Inicio Entrevistas -Portada- Mar Flores: “Nada me hace mayor ilusión que llevar a la Ciudad...

Mar Flores: “Nada me hace mayor ilusión que llevar a la Ciudad Colonial por el Mundo”

Compartir

EN PORTADA.

GENUINA.

Mar Flores

“Nada me hace mayor ilusión que llevar a la Ciudad Colonial por el Mundo”

entrevista Natalia Nachón / fotografía Luis Vidal / asistente fotográfico Samii Arias / estilista Eddy Gómez / diseños Silvia Tcherassi / carteras Mar Flores Madrid / maquillaje Víctor Hugo / peinado Nadiel Beltrán / locación Casas del XVI

Dejándonos seducir por las vibras propias de la semana de la moda dominicana, caminamos junto a la “it girl” española, Mar Flores, por las hermosas calles de la Ciudad Colonial, respirando y disfrutando de la magia mientras nos preparábamos para un shooting muy especial.

Ella llevaba los diseños de Silvia Tcherassi, quien estuvo temprano con nosotros en Casa Antillana, del grupo de hoteles boutique Casas del XVI; el hogar de Mar durante toda la semana, coordinando los últimos detalles. Se trataba de piezas que el público vería por primera vez esa noche, en pasarela, durante el gran cierre de DominicanaModa. Mar propuso fusionarlas con sus bolsos y con esos aires desenfadados que tanto le caracterizan. De repente, nos encontramos sentadas en terraza, con los rayos del sol acariciándonos el rostro. Se tomó un café, sonrió e iniciamos esta conversación.
RS: La Alcaldía del Distrito Nacional le nombró “Amiga Distinguida de los Amigos de la Ciudad Colonial”, Primada de América. ¿Qué significó este reconocimiento para usted?
Mar Flores: Me siento muy honrada de que me hayan hecho este nombramiento. Vi crecer el proyecto de recuperación de la Ciudad Colonial desde el principio, por amigos que emprendían este proyecto. Llevo a Santo Domingo y a República Dominicana en el corazón. De hecho, en el diseño de mis bolsos y en mis propias marcas, trabajo con artesanas dominicanas, por lo que no puede hacerme más ilusión llevar este nombramiento por el mundo y hacerlo patrimonio universal.

“Mis diseños comenzaron apoyando un proyecto solidario, ayudando a una comunidad de artesanos. esa es la esencia de mar flores madrid y no la quiero perder, nunca”.

RS: Silvia Tcherassi y usted son muy buenas amigas… ¿qué se siente modelar diseños, creaciones, de personas tan cercanas?
Mar Flores: Se siente un compromiso y una responsabilidad muy grande. Siempre le pones pasión a tu trabajo, pero en esta ocasión es doble compromiso. Te digo, me siento muy feliz de poder llevar la moda, en este caso colombiana, traerla aquí, unir más lazos internacionales. Todo lo que signifique el cruce de culturas y visiones siempre ha resultado sumamente apasionante para mí, así que me lo disfruto. Claro, en cualquier caso, está esa constante en mí de adaptar los diseños, la moda, llevarlo a la calle, intento hacerlos míos, darles mi propio estilo.

RS: A propósito, ¿cómo definiría el suyo? ¿Ha cambiado con los años o sigue siendo el mismo?
Mar Flores: No, claro no, definitivamente el estilo cambia. Yo creo que en un principio, cuando eres más jovencita, sigues más las tendencias, pero a la medida que vas madurando y conociendo, todo lo que intentas, no es tanto seguir la moda, sino lograr la simplicidad y la elegancia, transmitir eso con todo lo que llevas puesto. Creo, a final de cuentas, es uno de los aprendizajes más valiosos que me han dado estos 20 años en la industria.
RS: Hablando de diseños, usted también ha incursionado en esa rama de la industria. ¿Cómo surge la idea de los bolsos? ¿Qué comunica “MFM” (Mar Flores Madrid) y a quién le hablan sus creaciones?
Mar Flores: Mis diseños comenzaron apoyando un proyecto solidario, ayudando a una comunidad de artesanos y esa esencia no la quiero perder, nunca. Todo esto inició en Altos de Chavón, curiosamente. Colaboro desde hace muchos años con Women Together, de Naciones Unidas y, en esta ocasión, pues trabajamos en conjunto con la Parsons. Ellos tienen un banco de horas, que significa que profesionales de la moda dan su tiempo para formar artesanas a conseguir que sus productos se vendan fuera de la zona local donde están, a través del microcrédito. Entonces, mi primer proyecto consistió justo en esto, en ayudar a artesanas dominicanas a crear diseños, bolsos. El desfile se hizo en Altos de Chavón junto a una cena benéfica donde la venta de la colección fue brutal. Recuerdo la alegría de las artesanas de ver que sus diseños hechos con materiales tipo telas de hamaca y demás similares, fueron capaces de trasladarse a la moda de manera tan magnífica. Ver y experimentar la ilusión de ellas despertó en mí la idea de crear mi marca con estas premisas. Así nace hace ocho años Mar Flores Madrid. Allí intento hacer diseños que no he encontrado en el mercado, unos bolsos grandes, cómodos, versátiles 24 horas, de esos que puedes usar desde la mañana hasta la noche, cambiando accesorios y llevándolos a una vida que es la que tengo yo, donde me levanto por la mañana, voy a la oficina, reuniones, busco a mis niños al colegio a la 5 de la tarde, y directo a veces tengo que pasar a un coctel o alguna que otra actividad. Es eso lo que persigo, adaptar mis diseños a una vida de mujer ejecutiva, que también es madre, una mujer que lo es todo y que es de ahora, es a ella a quien le hablo.

RS: ¿Qué tan a menudo podemos disfrutar de nuevas colecciones?
Mar Flores: Empecé lanzando dos al año: Otoño-Invierno y  Primavera-Verano. Hoy en día trabajamos cuatro por año, que son las mismas que teníamos al principio y dos más, tipo cápsulas, que son: Cápsula Navidad y Cápsula Crucero.
RS: ¿Qué está ocurriendo justo ahora en el tras bambalinas de su marca?
Mar Flores: Viene el verano, así que estamos trabajando esa colección, que es un poco donde he intentado involucrar más colorido, más telas artesanales de todas partes del mundo. Es, sin lugar a dudas, una colección más divertida. Aunque nada resulta más entretenido para mí que el proceso de diseño. Estamos muy pendientes de las tendencias, las intentamos adaptar. Yo tengo una regla que me funciona bastante bien y es no ir nunca netamente a la moda, sino, más bien, apostar por lo que se mantiene, a lo atemporal.

“En esta vida todo se trata de renovarse o morir. La adaptación es elemental. Hay que saber cuándo es momento de subir a pasarela, pero también tener muy claro cuándo es tiempo de bajar y seguir explorando”.

RS: ¿Es lo e-commerce (venta de productos a través de medios digitales) la norma en su firma?
Mar Flores: Mis productos están online, pero también estamos presentes en los grandes almacenes del Corte Inglés de España. Previsiblemente estarán en tienda propia, pero siéndote muy honesta, nada me hace más ilusión que poder comercializarlos en América Latina, sobre todo en República Dominicana, ya que aquí fue donde todo comenzó.

RS: Con agenda tan apretada, ¿cómo se logra el balance entre la Mar de cara al público y de cara a los hijos?
Mar Flores: Yo creo que hay la Mar mamá y la Mar trabajadora, como cualquier madre, cualquier mujer de hoy en día. Para mí, la única fórmula es programarte. Desde que despierto temprano por la mañana, me organizo, de forma que desayuno con mis niños todos los días, los llevo al colegio, los dejo allí y a partir de entonces, el tiempo que ellos están en clases, es mi tiempo de trabajo. Es la forma en la que yo me siento bien y que ellos sienten que su mamá está presente. Se trata de equilibrar con agenda lo mejor de ambos mundos.
RS: ¿Cómo podría decir que ha ido evolucionando su profesión con el paso de los años y la llegada de las redes? ¿Soñó alguna vez con hacer blog?
Mar Flores: Ha sido un poco lo que la vida me ha ido poniendo. Empecé en la moda, casualmente buscaban la modelo de los 90 de la revista Elle, y yo lo gané. Fue entonces cuando me introduje al mundo de la moda. Partí a París con una maleta de fin de semana y empecé a estar cada vez más presente dentro de la industria. Con el tiempo me tocó adaptarme. Para mí la prioridad siempre ha sido la familia, y con la llegada de mi primer hijo pues me di cuenta que ya no podía trabajar con tanta frecuencia a nivel internacional; entonces me enfoqué en España. Allí hice programas de televisión, mi pinitos como actriz en tres películas para cine y a partir de entonces de eso se ha tratado el proceso: adaptar mi trabajo a mi vida personal. Con mi último embarazo, el de mis mellizos, tuve que hacer un poco de reposo y ese tiempo lo aproveché para estudiar sobre las nuevas tecnologías que venían en ese momento, que era la integración de las redes sociales y todo esto que estamos viviendo ahora. En en esta vida todo se trata de renovarse o morir. La adaptación es elemental. Hay que saber cuándo es momento de subir a pasarela, pero también tener muy claro cuándo es tiempo de bajar y seguir explorando nuevas tendencias. De eso se trata si uno quiere seguir en el mercado laboral.

RS: Con tantas visitas al país, primero Punta Cana, luego la Ciudad Colonial, ¿cómo siente la República? ¿Cómo ha cambiado su visión de la isla desde aquella primera vez que visitó hasta ahora?
Mar Flores: Cuando llegué al país por primera vez fue como destino vacacional puramente. Recuerdo experimentar una sensación de libertad, de cordialidad, de sentirse uno libre, incluso mis niños lo sintieron así, tanto que nos quedamos dos cursos escolares aquí. Según lo he ido visitando pues me ha encantado la cultura, las tradiciones, la alegría de la gente. Es un país que te hace sentir muy cómodo, y luego, además, es un país que sigue luchando por su propia idiosincrasia y eso me parece fascinante.

“Se siente un compromiso y una responsabilidad doblemente grande llevar los diseños de amigas, como Silvia Tcherassi, pero es muy apasionante”.

RS: Simpatizo con su respuesta (risas). ¿Cómo ve todo esto reflejarse en DominicanaModa?
Mar Flores: En DominicanaModa he visto una evolución muy grande desde que vine la primera vez hasta ahora. Veo que existe un trabajo muy importante por parte de toda la gente que forma parte del mundo de la moda para que DominicanaModa se internacionalice y eso me gusta.
RS: De todos los roles que desarrolla, ¿algún predilecto?
Mar Flores: Yo creo que una de las motivaciones que he tenido en la vida desde siempre es el deseo de ser una mujer independiente económicamente, luchadora y generosa. Creo que para mí lo importante es que esas tres pinceladas estén presentes en cualquiera de los roles que esté desarrollando.

RS: ¿Cómo diría que ha cambiado su rutina de belleza desde los inicios como modelo hasta ahora que es madre de cinco?
Mar Flores: Creo que eso lo tengo integrado en mi estilo de vida desde muy jovencita. Formo parte de una generación importante de modelos que son las de los 90 (Claudia Schiffer, Cindy Crawford) cuando no existían las tecnologías de hoy en día, que son los retoques, el Photoshop y donde realmente se exigía una disciplina muy grande por parte de las modelos. En mi época, llevar una dieta muy estricta era imprescindible. Creo que desde la fecha es lo que hago. Soy disciplinada, me cuido, me alimento, hago deporte todos los días, eso no ha cambiado. Lo que sí, es que he integrado nuevas prácticas, con los años le he dado más prioridad a la mente; entonces he incorporado a mi día a día la Yoga Meditación, me ayuda a mantenerme sana, de cuerpo, cabeza y alma.
RS: ¿Qué le gustaría decirle a la Mar de hace 20 años atrás y a la Mar de dentro de 10?
Mar Flores: ¡Wow, qué pregunta! Diría: “Here we go” (risas). A la del pasado, que he crecido como persona, que se sentirá orgullosa de su cambio, de la mujer en la que se ha convertido. Estoy satisfecha de cómo he manejado todas las situaciones de mi vida, y me siento plena y muy realizada, entonces te podría decir que tengo un balance de todo lo que he sido y lo que soy y no espero más que disfrutar mi día a día que es lo que a uno le llena, ¿no?, disfrutar el presente y esperar así el futuro.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Un color: Azul mar.
Una emoción muy frecuente en su día a día: Plenitud.
Un libro: El Principito, los ritos son necesarios.
Una característica que comparten todos sus hijos: La generosidad.
Perro o gato: Perro.
Una ciudad del mundo: Santo Domingo.
Nombre que llevaría un bolso inspirado en su vida: Feel Free.
Lo primero que piensa cuando se despierta: Be trendy.