos atesora de Cuba, su país de origen? ¿Cómo fue su vida de niña, cuándo llega a República Dominicana y qué cambios enfrentó entonces?

NB: De Cuba, mi vida y formación deportiva, que hizo nacer en mí un sueño que hoy es realidad y me forjó el carácter y la perseverancia. Y de manera muy especial atesoro los momentos de pesca submarina con mi papá. Mi llegada aquí fue un cambio radical,

Pasar de una formación deportiva intensa a un colegio tradicional. Atesoro de ese año formación religiosa y en valores. Con las religiosas del Apostolado me aprendí el padrenuestro en 4to. De bachillerato; esa fue la semilla de mi fe.

RS: Cuba es un país muy conocido en el Caribe por la danza, sobre todo el ballet. ¿En algún momento de su vida se involucró usted en este tipo de arte?

NB: Siempre he estado más involucrada con el deporte.

RS: ¿Cuáles son los pasatiempos y pasiones que cultiva, además del mundo fitness?

NB: Deportes acuáticos y contemplar la naturaleza es lo que más me llena.

 

“MI REALIZACIÓN PERSONAL VA MÁS ORIENTADA A TENER UNA FAMILIA UNIDA, MIS HIJOS CON UN NORTE CLARO, AGRADAR A DIOS”.

 

RS: El interés por el mundo fitness, ¿cuándo despierta en usted? ¿Lo hereda de algún familiar? ¿Cómo es la relación de ellos con los ejercicios y el estilo de vida saludable?

NB: Desde los seis años entré a una escuela de alto rendimiento deportivo y recibí esa formación hasta los 15 años. Es parte de mi vida.

RS: Considerada una de las mujeres más poderosas de República Dominicana, por Forbes, ¿queda alguna meta por alcanzar? Y en el mismo sentido, ¿fue esto alguna vez un sueño por cumplir para usted?

NB: Pienso que el éxito está en la capacidad de ser cada día mejor persona, ser más consciente de quien soy. Quiero tener “éxito” si se puede llamar así, pero para la vida eterna… siento que me falta mucho por crecer como persona, hacer mucho por los demás, antes de considerarme poderosa, exitosa. Mi realización personal va más orientada a tener una familia unida, mis hijos con un norte claro, disfrutar algún día de los nietos, agradar a Dios.

RS: Luego de años construyendo una marca en República Dominicana y establecida con su familia y negocio en este país, ¿le gustaría regresar a Cuba en algún momento y llevar la cadena allí?

NB: Realmente me siento dominicana, Body Shop es una marca país.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Cuba es: Origen

República Dominicana es: Hogar

Una hora del día: El final de día, en familia

Un sentimiento: Alegría

Religión: Católica

Un país: República Dominicana

Una musa: María de Nazareth

Los hijos son: Un don

Anthony es: Mi todo

RS: ¿Qué recuerdos tiene de su infancia, practicaba algún deporte en ese entonces?

AB: De niño jugaba basquetbol y ping-pong y también me encantaban los viajes a la finca donde montábamos a caballo y pescábamos tilapia. Me apasionaba la bicicleta y luego el motocross, disciplina en la que llegué a ser campeón nacional en 1980.También practiqué ski acuático y windsurf. La actividad física siempre ha sido fundamental para mí.

RS: ¿Qué representa el sector Naco para usted y sus diferentesplazas y hoteles emblemáticos, como son Plaza Naco y el actualHotel Radisson, antiguo Hotel Naco, a sabiendas de que su padrefue uno de los fundadores de estos lugares?

AB: Orgullo. Fue creado por mi padre desde la empresa familiar,en la cual trabajé también y fui parte por muchos años. Es parte de mi ser; desde pequeño quise ser ingeniero gracias al legado de mi padre. En todo momento, solo pronunciar el nombre me trae dulces recuerdos de mi padre. El sector Naco es también parte muy importante de Body Shop porque nos acogió y nos dio la oportunidad de sembrar nuestra semilla con nuestro primer club atlético.

RS: Usted es ingeniero de profesión, pasión que comparte y hereda de su padre.¿Cómo da el salto al mundo de los negocios fitness? ¿Cuál fue la reacción de su familia en ese momento?

AB: Mi padre nos apoyó desde el principio, quizás él no esperaba que terminara dedicándome a Body Shop a tiempo completo. Hoyél ya no está aquí, pero creo que se sentiría muy orgulloso de ver lo que hemos logrado.

RS: ¿Alguna vez pensó usted que se encontraría una pareja sentimental con una pasión compartida como esta?

AB: Nunca lo pensé, Dios me la regaló.

RS: En 1999, Body Shop ganó el premio Nova 7, por diseño,construcción y decoración de su sucursal en Naco. ¿Estuvo involucrado, como ingeniero, en el proceso de construcción del club?En cuanto a infraestructura, ¿qué hace distinto al Body Shop del resto de gimnasios del país?

AB: Sí, sin duda. Estuve involucrado desde el diseño y en la construcción hasta el más mínimo detalle… de hecho, así ha sido con todos nuestros clubes. Tengo la ingeniería en la sangre. Estoy convencido que lo que nos hace distintos es la combinación del conocimiento de la industria, del cliente y de la construcción o infraestructura; esto nos ha permitido construir clubes únicos y completos. Ambos somos apasionados de este negocio, lo conocemos y tenemos una alta orientación al detalle y a la fórmula Body Shop. Hemos construido espacios que buscan estimular todos los sentidos, lugares para el encuentro, el ejercicio, el disfrute y la comodidad.

RS: ¿Se podría decir que lo que está viviendo hoy es algo que deseaba de niño?

AB: Nunca lo imaginé. De niño me visualizaba en la parte de construcción solamente. Dios me regaló a Noris y con ella un sueño que hice mío. Él me ha bendecido con toda clase de bienes y le doy gracias eternamente.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Un libro: Una Vida con Propósito

Un plato: Pasta con salsa de tomates natural

Un país: España

Un momento: Montear en mi motor

Una rutina: Entrenamiento a las 5:00 a. m.

Alguien a quién admira: Madre Teresa de Calcuta

Mi familia es: Un regalo de Dios

Noris es: Mi wao, mi todo.

NORIS CUENTA: “UN SAN VALENTÍN, HACE COMO SIETE AÑOS, LE DIJE A ANTHONY QUE NO QUERÍA HACER NADA Y QUE LO ÚNICO QUE QUERÍA ERA QUE ME COCINARA UNOS GARBANZOS GUISADOS. ÉL NUNCA LOS HABÍA HECHO, PERO A MÍ ME ENCANTARON”.