Inicio Ritmo Personal Espacios Adéntrate en el nido de amor de los Kennedy

Adéntrate en el nido de amor de los Kennedy

Beverly House

ESPACIOS. 

Beverly House, Los Ángeles, California 

fotos Fuente externa

La luminosidad, el colorido y la frescura se adueñarán de tus sentidos al momento en que tus ojos visualicen de cerca cada espacio de una de las mansiones más exuberantes que pueda existir. En esta ocasión, hacemos referencia a Beverly House, que está asentada en la ciudad Beverly Hills, hogar de grandiosas luminarias del cine y la música.

Cuando ingresas a este suntuoso palacio, automáticamente te transportas a una exótica isla mediterránea por sus auténticos detalles que llenan de esplendor los rincones que lo conforma. El lujo y la elegancia la encuentras por doquier en los elementos que decoran su interiorismo. El terreno donde está enclavada esta vivienda de 5,000 metros cuadrados es de 1.5 hectáreas, que albergan grandes terrazas con capacidad para 400 comensales sentados en una mesa, por lo que majestuosas recepciones han debido celebrarse en ella. Esta casa cuenta con 19 habitaciones, 29 baños, una piscina olímpica, una cancha de tenis, dos salas de cine, una espaciosa cocina, una biblioteca y una sala de billar.

Los interiores de cada estancia están forrados totalmente de madera con paneles tallados a mano, así como sus grandes ventanales de suelo a techo que permiten una privilegiada entrada del sol que logra iluminar todo a su paso. Asimismo, sus estupendos mobiliarios hacen juego con vistosas lámparas e imponentes obras de arte que rodean las paredes de este palacete, pero también, esculturas de animales adornan los lugares de esta opulenta residencia. Cabe destacar que una de las obras maestras de la historia del cine es Ciudadano Kane y se filmó aquí, en 1956.

Esta narra la vida del magnate de la comunicación y propietario de esta mansión, William Randolph Hearst. Además, se convirtió en el nido de amor para la luna de miel de los Kennedy. No cabe dudas, que Beverly House ha sido testigo de encantadoras historias y de maravillosas fiestas.

El diseño de la mansión, de estilo mediterráneo español, estuvo a cargo del arquitecto Gordon Kaufmann, quien fue contratado en 1927 por el entonces propietario de esta, el banquero Milton Getz. Años después, en 1946, la actriz Marion Davies compró la casa para su amante, el magnate de la comunicación William Randolph Hearst. Adentrarse en Beverly House es hacerlo en la época gloriosa de Hollywood.