Inicio Columnistas Avatares y Luna

Avatares y Luna

AVATARESYLUNA.

Marina Osborne

AVATARES-Y-LUNAS

Lectora empedernida, librepensadora y en modo alguno erudita ni intelectual…
[email protected]
Twitter: @marina_osborne

“La soledad es un concepto anglosajón. En Ciudad de México, si eres el único pasajero en un autobús y alguien sube, no solo se sentará a tu lado si no que se recostará de ti”.
Manual para mujeres de la limpieza,
Lucia Berlin.

-Qué tanto os reunís a hablar de libros. ¡Si es todo el tiempo! No se puede leer tanto. ¿Vosotras no leísteis suficientes libros en la escuela?- Es mi amigo Pedro quien habla sonriendo con cara de burla. Nos miramos buscando una respuesta y decidimos mejor preguntarle -Y tú, ¿por qué no lees?
-Porque me aburren los libros, son un rollazo- fue la respuesta. -Leo en el móvil, leo en el trabajo, leo las noticias……no necesito más. -¿Que te aburren los libros? Pues mejor ni te contamos lo que estamos leyendo, no vaya a ser que mueras del aburrimiento.
El truco funciona y luego de mucho insistir aceptamos susurrarle con misterio el último título que estamos devorando: Encuentro con la Sombra, el poder del lado oscuro de la naturaleza humana. Error. Nos mira con cara de “ahora sí confirmo que se chalaron”, da la vuelta y nos deja con la palabra en la boca.

Firma-Marina-Osborne

No solamente Sombras 

Pero ya que estamos en estas, mejor os cuento de qué va este “encuentro” para que os deis cuenta de la maravilla que es este libro: hace más de 15 años, Connie Zweig y Jeremiah Abrams, por diversas razones personales, deciden elaborar un compendio de ensayos breves escritos por las mentes más representativas en el mundo de la psiquiatría, psicología, sociología y arte, sobre el lado oscuro del hombre: ese inconsciente desconocido y omnipresente, que toma decisiones por nosotros y que puede torcer nuestra voluntad y destino.
Encuentro con la Sombra es un libro fascinante, que explora (y nos hace explorar) ese lado oscuro que se manifiesta a todos los niveles: empezando por el individuo, va ensanchando su radio de acción hasta culminar con la sombra colectiva de las sociedades y las naciones. Es imposible permanecer indiferente: se crean los paralelismos y las conexiones de inmediato, desde el primer ensayo que se lee.
Para que me entendáis mejor, la tesis del libro sigue las propuestas de Carl Jung, que en palabras simples quieren decir que todos llevamos dentro un “Mr. Hyde” para el “Dr. Jekyll” que somos. Y como es un libro que leemos a solas, no podemos negarnos a nosotros mismos que nos encontramos en esas páginas (que soy yo quien se comporta así) que nadie está exento de su sombra.
-Marina, hace mucho que no escribes, pero siempre estás con un libro en la mano. ¿Qué te pasa?- es mi esposo que hace una rara intervención en los asuntos de Marina Osborne. Lo que pasa, le digo, es que los libros que he leído últimamente son demasiado densos, no son para reseñar en una página… y le comento sobre Encuentro con la Sombra. -Pues escribe sobre ese, es su escueta respuesta.
Y eso hago. La magia de leer es justamente lo que Encuentro con la Sombra ha demostrado: un libro puede transformar nuestra forma de ver el mundo. Pero también la manera en que nos percibimos. Nos puede indicar el camino, o darnos opciones. Nos restriega en la cara nuestro hubris, pero al mismo tiempo la posibilidad de redención.
Esto, también es un libro. No es una novela, no es un cuento, no es historia. Es un conjunto de ensayos sobre un tema distinto a lo usual, pero de mucha actualidad y que no deja indiferente a ningún lector. (Como me parece que mi amigo Pedro tiene muchas sombras en su vida, debería leerlo para reconocerlas antes que acaben con él……)
“…las proyecciones suelen ser intercambios – transacciones pactadas por ambos miembros de la pareja, por así decirlo– de aquellos aspectos reprimidos de su propio Yo… cada uno ve en la pareja lo que no puede percibir en sí mismo y lucha incesantemente por cambiarlo”. Cap. 11

En proceso de lectura: Sapiens (De animales a dioses) de Yuval Noah Harari, No llorar, de Lydie Salvayre.

Botas-Avatares

Psiquiatra y psicoanalista suizo. Padre de la psicología analítica, que establece la individuación (principal tarea del desarrollo humano) a partir de elementos conscientes e inconscientes del individuo.