Inicio Colaboradores Avatares Y Lunas Avatares y Luna: Creer o no creer, he ahí el dilema…

Avatares y Luna: Creer o no creer, he ahí el dilema…

AVATARES Y LUNA.

La novela empieza con un guapo y joven Román Sabaté, lleno de dudas, perdido en la vida, fluyendo sin rumbo definido. Un encuentro fortuito con Sebastián Petit, tal vez más perdido que él, pero con más cerebro, lo lleva a Buenos Aires y a entrar en el círculo, el anillo, el circuito exclusivo, de uno de los políticos de más arraigue en el momento, Fernando Rovira, exponente de la “nueva política”, hábil y manipulador.
Claudia Piñeiro, nuestra autora de hoy y una de las más leídas en la literatura argentina, es economista y contadora. La escritura la vivía en paralelo, hasta que salió a la luz pública en el 1992. De ella conocía Tuya y Las viudas de los jueves, ambas llevadas a la pantalla. De Las maldiciones, dice: que  “La política siempre me interesó…
” y critica los discursos vacíos de los políticos de hoy “… parece que alguien dijo que es mejor dar mensajes más sencillitos, que la gente entienda. Yo siento que un político me subestima cuando me habla de cosas tan poco elaboradas”.
Y por eso ella “elabora” este libro en cuatro dimensiones: Fernando Rovira y su afán por dividir la provincia de Buenos Aires; Román Sabaté, secretario personal del líder, y su ingenua lucha por salir del anillo de Rovira; la China, periodista que está escribiendo un libro sobre la “maldición” que impide que ningún gobernador de Buenos Aires llegue a presidente de la República; y la magia y leyendas que rondan La Plata.
Si hay o no símbolos masones en toda la ciudad, si hay calles subterráneas o pasadizos secretos, no lo sé…
lo que es indiscutible es que la Piñeiro nos entrega una novela que es a la vez historia de una ciudad, radiografía de la cúpula de un partido político, ensayo psicológico sobre las reacciones y lo que sería capaz de llegar a hacer la gente sometida a estrés extremo, y sobre todo, una novela sobre la importancia de decir lo que el otro quiere oír. En este caso, el electorado.
Entrelazados en estas tramas, hay personajes entrañables, como el tío Alfonso, el obsesivo Sebastián y el pequeño Joaquín. Y el hilo conductor, no lo olvidéis, que son las maldiciones… Maldiciones dichas por una hechicera (o un hechicero, que no solo las mujeres, usamos estos poderes) en un momento de la historia, y que pasan siglos y aún persisten, o la gente las sigue creyendo. Para muestra, la madre de Rovira, Irene, que tiene “un don” que usa para ayudar a su hijo a lograr sus fines.
Claudia Piñeiro sorprende con una novela distinta a todas las anteriores, pero sin perder su estilo, su prosa moderna y cuidada, su ritmo y su fina ironía. Y si queréis, podéis compararla con la que os recomendé en los Avatares pasados, y veréis ¡cuánto tienen en común! Y ya me contaréis…
“Nos pasamos la vida tratando de descifrar esto, la maldición con la que nacemos, el mandato, el karma, el pecado original, el sino trágico, el trauma de origen o como cada uno quiera llamarlo. No para cumplir ese mandato, sino para huir de él. O para elegir a quién echarle la culpa de nuestros males”. CP

EDITORIAL.

Lectora empedernida, librepensadora y en modo alguno, erudita ni intelectual…
[email protected]
Twitter: @marina_osborne
Los confines más oscuros del infierno están reservados para aquellos que eligen mantenerse neutrales en tiempos de crisis moral.”
Dante Alighieri, Divina Comedia, Canto III
¡¿Que te gusta la política?! Pues felicidades…te recomendaría tres libros, pero no sé si te gusta leer…  ¿Libros? ¿Cuáles? Son los tres libros esenciales para un político, deberías conocerlos. ¡Qué digo! Estoy segura que debes haberlos leído varias veces ya.
Miro a otro lado para que no vea mi cara aguantando la risa cuando me responde que ha leído tantos libros, que no puede decirme cuál es más importante, pero como soy buena, decido no torturarlo más. Pues a mí, si fuera política, me encantarían El Príncipe de Maquiavelo, El Arte de la Prudencia de Gracián y Las 48 Leyes del Poder de Greene, aunque esos debes sabértelos de memoria.
Los políticos y sus manías, sus fobias y sus costumbres han hecho correr ríos de tinta a lo largo de la historia. Sus supersticiones, también. Y es precisamente alrededor de esto último, que la escritora argentina Claudia Piñeiro arma su nueva novela, Las Maldiciones.