Inicio Entrevistas Visionario Jaime Santana Bonetti

Jaime Santana Bonetti

Un legado familiar que cumple 50 años

VISIONARIO.

svs8485

texto: María Teresa Díaz foto: Silverio Vidal
En el año 1965 inicia la empresa PROPAGAS con la visión de su presidente don Arturo Santana Reyes, quien motivado por la sana intención de brindar un servicio a la nación y colocar en el mercado un producto de primera necesidad, en tiempos de grandes dificultades para la República, construye e instala una envasadora de gas licuado de petróleo (GLP) en el antiguo Hoyo de Chulín –a orillas del río Isabela– con una única unidad de transporte para distribuir y la suma de diez empleados.
svs8516En la actualidad, continuando el legado familiar, el señor Jaime Santana Bonetti es el director general de la empresa y, como tal, cumple con el compromiso de planificar y controlar el cumplimiento de los objetivos y metas.En la actualidad, continuando el legado familiar, el señor Jaime Santana Bonetti es el director general de la empresa y, como tal, cumple con el compromiso de planificar y controlar el cumplimiento de los objetivos y metas. Además, supervisa las operaciones diarias tanto dentro de las oficinas principales como en todos los lugares que la marca PROPAGAS está presente, verificando excelencia y calidad a los consumidores. Para Jaime Santana Bonetti todo comenzó al regresar de sus estudios universitarios en Boston. Nos comenta que sus inicios fueron en el área de ventas dentro del negocio familiar.

“Una de las mayores experiencias que he tenido dentro del Grupo, ha sido conocer y visitar todas las provincias del país”.

 

“Me formé con el conocimiento y la experiencia técnica necesaria del mercado y del correcto uso de nuestro principal producto, el gas licuado de petróleo (GLP). Siendo vendedor, obtuve habilidades de comunicación asertiva como la capacidad de escuchar las necesidades de nuestros clientes y así lograr nuestro propósito de ofertar un producto que cumpliera a cabalidad con la demanda de estos”. Tiempo después, se trasladó al departamento de Operaciones como parte de su desarrollo profesional.
“Tuve la oportunidad de conocer cada una de nuestras plantas envasadoras instaladas en todo el territorio nacional, familiarizándome con las distintas operaciones de cada una de ellas, según las distintas formas del mercado”. Luego de participar en todas las áreas durante todos esos años, permitiéndole completar un amplio conocimiento del negocio y una excelente preparación técnica, fueron asignadas las funciones de Compras y Finanzas hasta llegar a sus funciones actuales de director general. Este mes, la empresa cumple 50 años, prometiéndole a sus clientes lo mejor, una empresa familiar que sigue creciendo y, además, a través de la Fundación PROPAGAS esta socialmente comprometida con la nación.