Inicio Columnistas Body And Soul Body and Soul: NeuroGym para todos

Body and Soul: NeuroGym para todos

BODY AND SOUL.

 

NeuroGym para todos

Con el objetivo de empoderar al usuario al momento de crear su programa de intervención integral en salud, nace este concepto de la mano de la doctora Mercy Taveras y un gran equipo de profesionales de distintas disciplinas. Inicia ante la detección de la necesidad de programas de salud de tipo integrador que abordarán al individuo en todos los aspectos que pudieran afectar su desenvolvimiento adecuado en sociedad, aquí comienza este proyecto conformado por profesionales de diversas áreas, que buscan la promoción de Salud Integral mediante un modelo integrador compuesto por terapias grupales, alternativas, innovadoras, creativas y cocreadas que facilitan la rehabilitación, estimulación e integración del usuario.

“El ser humano, al igual que nuestro cerebro, constantemente se ve obligado a realizar múltiples adaptaciones a nivel morfológico y funcional. Así como nos entrenamos en un gimnasio, nuestro cerebro requiere de un entrenamiento que fomente la mejora de su capacidad, conociendo esto y su inminente habilidad social, hemos creado un modelo único de salud, que no solo integre todo lo que concierne a las necesidades específicas del cuerpo humano, sino que utilice la creación de redes sociales que permitan fortalecer las destrezas aprendidas, e incluso aprender cosas nuevas”, argumenta la doctora Taveras.
Se conoce el concepto de salud integral, como el balance de todos los elementos que componen este estado, como son: los factores biológicos, psicológicos, sociales y culturales que rodean a un individuo, pero no existe un modelo que integre todas estas áreas mediante el trabajo profesional en equipo. Aprovechando este nicho de mercado, los doctores han querido ofrecerlo al público dominicano y todos los beneficios que acarrea.

¿A quiénes va dirigido?,

¿Es exclusivo para cierto rango

de edad, sexo, o nivel social? 

Formulamos esta pregunta y la doctora nos aseguró que está dirigido a personas que necesitan mejorar su calidad de vida, potenciando su capacidad funcional y social por medio de entrenamientos cocreados, personalizados y supervisados por un equipo profesional que trabaja en conjunto.

¿En qué consiste?

Nuestro sistema consiste en programas de intervención integral, en los cuales el usuario elige las áreas de su vida que busca mejorar, y donde tras una evaluación inicial, se establece un programa de intervención por parte de profesionales de las áreas específicas a trabajar, siempre tomando en cuenta la interacción entre una especialidad y otra. En estos programas las sesiones grupales y creación de duplas de soporte entre usuarios son nuestro punto fuerte, ya que garantiza el apego al entrenamiento, así como la creación de nuevos vínculos sociales.

Es importante destacar, que el ser humano no es solamente sus emociones o su cuerpo, es también todo lo que le rodea y lo que puede propiciar de una u otra forma algún cambio en él, por más imperceptible que este sea. No hay salud adecuada si no existe un balance real entre todos estos factores. Promovemos salud integral, pero también integradora, es decir, que se aborda desde las actividades físicas, hasta ejercicios que mejoren nuestra capacidad mental.

En la actualidad, no tienen un centro específico, sino más bien, sus programas se han estado realizando en diversos centros que promueven estilos de vida saludable, inclusión social y entornos educativos, proporcionando así diversas localidades en las cuales utilizar nuestros servicios, adaptadas a la necesidad y el interés de los usuarios.

Beneficios

Participar de la creación de tu programa de entrenamiento. Mejorar el balance entre cuerpo, mente y entorno.
Aumento de la capacidad de razonamiento y comunicación. Creación de nuevos vínculos sociales.
Oportunidad de adquirir herramientas de uso práctico en un entorno cotidiano. Prevención de enfermedades mentales y físicas. Aumento de la resiliencia. Recuperación de funciones y destrezas perdidas por alguna causa adquirida.

EDITORIAL.

¿Qué tan libre eres?

¿Qué tan libre eres con respecto a tus bienes? cuestionaba una hermosa reflexión que me llegó a través de mi amigo Paúl Rodríguez, como cada mañana a la luz del evangelio del día. Reparé en ella durante largo rato.
Fue como si martillara mi corazón. De todo el texto, exquisito por demás, esta pregunta era la más contundente. Nos ufanamos de tener el control, de que todo está sometido a nuestra voluntad, que somos dueños y señores de lo que poseemos, sin embargo, sin darnos cuenta, muchas veces, es todo lo contrario: las cosas nos tienen a nosotros… Un ejemplo sencillo, pero tan real y popular estos días, es el celular.
Realmente ¿tenemos el móvil o él nos tiene a nosotros? Si hacemos un análisis profundo, ¿puedo prescindir de mis redes sociales, cohibirme de gritar al mundo en qué país me encuentro de vacaciones, puedo dormir sin que nadie se entere que fui al restaurante de moda de la ciudad?… Hay otras personas que su vida es su vehículo.
No montan más de una x cantidad de personas, puesto que esto lo puede “dañar”, amén del peso que puedan tener dichos individuos, nadie puede comer dentro de él y tal parece que pueden estar al borde de un infarto, si por alguna casualidad, aparece un rayón en la carrocería. Hay otros que su cuenta bancaria es su equilibrio y sostén.
Los numeritos dictan su estado de ánimo, por esto, dependen de este sube y baja tan natural como la vida misma. Todos estos ejemplos, (hay muchos más), nos permiten responder a la pregunta inicial. Ojalá que nada ni nadie nos robe la libertad que nos hace felices, estar libres de cualquier apego.