Inicio Colaboradores Desde Mi Atanor Desde mi Atanor l El Cáncer: Una visión Holística

Desde mi Atanor l El Cáncer: Una visión Holística

DESDE MI ATANOR. 

RECORDEMOS EL PROCEDIMIENTO que tiene a su alcance la medicina occidental ante un paciente con cáncer, y es a lo que recurre:
Hace cirugía, corta, quita la cabeza y/o la parte afectada con cáncer, DECAPITA el tumor. Aplica radioterapia, quema, achicharra el tumor, esto es igual a la HOGUERA.
Procede a dar seguimiento a través de quimioterapia, es decir, ENVENENA las células dañadas. La quimioterapia es un agente citotóxico, que resulta venenoso para determinado tipo de células, por esto se aplica para eliminar las células dañadas, pero en el proceso se van todas, buenas y malas.
En cuanto al manejo oportuno para la curación del cáncer y según este procedimiento, nos encontramos aún aferrados a la época medieval, en que se recurría a los métodos más brutales de ejecución para provocar la muerte: decapitación, hoguera y envenenamiento, mientras los galenos al servicio de la salud, cuya misión es preservar la vida de sus pacientes, se encuentran impotentes y apenados, pese a todos los esfuerzos realizados, cuando no logran, a través de estos mecanismos, salvar al enfermo de cáncer.
En la actualidad, el cáncer no debe representar una sentencia de muerte. Cuando a alguien se le detecta cáncer, no ha de llenarse de miedos, pues este miedo le conducirá a tomar el camino que, al parecer, es el más corto…y el paciente, en tanto, se sentirá acorralado, no tendrá las fuerzas para tomar decisiones y se dejará guiar por donde le lleven, sea o no la vía adecuada…y no queremos esto.
Lo primero, tanto paciente como familia, han de aquietarse para que puedan analizar la situación desde una óptica que les permita considerar todas las posibilidades existentes para lograr que la persona afectada logre vencer esta mala situación de salud y salir airoso de ella.
Es muy importante elegir un buen oncólogo y, al mismo tiempo, el paciente esté abierto a un cambio de vida, alimentación, cotidianidad e incluir dentro de su tratamiento, terapias complementarias y alternativas como ozonoterapia, reiki, bioenergía, acupuntura, ayurveda, musicoterapia, etc.; estas deben ser bajo conocimiento y autorización de su médico. Recomendamos que el tratamiento del paciente afectado con cáncer sea conducido y esté bajo la supervisión de un médico oncólogo y un médico naturópata.
Hoy día muchos profesionales de la medicina se han formado en homeopatía, acupuntura y otras vertientes de la medicina natural. Del gran abanico de posibilidades de las terapias alternativas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado el reiki como terapia complementaria en muchos procesos de salud, para permitir un mejor y más óptimo tratamiento del paciente, lograr la sanación y el bienestar del mismo; pero aún no es suficiente, han de abrirse más puertas y posibilidades de acción a este campo de la naturopatía para que, junto a la oncología y otras ramas de la medicina tradicional, puedan acceder a otras posibilidades de curación que alcancen a trabajar a la persona, no la enfermedad, sus emociones, transmutar el padecimiento, liberar nudos que impiden que el organismo se encuentre en las mejores condiciones de salud y, definitivamente, ver al paciente como un ser multidimensional, abarcando el factor biológico, energético, psíquico y social.
“Si cambia la persona, cambia la enfermedad.” (JS)
“El tratamiento oncológico no debe abandonarse, debe conjugarse con las herramientas naturales que tenemos a nuestro alcance.” (JS)
Paz y bien, amor infinito.
Continúa…

EDITORIAL.

Los pacientes que padecen de cáncer y sus familiares, generalmente no encuentran otra salida a “su sanación” que no sea la quimioterapia y la radioterapia; es el recurso que les presenta la ciencia, unido a una saturación de medicamentos en el día a día.
¿Es esto realmente la solución?
Las grandes potencias mundiales invierten mucho capital en investigación y desarrollo científico, armamentos, tecnología, energía renovable… ya no tanto en misiones hacia el espacio, por suerte; pero, en efecto…¿están acercándose a la verdad? o ¿la sobrepoblación mundial representa un gran dolor de cabeza y es mejor ir por partes…?, o ¿encontrar resultados viables y menos accidentados para la curación del cáncer no es negocio para las grandes farmacéuticas?