Inicio Ritmo Personal Bitacora Lagunas Paradisíacas

Lagunas Paradisíacas

BITÁCORA.

Lagunas Paradisíacas

texto Ricardo Segura fotos Fuente externa
Aunque a veces se las describe como “las piscinas más grandes del mundo”, se trata de un concepto diferente que se apoya en una tecnología capaz de transformar cualquier lugar del planeta, incluidos los desiertos, en un paraíso idílico de playas.
La multinacional Crystal Lagoons es quien se dedica a fabricarlas y cuenta con más de 600 proyectos en distintas etapas de planificación, diseño, construcción u operación en 60 países.
Algunas de las obras destacadas que están desarrollando son Wynn Paradise Park (Las Vegas, Nevada, EE. UU.), Mohammed Bin Rashid al Maktoum, City-District One (Dubai, EAU), Mia (Miami, Florida, EE. UU.), Diamante Life (Los Cabos, México) y Alcazaba Lagoon (Casares, Málaga, España).

 

LA LAGUNA MÁS GRANDE HECHA POR EL HOMBRE

Pero, de momento, ya ha obtenido un gran éxito por la laguna cristalina más grande del mundo construida por el hombre, que tiene 11,3 hectáreas y está ubicada en pleno desierto del Sinaí, a 5 km del balneario turístico Sharm El Sheikh, en lo que será uno de los resorts más lujosos de Egipto.

El proyecto global egipcio se ubica en un terreno de 750 hectáreas y contempla un total de 10 lagunas, que cubrirán una superficie de más de 100 hectáreas de agua cristalina frente al estrecho de Tirán, que separa el mar Rojo del golfo de Aqaba, utilizando agua salina de capas subterráneas que actualmente no tienen ningún uso alternativo, según Crystal Lagoons.

Esta empresa ha roto así su propio récord de 2007, cuando la laguna de 8 hectáreas de San Alfonso del Mar, en Chile, fue certificada como la más grande del planeta por la organización “The Guinness World Records”.

Citystars Sharm El Sheikh, parte de Citystars Properties, según Crystal Lagoons, contará con 30,000 unidades residenciales (apartamentos, chalets o bungalows), además de varios hoteles, campos de golf, puertos deportivos, un museo y un gran centro comercial, con una inversión asociada de 5,500 millones de dólares.