Inicio Entrevistas Internacional Joaquín Sagués

Joaquín Sagués

INTERNACIONAL.

Joaquín Sagués

Apasionado.

El director mundial de los Campus Experience de la escuela de fútbol de Fundación Real Madrid, anuncia la celebración de su campamento de verano en Santo Domingo.

texto Mayra Pérez Castillo fotografía Julio César Peña locación Hotel Real Intercontinental
La Fundación Real Madrid es una institución que trabaja para devolver a la sociedad parte de lo que ella le da a la entidad matriz : Real Madrid Club de Fútbol; su reconocimiento es mundial y República Dominicana no es la excepción, tanto que su presencia aquí, luego de un año de establecida, ya tiene novedades que nos anuncia Joaquín Sagués.
Él ama contar lo que hace y, cómo esto transforma la vida de pequeñines y su familia. Su sonrisa y brillo en los ojos al hablar denota claramente la satisfacción de lo que implica ser el director mundial de Campus Experience de la Escuela de Fútbol de Fundación Real Madrid, que próximamente (el 12 de junio) estará  en Santo Domingo, precisamente esta es la buena nueva.
LA RAZÓN DE SER DE LA FUNDACIÓN ES LLEVAR A CABO PROYECTOS SOCIALES, EDUCATIVOS Y FORMATIVOS para niños y niñas de todo el mundo, los cuales están subdivididos en las 450 escuelas diseñadas para infantes de bajos recursos económicos o en situación de riesgo de exclusión social; “también están los Campus Experience, yo soy el director a nivel mundial. Es una iniciativa que nació en 2010, realizándose en Madrid, España con la participación de chiquitines de más de 83 países de los distintos continentes. A partir de 2012 entendimos que era injusto que solo pudieran venir al campus quienes pudieran pagar el ticket de avión, que en algunos casos resulta muy caro, dependiendo de la nación que se traslade; de esta reflexión nos planteamos empezar hacer campus en el mundo y ya estamos en más de 45 países de Europa, Asia, África y América”.
COMENTA QUE EN 2016 LA ENTIDAD LLEGÓ A TERRITORIO DOMINICANO DE LA MANO DE LA FUNDACIÓN ARMID, que es una entidad sin ánimos de lucro que trabaja en pro de la infancia local y su accionar es coherente con los campus experience, que es un programa educativo en el que se utiliza el fútbol como herramienta  para trabajar con niños y niñas entre 7 y 17 años en su formación y educación, durante una semana, aunque en ocasiones se replica. Durante ella se trabaja valores que van unidos a la historia del Real Madrid, tanto individuales como colectivos, de manera progresiva: el lunes se trabaja el Yo y el liderazgo, que en el campo del juego, al igual que en el diario vivir, deben tomar decisiones constantemente. El martes se dedica al autocontrol, la importancia de controlar las emociones, instintos, euforias, apatías e intentar tener un equilibrio emocional en la vida y se lo demuestran con ejemplos: “a los de 7 y 8 años cuando llegan en la mañana se les da un caramelo y les decimos no te lo comas porque si al finalizar el día no te lo has comido, te daremos tres caramelos más, pero si no, solo te comerás ese, ese día en el partido le hacen faltas injustas para ver cómo reaccionan y se hacen expulsar, afectando al equipo o si son capaces de autocontrolarse pensando en sí mismo y el colectivo… así sucesivamente el resto de los días se refuerzan los valores individuales, el trabajo en equipo, respeto a los compañeros y esfuerzo”.
RESALTA QUE ESTE PROYECTO BUSCA LA EXCELENCIA CONSTANTEMENTE, trabaja con equipos mixtos en cada país y en Dominicana también, entrenadores españoles de la Fundación Real Madrid con monitores dominicanos, que son jóvenes estudiantes o licenciados en áreas de pedagogía y sicología, cuya vocación es educar, convertirse en profesores. Ellos trabajan todos los días en el campamento acorde al concepto de cada día que incluye formación en busca de que conozcan sus capacidades y limitaciones, distribuidas en tres bloques, el fútbol, la diversión y la formación que incluye la importancia de la buena alimentación, aquí Sagués hace un paréntesis para comentar que llegado el día de verduras y pescados, hay chicos y chicas que se reniegan a comerlas, entonces el equipo opta por convencerlos, haciéndoles saber que Cristiano Ronaldo los come y la reacción es inmediata, se los comen con gusto.