Inicio Columnistas Art De Vivre Tiempo y espacio: Joan Miró

Tiempo y espacio: Joan Miró

Uno de los ejercicios más interesantes para cualquier persona que se sumerge en el mundo del arte es poder disfrutar de las obras de sus artistas favoritos en diferentes contextos. En las últimas semanas he tenido la oportunidad de presenciar las obras del maestro español Joan Miró, en cuatro centros artísticos de tres ciudades distintas: su natal Barcelona, Madrid y Santiago de los Caballeros. El contraste de estas ciudades, cada una con una energía única, y las locaciones tan diversas en que se presentan estas obras, hacen que la experiencia sea incomparable.

Joan Miro

Joan Miró nació en Barcelona en 1893. En esta mágica ciudad estudió las Bellas Artes, y en 1918, de la mano del galerista José Dalmau, tuvo su primera muestra individual. En 1920, Miró viaja a París, donde se desenvuelve con artistas como Pablo Picasso, poetas como Max Jacob, Pierre Reverdy y Tristan Tzara. Dalmau fue también responsable de la primera muestra individual de Miró en París, en la Galerie la Licorne. Miró se une al movimiento surrealista. Su presentación en la Galerie Pierre de París fue uno de los momentos cúspides del movimiento. A partir de esto, Miró se inicia en el arte del collage y experimenta con litografías, grabados y esculturas surrealistas basadas en piedras pintadas y objetos recolectados del diario vivir. Su primera retrospectiva se sostuvo en el Museum of Modern Art de la ciudad de Nueva York, en 1941. Sus obras surrealistas contienen elementos infantiles característicos y una fuerte manifestación del orgullo nacionalista catalán.

Miro en Barcelona
Miro en Barcelona

Miró en Barcelona

La Fundació Joan Miró” fue creada en 1968 como un museo de arte moderno en honor a Joan Miró en la zona de Montjuïc de Barcelona. Es un tributo a la Barcelona que vio nacer a Miró, entre el barrio Gótico y La Rambla, la Barcelona de los trencadís de Gaudí… la Barcelona que entregó a Miró al resto del mundo, de donde surge toda su inspiración y donde Miró deja su profunda huella. La entidad ofrece un tour de Miró de la ciudad, aparte de un espacio en las colinas de Montjuïc dedicadas al artista.

Joan MiroMiró fue un artista cuyas raíces marcaron profundamente su obra, pero aunque estaba firmemente enraizado en su tierra, su alcance internacional fue sorprendente. Museos dedicados a sus obras han sido establecidos en su natal Barcelona, la “Fundació Joan Miró”, y en su ciudad adoptiva, Palma Mallorca.

 

 

 

Miró en Madrid

Miró en Madrid
Miró en Madrid

La capital española rinde homenaje a uno de sus más emblemáticos artistas en exposiciones permanentes y temporales. Esta primavera ve la obra lucirse en la colección permanente del Museo Reina Sofía, uno de los principales centros artísticos de España y en la muestra “Miró y el objeto” en el Caixa Forum que se localiza en el Paseo del Prado de Madrid.

 

 

 

Miró en República Dominicana

joanmiro5La Fundación Eduardo León Jimenes, con la colaboración del Centro Cultural de España y otras instituciones, presentaron en sus instalaciones de Santiago la muestra “Miró: Pintor, poeta” donde se visualizaron cincuenta y dos obras del artista catalán, en una experiencia única que incluyó dos partes: “El cántico del sol” (treinta y dos aguafuertes y aguatintas en colores) y “Maravillas con variaciones acrósticas en el jardín de Miró” (editadas en un portafolio con poemas del escritor Rafael Alberti).