Inicio Entrevistas Internacional Billy Kheel: En su interior habían sentimientos que se convirtieron en su...

Billy Kheel: En su interior habían sentimientos que se convirtieron en su musa

Compartir

INTERNACIONAL.

Innovador.

Billy Kheel

En su interior habían sentimientos que se convirtieron en su musa

texto Mayra Pérez Castillo fotos Hussein Katz
La quietud del invierno ejercitó la imaginación artística de Billy Kheel, quien permaneciendo en su estudio, tras los días grises y fríos, característicos de esta estación en Los Ángeles, California, viajó a la calidez y lluvia de colores que dieron como resultado un Edén en el trópico… República Dominicana, ¿por qué no? Aquí le atraen sentimientos personales, atados a lazos familiares que, en esta ocasión, le fueron musa para su más reciente trabajo, en el que reina un universo de tonalidades que hacen particularmente exótica la colección #tropicaldreamz.
La simpatía y buen humor que acompañan su trabajo lo han dado a conocer en el aspecto internacional y estuvieron presentes en el momento de ejecutar aquella imaginación, lo cual confiesa que es una forma de combinar las ideas de nuevas maneras que la gente no ha pensado antes. “El humor nos permite yuxtaponer ideas que normalmente no pensamos o que podríamos tener miedo de decir en otro contexto. También me encanta que un buen sentido del humor provoque una reacción física, la risa, cuando se hace bien”.

Es que en el arte encuentra un nexo directo de comunicación con quienes aprecian su labor. Pero detrás de todo lo que se aprecia hay una historia hermosa que contar. Cuenta que parte de lo que ejecutó en su reconocida técnica de apliqué de fieltro estaba en su memoria, ya que él es originario de la Florida, vivió en Puerto Rico y actualmente está radicado en Los Ángeles. De ahí sus conexiones con las palmeras y las altas temperaturas. “Mi hermano todavía vive aquí en la República Dominicana y me está enseñando cosas nuevas al respecto todo el tiempo, es lo que es emocionante, la mezcla de memoria y descubrimiento”, relata.

El arte siempre ha sido importante para Kheel, quien dice que tuvo dos puntos de inflexión reales que lo convirtieron en el centro de su vida: se trasladaba a Los Ángeles, que es un lugar que tiene una gran energía creativa y una apertura a muchos tipos de arte; y su punto decisivo fue tener la oportunidad de hacer una exposición individual aquí en la República Dominicana en la galería de Thimo Pimentel en Punta Cana. “Recuerdo haber viajado con él un día y se volvió hacia mí y me dijo: Y ahora, tú eres un artista”.

Desde aquel momento este es su mayor placer, con el que puede difundir la idea de la creatividad en acción para tantas personas como pueda. Ya sea con sus propios hijos, visitando escuelas y talleres o viajando a diferentes lugares como República Dominicana, le encanta escuchar a la gente decir que no han visto nada parecido antes, luego de ver sus trabajos.

#tropicaldreamz

El nombre es un hashtag que surge más al azar. “No sé por qué, pero ese hashtag tiene un grupo realmente ecléctico de posts que empujan más allá de los estereotipos tropicales de sentarse en una playa con una piña colada y eso es lo que quiero hacer con esta exhibición”.
Billy estuvo trabajando en este concepto durante varios meses y confiesa que le fue difícil conceptualizar cómo quería hacer este trabajo sin parecer un turista o un feo americano. “Quise equilibrar algunas de las cosas históricamente grandes de la isla, como la historia del béisbol, con algunos elementos más oscuros, como un hogar ardiente o palmeras oscuras con un cielo rojo ominoso”.
En el proceso artístico e intención, logró suaves esculturas y tapices utilizando fieltros e hilos; con estos elementos es que lleva a cabo su trabajo, en cuyo concepto conjuga lo masculino frente a lo femenino; ordinario vs académico, todas con su sello de calidez.